Esos pasajeros que abren tanto las piernas que ocupan dos asientos

“Manspreading” es finalista a palabra del año del Collins Dictionary. Más que una palabra, una actitud de hombres que no les importa nada ocupar más espacio del que le corresponde.



CERRÁ TUS PIERNAS, HOMBRE

“Manspreading” es la palabra que juzga a los hombres que se abren de piernas más de lo debido en micros y subtes hasta ocupar el espacio del pasajero sentado a su lado.

“Manspreading” es la palabra que define a la invasión masculina del espacio público.

También es la palabra que se ganó un puesto en la lista de finalistas del diccionario Collins.

Este anglicismo, sin traducción oficial al español hasta ahora, es producto de dos años de activismo virtual contra “esos sujetos empeñados en desparramarse sobre el asiento del metro para incredulidad, resignación y hastío del resto de viajeros”, según afirman sus promotores.

Todo comenzó el 8 de mayo de 2013, cuando se lanzó el Tumblr Men Taking Up Too Much Space on The Train (hombres que ocupan demasiado espacio en el metro) y que se limitaba, por entonces, a subir instantáneas de adultos con las piernas abiertas en los vagones del subte de Nueva York y que pese a señales de que las cierren para poder sentarse en el asiento de al lado, estos hombres “no daban señales alguna de entender el pedido” o que si lo entendían no estaban dispuesto a renunciar a su comodidad de estar despatarrados.

Según Known Your Meme, la popularidad de las fotos fue creciendo y a finales de año ya apareció el blog One Bro, Two Seats, otro Tumblr dispuesto a ir un paso más allá para “avergonzar públicamente a estos h...de p... mediante el photoshop”. ¿Cómo? Colocando cualquier objeto imaginable entre las piernas de los sujetos culpables y dando pie a series tan desopilantes.

Fue así como el término “manspreading” apareció en agosto de 2014, cuando un blog de noticias de Nueva York decidió bautizarlo como Man Spread (desparrame masculino) y ahí empezó la locura. Un mes después, la federación de transporte de Nueva York anunció una campaña de sensibilización contra el manspreading (lanzada en enero de 2015) y el New York Times se hizo eco del movimiento con el titular “Hombre, cerrá tus piernas”. El término ha alcanzado tales niveles de popularidad que hasta las figuras públicas no se han librado de ser señaladas como manspreadrers.

Que el diccionario Collins haya resaltado la labor activista contra el esparcimiento masculino no es casualidad. Este 2015 ha sido el año en el que se se perdió definitivamente la vergüenza (especialmente en lo virtual) a denunciar actitudes relacionadas con el “privilegio masculino”, coinciden en señalar los militantes de esta campaña.

¿Todo es “manspreading”? No. El diccionario Collins reconoce que también existe el “she-bagging” (cuando una mujer ocupa demasiado espacio con sus bolsas) pero, según aluden los académicos, “es mucho más fácil preguntar a una mujer que aparte a su bolsa de la compra que preguntar a un hombre si puede cerrar sus piernas”.

¿Estás de acuerdo con esta apreciación?

oo6D4MXrJ5c


Comentarios


Esos pasajeros que abren tanto las piernas que ocupan dos asientos