Subsidios: Nación diseñó una Canasta Básica Energética con un fuerte recorte para la Patagonia

Los lineamientos del nuevo sistema de subsidios tendrán un fuerte impacto en la región . Al achique de beneficiarios, se suma un tope de consumo alejado de los niveles reales para el servicio de gas.

El próximo jueves el gobierno presentará en una audiencia pública el nuevo sistema de subsidios a la luz y el gas que tiene cambios radicales ya que dejará de subsidiar tarifas completas para reconocer solo la parte que cada familia no pueda cubrir sobre una Canasta Básica Energética (CBE), un consumo modelo que, en el diseño que se difundió, discrimina a las provincias patagónicas al fijar topes de consumo que no tiene relación con los valores habituales.

En este nuevo paradigma, además de existir criterios de exclusión como tener un auto o moto de menos de 5 años, el aporte estatal solo cubrirá la parte de un consumo modelo prefijado si el mismo excede el equivalente al 10% de los ingresos familiares, un cálculo que en la región para este invierno pondría el tope de ingresos cerca de los 450.000 pesos.

Para comprender el impacto que la propuesta de la Secretaría de Energía tendrá en la región hay que comenzar observando el cuadro actual. Hoy cerca del 55% de los usuarios residenciales de la Patagonia tienen subsidios en sus tarifas por el sistema de segmentación.

Además, todos los usuarios residenciales tienen un descuento del 50% en el costo del gas por la Zona Patagónica. Un beneficio similar a la Zona Fría del gas, que es mucho más extensa y se aplica solo desde el 2021.

Si bien se trata de fondos fiduciarios y no de subsidios, es decir se nutren con un cargo que pagan todos los usuarios del país, el gobierno ya buscó eliminar estas zonas por medio de la fallida Ley Ómnibus.


La nueva Canasta Básica Energética


Ahora con el nuevo sistema de Canasta Básica Energética el gobierno vuelve de alguna forma a la carga, no en un intento directo de eliminación ya que ambos sistemas fueron aprobados por ley, sino al fijar el techo de consumo de dicha canasta para la Patagonia por debajo del 50% del consumo promedio.

Al observar la nueva Canasta Básica Energética diseñada, los valores máximos para el consumo de gas de las provincias patagónicas están por debajo del 50% de un consumo habitual, de forma que si una familia tiene subsidios al gas, no se solaparán con el descuento de Zona.

Desde la Secretaría de Energía de la Nación detallaron a Energía On que “la zonas bioclimáticas de la Canasta ya contemplan las zonas frías, por lo que sería superponer subsidios”.

Una definición que parte de un concepto que en la documentación presentada por el gobierno se indica en varias oportunidades: el consumo en la Patagonia es tres veces más alto que el de algunas ciudades europeas ubicadas en similares franjas climáticas.

Según la documentación presentada por el gobierno para la audiencia pública se dividió al país en seis zonas bioclimáticas: muy cálido, cálido, templado cálido, templado frío, frío y muy frío.

Y para esto se siguieron los parámetros de la norma IRAM 11603:2012 de Clasificación bioambiental de la República Argentina. Pero esa norma IRAM no dice lo mismo que definió el gobierno, ya que la misma no reconoce solo 6 zonas bioclimáticas sino un total de 12 áreas al contabilizar subzonas.

En la práctica esto hace que en la zona 4, denominada Templado Frío, al no contabilizar las 4 subzonas que la norma IRAM identifica, se tome en iguales condiciones a los usuarios de Neuquén, General Roca, como a los de Cafayate en Salta, Tandil en el centro bonaerense o incluso los de Mar del Plata.

Los consumos modelos de gas natural para estas ciudades que señala el gobierno son los mismos, a pesar de las diferencias climáticas existentes.

Por ende, en la Canasta Básica de consumo que difundió Nación la cantidad de metros cúbicos asignados para los casos de Neuquén y General Roca están muy alejados de los promedios que reconoce el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) como consumos promedios, pero también de lo que son las escalas de usuarios de la distribuidora Camuzzi Gas del Sur.

