Estreno: “Cafe Society”, el eterno (y triunfal) retorno de Woody Allen

Las carteleras se engalanan esta semana con el estreno de una nueva película escrita y dirigida por el gran director. Aprovechamos la ocasión para hacer un repaso de sus mejores largometrajes.



2
#

3
#

4
#

5
#

6
#

7
#

8
#

9
#

10
#

Hollywood, años 30. Bobby Dorfman (Jesse Eisenberg) es un joven que se muda de Nueva York a Los Ángeles para tratar de conseguir un trabajo en la industria del cine. Claro que no va a ciegas, su tío Phil (Steve Carell) es un poderoso agente y productor que, luego de hacerlo esperar durante varias semanas antes de recibirlo, le consigue un trabajo como asistente. Su tío tiene una hermosa secretaria llamada Vonnie (Kristen Stewart), quien se encargará de hacerlo conocer la glamorosa ciudad y de la que, claro, el joven se enamorará rápidamente. Lo que él no sabe es que la chica es la amante de Phil, que es un hombre casado. Ese conflicto hará que Bobby se plantee fuertes decisiones sobre qué hacer con su vida, y por ende retorna nuevamente a Nueva York. Claro que no podrá salirse de esta situación tan fácil.

Mirá el trailer de “Cafe Society”

Esta es la película número 47 de Allen, que fue presentada en el Festival de Cannes, de hecho lo abrió, y que sigue cumpliendo la cuota anual a la que este neoyorquino nos tiene acostumbrados desde 1988 (sí, desde esa fecha hace un solo film por año). De haber pocos lugares en el mundo donde Woody Allen sea tan querido como en la Argentina. Sin dudas, su obra es siempre esperada y bien recibida, y si se hiciera una encuesta probablemente ocuparía un puesto en el top ten de los directores que más quieren los argentinos. Lo que sigue es un repaso por lo mejor de su filmografía..

“Maridos y esposas” (1992)

Comenzamos con “Maridos y Esposas” (Husbands and Wives, 1992): Gabe y Judy son una pareja que son sorprendidos por dos de sus mejores amigos cuando les anuncian que se quieren separar. Pasado el shock, ahora son ellos los que empiezan a plantearse si su matrimonio se basa en una relación realmente sólida. En “Blue Jasmine” (2013) una mujer rica y glamorosa de la alta sociedad neoyorquina de repente se queda absolutamente sin nada. Decide entonces mudarse a San Francisco a vivir con su hermana, una mujer de clase trabajadora. Pero Jasmine no puede con la peor etapa de su vida, ni siquiera tomando antidepresivos. Esa incapacidad para afrontar la realidad les traerá graves consecuencias a todos los que la rodean.

“Un misterioso asesinato en Manhattan” (1993)

“Bananas” (1971) relata la historia de Fielding Mellish, un torpe y tímido catador de productos que cuando su novia Nancy lo abandona – una activista política preocupada por la situación gubernamental en la república de San Marcos- decide ir hasta ese país para impresionarla. Pero se verá envuelto en una rebelión que lo tendrá como protagonista. En “Un Misterioso Asesinato en Manhattan” (Manhattan Murder Mystery, 1993) una aburrida ama de casa empieza a sospechar que su vecino asesinó a su esposa. Su marido cree que está loca, pero ella se empeña en investigar y empezará a seguir a su vecino con la ayuda de un amigo (que está enamorado de ella). Esto hará que su esposo sienta celos y se inmiscuya también a la fuerza en la investigación.

“Zelig” (1983)

“Zelig” (1983) es un falso documental sobre Leonard Zelig, un hombre que por su necesidad de ser aceptado hace que pueda actuar y transformarse físicamente en cualquier persona que lo rodea, convirtiéndose así en un fenómeno mediático. “Crímenes y Pecados” (Crimes and Misdemeanors, 1989) es la historia de Judah y Clifford. El primero es un famoso oftalmólogo que decide terminar con su relación extramatrimonial pero su amante lo amenaza con arruinar su vida contándoselo todo a su esposa. Por su parte, Clifford es un director de documentales que se ve obligado a rodar una película sobre su cuñado, un exitoso productor de televisión al que realmente desprecia. Pero se involucra con una mujer que también es perseguida por su familiar.

“La última noche de Boris Grushenko” (1975)

“El Dormilón” (Sleeper, 1973): Miles es el duelo de un negocio que, tras permanecer 200 años en estado de hibernación, despierta en el año 2.174. El país se convirtió en un estado que controla a todos sus habitantes y él es la clave para derrocar a este gobierno. En “Broadway Danny Rose” (1984) un representante de artistas intenta reconciliar a uno de sus clientes con su amante. Pero se ve metido en un lío cuando un gángster celoso lo confunde con su representado. “La Última Noche de Boris Grushenko” (Love and Death, 1975) no sitúa en la Rusia zarista. En un pequeño pueblo ruso vive el pacifista y neurótico Boris, cuya única obsesión es su prima Sonia. Pero ella prefiere a Iván, uno de los hermanos de Boris. Iván se casa con otra mujer y Sonia, por despecho, contrae matrimonio con un rico comerciante. Obligado por su familia, Boris se alista en el ejército para luchar contra las tropas francesas y, sin querer, se transforma en un héroe de guerra. Ahora todo en su vida es más fácil, pero las cosas se complicarán cuando Boris se vea implicado en el intento de asesinato de Napoleón Bonaparte.

“La rosa púrpura del Cairo” (1985)

“Disparos sobre Broadway” (Bullets Over Broadway, 1994) es sobre un autor teatral no muy exitoso que finalmente consigue el dinero para financiar una de sus obras. El problema es que, a cambio del dinero, debe aceptar una condición: darle un papel a la poca talentosa novia del productor, que dicho sea de paso es un mafioso bastante peligroso. En “La Rosa Púrpura del Cairo” (The Purple Rose of Cairo, 1985), situada durante la Gran Depresión, una mujer que trabaja como camarera tiene como única distracción ir al cine para evadirse de su dura y penosa realidad. Una noche, el protagonista de su película favorita se fija en ella y atraviesa la pantalla para conocerla.

“Hannah y sus hermanas” (1986)

“Medianoche en París” (Midnight in Paris, 2011) cuenta cómo Gil, un nostálgico y bohemio escritor estadounidense se encuentra de vacaciones en la Ciudad de las Luces junto a su prometida y la familia de ella. Mientras vaga por las calles cae bajo una especie de hechizo que hace que, a medianoche, se vea transportado a los felices años 20 que tanto añora, en donde conocerá a sus personalidades favoritas. Dos “Extraños Amantes” (Annie Hall, 1977): Alvy Singer es un comediante bastante neurótico, divorciado en dos oportunidades y reacio a comprometerse. Conoce a Annie Hall, una joven bastante insegura que aspira a ser cantante. Pronto ambos se enamoran pero su relación no tendrá un final muy feliz. Isaac es el protagonista de “Manhattan” (1979), un hombre que es guionista de televisión pero que odia su trabajo. Tampoco está conforme con su novia de 17 años a la que no ama, además tiene una ex esposa lesbiana que está por publicar un libro contando su vida sexual. Como si fuera poco, se enamora perdidamente de la amante de su mejor amigo.

“El dormilón” (1973)

Y para terminar, por supuesto, “Hannah y sus Hermanas” (Hannah and Her Sisters, 1986), que cuenta la historia de tres hermanas, muy diferentes entre ellas, pero que mantienen entre sí una estrecha relación. Hannah, la mayor, está felizmente casada y su vida parece equilibrada. Es una actriz famosa, esposa y madre ejemplar, es el centro de gravedad de toda la familia. Holly, la segunda, no tiene muy en claro que hacer con su vida; y la más pequeña, Lee, es una ex-alcohólica que vive con Frederick, un pintor mucho mayor que ella. Todo comienza a desmoronarse cuando Elliot, el marido de Hannah, se enamora de Lee, quien deja a Frederick por él.

Seguramente algunas películas serán de más preferencia que otras, y otras no aparecerán en este pequeño listado. Lo que habla de la rica y extensa filmografía que nos regaló Woody Allen a lo largo de estos más de 50 años involucrado en el Séptimo Arte. Esperamos entonces con ansias su nuevo proyecto para 2017, para disfrutarlo como lo hacemos siempre.

Zona de trailers: Woody Allen

“El dormilón” (1973)

“Hannah y sus hermanas” (1986)

“Manhattan” (1979)

“La rosa púrpura del Cairo” (1985)


Comentarios


Estreno: “Cafe Society”, el eterno (y triunfal) retorno de Woody Allen