Enrique Alcatena, el “historietero”

El gran dibujante argentino estará hoy en la 4ª Feria Patagónica del Libro para dar una charla junto a su colega, Gonzalo Kenny. Pero antes habló con “Río Negro” sobre su gran pasión por el dibujo.



1
#

2
#

4ª Feria Patagónica del Libro

El dibujante Enrique Alcatena, cuya extensa producción abarca desde el cómic a la norteamericana de Batman, Superman y Los Cuatro Fantásticos a la fantasía épica de Conan el Bárbaro o historietas argentinas de fuerte influencia literaria, viene a la Feria Patagónica del Libro para dar una charla hoy, a las 19, junto a Gonzalo Kenny: “Sobre el diseño fantástico. Su presente y las proyecciones de Argentina”. Autodidacta, Alcatena aprendió de Carmine Infantino, Gil Kane, Jack Kirby, Lucho Olivera y Barry Windsor Smith, entre otros. Inició su labor ayudando a Chiche Medrano, del 75 al 78, cuando comenzó a publicar por su cuenta. Colaboró con la revista “Anteojito” y hasta principios de los 90 lo hizo en libros de ciencia ficción y fantástica de la antológica serie Starblazer. Con su apellido, es autor de “Alucine”, “Cuaderno de Historietas” (84), “Conan El Salvaje”, “Cuaderno de Historietas” (96), “Merlín”, “Libro de Historietas” (05), “Universo Eternauta”, colección dirigida por el dibujante cocreador del personaje, Francisco Solano López (10), o “Los Cuatro Fantásticos: Marvel Action Hour”, “Libro de Historietas” (14), por citar solo algunos títulos. Alcatena es para el cómic argentino un nexo entre la tradición y los nuevos realizadores que arriesgan en el lenguaje y la representación. –La Feria del Libro en Roca va ser imperdible para los que se interesan en todos estos temas. Me gusta mucho la seriedad y la profundidad con las que está encarada. El Alto Valle es una zona que voy a visitar por primera vez, así que tengo muchas expectativas también, más allá de lo grato que me resultará la parte académica, conocer el lugar y su gente. –¿Cómo organiza sus horas con tanto trabajo, tan extendido temporal y geográficamente? –Se ha simplificado mucho con internet. Antes dependíamos del correo para enviar nuestro material al exterior… Una característica que refiero acerca del historietista argentino es que siempre tuvo la necesidad de buscar fuentes de trabajo afuera. Históricamente, colocó allí sus dibujos. Ahora mis originales no salen, los escanean, mando el archivo y listo el tema de la entrega. Más allá de la parte artística y expresiva, que quiero esto, es una tarea que, como cualquier otra, requiere disciplina y responsabilidad. Por suerte, con los años, puedo también optar por lo que más me interesa. Tuve la fortuna de conseguir actividades que disfruté, por lo tanto es muy difícil separar la parte laboral y profesional, para llamarla de algún modo, del juego que tiene para mí. –De todos lo que ha dibujado, ¿qué tema concentra más su pasión, su juego? –El relacionado con lo fantástico, un área enorme que abarca desde los mitos universales a los superhéroes, pasando por la ciencia ficción y demás. En un sentido amplio, me interesa más dibujar historias de índole fantástica. Temáticamente, la mejor fantasía es la que de una manera oblicua o indirecta dice algo sobre la realidad. Siempre. La gran ciencia ficción, la gran literatura fantástica, son comentarios sobre el mundo que el escritor, el artista, vive. No se puede escapar de ello. Que use la metáfora de lo fantástico no significa ignorar el contexto que lo toca. –Cuando alguien que no lo conoce pregunta por su actividad, ¿qué responde? –Historietista, dibujante de historietas. Me encantaba una palabra del italiano, famosa de Hugo Pratt (creador de “Corto Maltés” y de “Sargento Kirk”, “Ernie Pike” y “Ticonderoga” con Héctor Oesterheld en guión), gran artista, cuando lo consultaron por lo mismo: soy fumettaro. En Italia, historieta es fumetto, por los globitos de diálogo que tienen forma de humito. Fumettaro es un poco como decir, no sé, historietero. Como significando, soy esto y me la banco… Yo no me las doy de artista ni de plástico, ilustrador, nada de eso. Dibujo historietas, soy fumettaro.

Eduardo Rouillet eduardorouillet@rionegro.com.ar


Comentarios


Enrique Alcatena, el “historietero”