Escasas medidas en Viedma

#

La capital rionegrina no recibió ninguna comunicación para adherir al ahorro.

VIEDMA (AV).- La municipalidad y la Cámara de Comercio no están aplicando el plan nacional de racionalización eléctrica debido a que no recibieron comunicación alguna para adherir.

El secretario de Desarrollo Económico de la comuna, José Luis Foulkes, explicó a "Río Negro" que no existe ninguna formalidad dado que "tomamos contacto con Edersa y el EPRE (el ente regulador rionegrino) para informarnos de que ninguna de las dos instituciones se plegaron".

Indicó que "estamos a disposición para escuchar cualquier propuesta, no obstante en los edificios de la comuna seguimos con las medidas de apagar aquellos artefactos que no se usan".

La comuna mantiene esa decisión desde el invierno cuando se desató la crisis eléctrica. En ese marco se definió mantener el alumbrado público encendido en las horas nocturnas que corresponden por estrictas razones de seguridad pública.

Foulkes comentó que el gobierno comunal hizo una pequeña contribución a raíz del receso en la administración pública.

Paralelamente, dijo estar recibiendo quejas sobre que unos 50 edificios escolares se cometieron excesos.

La Cámara de Comercio hizo punta en la toma de decisiones para atender la crisis energética que se manifestó a nivel nacional a mediados del año pasado.

Desde un primer momento exhortó al comercio en general, y a sus asociados en particular, a comprometerse en ese sentido, regulando la iluminación de sus locales, frentes y vidrieras. Asimismo, participó desde el inicio de los encuentros promovidos por la comuna, colaborando en la campaña de toma de conciencia surgida de reuniones institucionales ante la preocupación por la posibilidad de cortes de energía. Se pudo percibir que grandes firmas comerciales continúan con el oscurecimiento de vidrieras al caer la noche.

El presidente de la cámara, Hugo Repucci, consideró que la situación general del país "es muy grave" y hasta ahora la presidenta Cristina Fernández "viene teniendo mucha suerte" porque en cualquier momento "puede haber problemas dado que la presa hidroeléctrica de El Chocón tendrá que paralizar actividades porque no va a tener más agua".

Repucci insistió en que "no tuvimos ninguna comunicación para adherir" advirtiendo que "el primer derrochón de energía es el propio Estado rionegrino" en coincidencia a lo planteado por Foulkes en referencia a los edificios escolares.

Además, denunció que si llegan a producirse cortes y el gobierno nacional tiene que elegir entre Viedma y Lomas de Zamora y seguramente "le darán prioridad a esta última porque tiene mayor capacidad de reacción" popular.


Comentarios


Escasas medidas en Viedma