Participó de la Vuelta al Valle y habla de dopaje: “somos adictos a la velocidad”

Descarnado relato de un ciclista profesional que se dopa con variedad de sustancias y subestima los riesgos. Sus obsesiones matemáticas al inyectarse, con la ilusión de multiplicar potencia.





Una vez más, el ciclismo argentino atraviesa un momento complicado. Es que así como brilló días atrás en el Panamericano de San Juan, hoy se encuentra golpeado por varios casos de doping y vuelve a quedar en el ojo de la tormenta.

La polémica se generó en las últimas horas, cuando la Unión Ciclista Internacional publicó dos casos de doping positivo (en primera instancia, al menos) en la Vuelta de San Juan, con implicados argentinos. Se trató de Gonzalo Najar y Gastón Javier, de Jujuy y Salta respectivamente. Najar había sido ganador del certamen, algo que le dio mayor trascendencia a la situación.

En ambos casos se llevará adelante la contraprueba, aunque la Agencia Mundial Antidopaje ya se encuentra enfrascada en la lucha contra este tipo de situaciones que hace rato llaman la atención. En el caso de Najar, se detectó una sustancia llamada CERA, que estimula la generación de glóbulos rojos; mientras que la situación de Javier tiene rastros de esteroides.

Claro, la Vuelta de San Juan no fue la única prueba que presentó irregularidades: también ocurrió en la Doble Bragado, un clásico del ciclismo nacional. Allí, según diversas versiones periodísticas, aparecieron cuatro casos de doping positivo, tres de ellos de ciclistas que habrían quedado en el top 10 de la clasificación. Y una vez más se puso el signo de interrogación sobre esta disciplina, puesto que recién en 2015 se tomaron determinaciones más duras sobre el tema del dopaje en nuestro país.


Temas

Ciclismo

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Participó de la Vuelta al Valle y habla de dopaje: “somos adictos a la velocidad”