El intendente Ayuelef dijo que desconoce los detalles técnicos, pero destacó que la obra está pensada para solucionar el problema del vertido de afluentes a mediano y largo plazo en Pilcaniyeu. “Río Negro” avanzó en el esbozo una propuesta alternativa.

La falta de una obra integral de saneamiento se convirtió en los últimos años en uno de los reclamos repetidos en Pilcaniyeu. Es que si bien hubo una obra mediante la cual se reemplazaron los pozos ciegos individuales, la solución no fue integral. El municipio avanzó en una red de cloacas para recolectar el líquido pero que no incluyó tratamiento. En ese marco y sin un análisis profundo, se aceptó el anuncio del Plan Castello de construir una planta.

Te puede interesar: Pilcaniyeu tira líquidos cloacales sin tratar al campo.

“El proyecto en general lo armó la provincia. La gente del DPA y Arsa armaron el proyecto ejecutivo de la obra. No sé bien en qué consiste, no tengo profesionales acá para hacer el día a día”, fue la insólita respuesta del intendente de la localidad, Néstor Ayuelef, al ser consultado sobre la inversión que aceptó.

Ayuelef aseguró que el pueblo ha crecido a paso acelerado, que el pavimento de la Ruta 23 también le dará un nuevo potencial y que en ese contexto la planta depuradora es una obra indispensable.

Consultado sobre la obra que será costeada con fondos del plan Castello, Ayuelef dijo que desconoce los detalles técnicos, pero confirmó que está pensada para solucionar el problema del vertido de efluentes a mediano y largo plazo.

Al desconocer el valor real de la obra, las autoridades municipales no tienen la opción de optimizar los recursos que reciben para su ciudad. La falta de inversiones en los últimos años terminó por tirar los residuos a cielo abierto generando focos de contaminación cercanos a la ciudad.

El intendente señaló que se trata de una obra presupuestada en 15.556.947 pesos –lo que se traduce en más de medio millón de dólares -, que se construirá sobre tierras expropiadas a la estancia Pilcañeu, perteneciente al grupo Benetton.

Ayuelef dijo que a lo largo de su gestión -que ya acumula tres períodos- logró erradicar 87 letrinas y también amplió la primitiva red de cloacas, que en 2003 era muy limitada.

La mayoría de las casas tenían drenajes de piedra o sistemas de derivación con caños de fibrocemento hacia algún bajo, lo cual saturaba los terrenos, con los consiguientes olores y el riesgo de enfermedades.

Muchas viviendas que tenían instalaciones precarias y pozos ciegos individuales empezaron a sufrir las consecuencias de la contaminación.

Según Ayuelef, “los servicios básicos y sus límites” son el principal problema a futuro que enfrenta Pilcaniyeu. Además del saneamiento, afirmó que la provisión de agua potable es otra cuestión a resolver.

El intendente dijo que los cambios logrados en el último año fueron reconocidos por los pobladores. “Yo creo que el proceso que desarrollamos es espectacular”, afirmó.

Acto seguido, pasó revista también a otras carencias que enfrenta Pilcaniyeu, entre las que mencionó la falta de una terminal, un mejoramiento de la estación ferroviaria (que hoy ni siquiera tiene calefacción) y tentar a algún inversor privado que se anime a emplazar en el pueblo una estación de servicio.

Ayuelef dijo que la creación de puestos de empleo es una de las demandas más recurrentes. Refirió en ese sentido que si lo dejaran elegir preferiría que el asfaltado de la ruta “no se termine más”, para que no se caigan los puestos de trabajo.

Afirmó que la municipalidad tiene en total 20 empleados de planta, 7 funcionarios electos y otros 5 designados, más unos 30 becados que cobran entre 7.000 y 12.000 pesos. El costo en sueldos y cargas sociales le insume entre el 38 y el 40% de la coparticipación. La recaudación propia es ínfima.

Otra de las aspiraciones señaladas por el intendente es que los jóvenes pilcaniyenses, luego de irse a estudiar afuera, regresen al pueblo. “Lo ideal sería que los profesionales que trabajan en Pilcaniyeu sean de acá”, afirmó.

En relación con el tema habitacional, Ayuelef desmintió a los vecinos que se quejan de que el pueblo está apretado por la estancia y no existen tierras para nuevos loteos. “Hay para hacer cuatro o cinco pueblos más. Ahora mismo tenemos en desarrollo otras dos manzanas, con terrenos de 650 a 700 m2 que se venden en 200.000 pesos. Hay que empezar a planificar el crecimiento del pueblo”.

Qué propuso el Plan Castello

Un monto de $ 15.556.947 alcanza el contrato que firmó el pasado 15 de junio el gobernador Alberto Weretilneck con la empresa Movimientos SAO SRL, para la construcción de la planta cloacal de Pilcaniyeu.

El proyecto, armado por el Departamento Provincial de Aguas (DPA), prevé una planta de saneamiento que aplicará el reúso de las aguas, que se reutilizará en el riego de una forestación ubicada en un área restringida continua. El plazo para su ejecución está fijado en 10 meses.

“Actualmente, Pilcaniyeu tiene servicios de agua potable, energía eléctrica y gas natural. El sistema cloacal cubre a la mitad de la población mientras que el resto cuenta con sistema sanitario interno con descarga a cámara séptica y pozo absorbente. La nueva obra prevé cobertura plena de la población”, se destacó desde el gobierno provincial.

Image
El diseño se proyectó para una población de 1.400 habitantes para el 2023, y de 3.000 habitantes para 2033.

“Se realizará una Estación Elevadora para impulsar los efluentes cloacales hasta las lagunas facultativas”, se explicó.

La construcción será al sureste, a unos 500 metros de la planta urbana. El DPA entendió que es el “mejor sitio de emplazamiento porque se trata de una zona no inundable y estar en una zona favorable para los vientos, que son predominantes en el sentido oeste- este”. Desde provincia se explicó que la depuración de las llamadas “aguas negras” se hace imprescindible por razones higiénicas, económicas y estéticas. Esas aguas son peligrosas por contener gran cantidad de microorganismos patógenos. El sistema de desagües cloacales resuelve problemas sanitarios, alejando del medio aquellos elementos, y al suplantar los “pozos negros” o “absorbentes” se disminuye notablemente la contaminación de las napas freáticas.

Un proyecto alternativo

Del análisis de las obras por ciudades del Plan Castello, surgió desde Editorial Río Negro (ERN) el esbozo de una propuesta alternativa.

La obra pública planteada para Pilcaniyeu es una planta cloacal con un costo presupuestado, en el orden de los $17 millones. La adjudicación fue por $15,5 millones. Ese gasto está destinado a la realización de una obra que no implicará ningún tipo de beneficio adicional, más allá de resolver el tema de los desechos cloacales.

Para graficar mejor el tema, deberíamos tener un pensamiento más integral del gasto. Mostraremos que, con el mismo monto asignado en el presupuesto oficial, se podrían realizar otras obras para el mejoramiento de varios sectores de la ciudad, y de la población.

Entre las necesidades del pueblo figuran un sistema cloacal no contaminante, conexiones de gas faltantes, conexiones de agua potable, riego urbano que permita la forestación y la creación de huertas comunitarias para la producción alimentos.

Para las 250 viviendas y previendo un crecimiento poblacional mínimo de acuerdo a los últimos 20 años; casi decrecimiento, en lo que tiene que ver con resolver el sistema cloacal, planteamos dos alternativas:

a) Planta compacta, moderna, con tratamiento de ozono, de fabricación local (parque industrial de Neuquen). Ésta planta con tendidos faltantes, según los presupuestos recibidos tiene un costo menor al presupuesto oficial de un poco más de un 30% (que la planta tradicional propuesta por el DPA ) produciendo un ahorro de un poco más de 5.000.000 de pesos , nos permitiría invertir en otros temas que brindaran beneficios directos a la población:

b) El crecimiento dentro de la cuadricula urbana (manzanas) se conecta a la nueva red; pero a las nuevas construcciones por fuera el casco urbano, se resolverá con plantas colectivas o individuales, según el caso, modernas, ecológicas, con ozono u otras. Éstas plantas son aptas para trabajar con paneles solares, además de la reutilización del agua para riego de árboles de cada unidad de vivienda y un porcentaje de agua para riego urbano /vereda por cada vivienda.

c) Gas: realizar las conexiones de gas faltantes a casi un centenar de viviendas; ello llevaría beneficio a las familias, alto grado de seguridad, evita el riesgo de incendio y los problemas de salud de quema en ambientes cerrados y mal ventilados; y además al estado le saca el tema de la entrega “insuficiente y cara“ de leña de los planes calor, etc...

d) Agua potable: Permitiría completar las conexiones de agua para 75 viviendas.

e) Huerta comunitaria, con pequeños animales - vivero (10.000 m2 de superficie al aire libre y 500 m2 bajo cubierta) para el arbolado urbano, y de producción: Teniendo en cuenta que lo que estamos produciendo aquí está en directa relación a las necesidades de las familias (alimentos / proteínas y arbolado, forestación...).

En este plan integral aparece un fuerte compromiso principalmente por parte de las madres, mujeres, que entienden que estos espacios de trabajo, significa el alimento para sus hijos, personas mayores con problemas económicos.

Además daría lugar a la promoción de pequeñas Pymes, cooperativas de trabajo, generación y aprovechamiento de mano de obra local no calificada local, aparecería con fuerza su inserción dentro del tejido social, valorizando a sus viviendas y mejorando la ciudad.

Créditos:
Coordinación: Marianela Vergara - Javier Lojo
Textos: Daniel Marzal
Fotos: Alfredo Leiva
Transmedia: Andrea Saldía, Sebastián Curinao
Audiovisual: Sofía Schmidt, Andrés Stefani

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter