Falleció olvidado en un auto

SAN PABLO (DPA).- Un niño de un año y tres meses murió de un paro cardíaco, quemaduras y deshidratación grave, tras ser olvidado por su padre durante más de cinco horas dentro del coche de la familia, informó ayer el diario "Folha de Sao Paulo".

La tragedia ocurrió después de que el padre de la víctima alterara su rutina y llevara a su mujer al trabajo antes que al niño, lo que habitualmente hacía en orden inverso, por lo que admitió haber olvidado al niño en el asiento trasero del coche, sujeto a la sillita, y lo estacionó frente a la academia de gimnasia que administra. Los vidrios oscuros del vehículo impidieron que peatones vieran y socorriesen al pequeño.

El padre, de 35 años, declaró a la Policía que tras haber cerrado el coche y disponerse a trabajar, comenzó a sentir una sensación de "angustia muy fuerte", por lo que resolvió ir a un hospital para descubrir por qué se sentía así. Al abrir el coche se encontró con el niño que ya estaba muerto.


Comentarios


Falleció olvidado en un auto