El dato

50%
del costo del componente gas de las boletas es el descuento que se realiza por Zona Patagónica.

La cuenta de Nación marca un consumo anual máximo para esta Zona 4 de 1.444 metros cúbicos por año para una familia de más de 4 integrantes, que es reduce hasta 1.165 metros cúbicos anuales si en la casa viven una o dos personas.

Es que la CBE considera no solo las variaciones según la cantidad de integrantes del hogar, dividiéndolo en 3 grupos: 1 ó 2 personas, 3 ó 4, y más de 4.

Pero volviendo al tope de 1.444 metros cúbicos anuales, el mismo no tiene relación con los consumos normales del Alto Valle ya que ni siquiera llegaría al umbral que Camuzzi fijó para la categoría más baja de usuarios, el R1, que es 1.700 metros cúbicos anuales. Es decir que incluso la categoría de consumo más baja hoy existente está un 15% por arriba del techo fijado por Nación.

Si se compara con el usuario clásico de una familia tipo (R3.1), el umbral es de 3.250 metros cúbicos en el Valle, un 55,5% por arriba del techo fijado por Nación.

Y esto queda muy en claro en los consumos fijados por Nación como tope para julio, el mes que tradicionalmente más gas se usa, ya que mientras en el Valle un consumo promedio es de casi 500 metros cúbicos, la tabla de Nación señala como tope 240,1 metros cúbicos para ese mes, menos de la mitad de lo normal.

Lo mismo sucede si se observan los cuadros fijados para las zonas 5 y 6, que son en resumen la precordillera de todo el país, y la zona cordillerana neta, más Tierra del Fuego.

En el caso de la zona 5, que en la región engloba al centro neuquino y el área de circundante a Maquinchao, el tope máximo anual de consumo es de 2.180 metros cúbicos, nuevamente un 53,6% menos que los 4.700 que Camuzzi contempla en una categoría R3.1.

Y en la zona 6 sucede lo mismo y aún peor, ya que el tope fijado por Nación es de 3.697 metros cúbicos anuales, chocando con los niveles de consumo medio de Bariloche que son de 4.700, Santa Cruz con 8.650 y Tierra del Fuego con 10.150, representando en este caso extremo que se cubre solo el 36,4% del consumo usual.


Diferencias con Buenos Aires



Sin embargo, no se observan discrepancias similares si se analiza el caso de la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. De hecho, en la comparación de la zona 4, el consumo anual fijado es acorde a lo que se demanda según el Enargas en Mar del Plata, una localidad que tiene el beneficio de Zona Fría y que con el nuevo sistema sí podría superponerlo con los subsidios.

En el caso de Buenos Aires, la zona bioclimática asignada es la 3, que reconoce un volumen máximo anual de 938 metros cúbicos, casi el doble que la categoría inicial de usuarios de Naturgy y Metrogas que es de 500 metros cúbicos anuales.

Pero además, bastante más cercano a los valores de un consumo medio, R3.1, que es de 1250 metros cúbicos anuales, es solo un 24,96% menos.

En el caso de la energía eléctrica, los valores marcados por la CBE de Nación están lejos de la línea de 400 kWh mensuales que había fijado el sistema de segmentación, y se ubican en casi todas las regiones por debajo del consumo promedio registrado en los últimos años, pero en proporciones menores a las del gas, en el orden del 22%.

Esto deja en evidencia que la escala fijada para el gas es mucho menor que la de la electricidad por esta meta de no superponerse con la Zona Patagónica y en parte con la Zona Fría.

Es que en el caso del gas natural, el mismo gobierno señaló una comparación con un consumo promedio de ciudades europeas con condiciones climáticas similares como Madrid, Paris y Berlín y Estocolmo, marcando que en los países europeos es consumo es tres veces menor que en Argentina.

Es por eso que se sumó un documento de sugerencias para el ahorro energético que va desde la utilización de frazadas en las camas, hasta la colocación de burletes en puertas y ventanas, y el pegado de un nylon tipo burbujas de plástico en los vidrios para potenciar el aislamiento térmico.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios