España vive su segunda huelga contra Rajoy

Fue convocada por las principales centrales sindicales que estiman que la adhesión ha sido masiva en la industria. En otros sectores llegaría al 85%. Veintiocho personas fueron detenidas y 12 resultaron heridas en incidentes menores, según el ministerio del Interior.



Centenas de piquetes de huelga se desplegaron el miércoles en las principales ciudades de España, que vive su segunda huelga general de 24 horas en menos de un año, convocada por los sindicatos contra los recortes.

La huelga, convocada por los dos principales sindicatos, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), se inscribe en una jornada de protestas convocadas en varios países europeos contra contra la austeridad, el desempleo y la precariedad.

“Hacía falta otra huelga. No confío en que cambie mucho las cosas, pero al menos es una forma de protestar y de decirle al gobierno que no somos tontos”, afirma Alberto Rojas, de 29 años, desempleado de la construcción desde hace dos años, mientras espera el bus en la estación madrileña de Nuevos Ministerios.

En este intercambiador de la capital que reúne servicios de tren, bus y metro, no se observa sin embargo, ningún piquete como los que ya por la noche, coincidiendo con los turnos nocturnos de las empresas, se instalaron a las puertas de otras estaciones de trenes, mercados de abasto, fábricas o comercios con banderas rojas con las siglas de los sindicatos.

En Barcelona, segunda ciudad del país, grupos de trabajadores quemaron neumáticos en los accesos al mercado de abasto, el Mercabarna.

En Madrid, desde la medianoche, centenares de jóvenes se manifestaron, bloqueando la circulación y obligando a los comercios a cerrar sus puertas.

“Huelga general” y “No, No, No, No tenemos miedo”, gritaban los manifestantes.

Veintiocho personas fueron detenidas y 12 resultaron heridas en incidentes menores, informó el ministerio español del Interior.

La mayoría de las detenciones se produjeron en Madrid, pero también en ciudades como Valencia (este) o Salamanca (centro).

Según el sindicato UGT, el seguimiento del paro a primera hora de la mañana en la industria ha sido masivo y “en la mayoría de los sectores, se estima por encima del 85%”.

En “los grandes mercados y la industria, no se han producido alteraciones relevantes”, afirmó el ministerio del Interior, que agregó que el consumo de electricidad, que se suele utilizar como indicativo de la incidencia del paro había caído tan solo un 11,4% a las 08h00 locales (07h00 GMT) respecto a una jornada normal.

El impacto de la huelga se ha visto mitigado por los servicios mínimos pactados, que prevén, por ejemplo, la circulación del 30% de los trenes de cercanías y el 20% de los de larga distancia.

En la mañana de este miércoles, pequeños grupos de manifestantes recorrían el centro de la capital mientras que en el metro o el bus, los madrileños se resignaban a esperar un poco más de lo habitual.

“Está tardando algo más de lo normal, pero me lo imaginaba y por eso he salido antes de casa”, dice Soledad Jiménez, una diseñadora gráfica de 30 años, que no cree que la huelga sea “la forma mas adecuada de protestar”.

“Hay gente que no se puede permitir perder el día” de salario, añade, asegurando que piensa “ir a la manifestación de esta tarde” en Madrid.

Esta manifestación, convocada por los sindicatos, junto a otra del movimiento de los indignados, deberían ser más representantivas del éxito de la movilización contra la austeridad.

“Estamos defendiendo en España en una movilización que coincide con varios países europeos, por la serie de recortes que está aplicando el gobierno de Mariano Rajoy y que afecta sobre todo al ámbito de lo publico”, afirmó Juan Carlos Cáceres, un responsable sindical de CCOO, en la estación de Atocha.

Y es que Portugal también vive este miércoles una jornada de huelga general, mientras que manifestaciones y distintas acciones han sido anunciadas en países como Italia, Grecia, Alemania, Francia, Bélgica o Polonia.

“Europa, dirigida por los mercados financieros, las élites económicas y el capitalismo neoliberal avanza hacia un suicidio colectivo”, dijo en la noche del martes el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, llamando a la huelga contra el “gobierno del paro y de la miseria”.

Agencia AFP


Comentarios


España vive su segunda huelga contra Rajoy