Familia Gorbachov, de Rusia a la Norpatagonia






La inmigración rusa a nuestro país se dio en oleadas migratorias a fines del siglo XIX y principios del XX, luego de las revoluciones de 1905 y 1917, entre otros. En esos años, Aculina Basurenco y Antón Gorbachov, vivían en Zaratov, y vieron partir hacia América a su hijo mayor Sergey, de solo 15 años, nacido en 1897 en Usmoria, para poder conseguir un futuro mejor y alejarse de la espantosa pobreza que reinaba en esa época bajo el régimen zarista, acostumbrados a no comer todos los días.

Sergey viajó acompañando a la familia Nesterenko, que más tarde sería su familia política: se casó, ya establecido en Neuquén, con Alessandra Nesterenko, nacida también en el mismo pueblo que su marido. En Rusia quedó Antón, hermano menor de Sergey, que tuvo un hijo nacido en Privoinoye el 02/03/1931. Se llamó Mijail Sergey Gorbachov, mismo nombre, incluso fecha de nacimiento, del que fue Premier de Estado de la Unión Soviética.

En esos años era muy complicado mantener vínculos comunicacionales, pero Sergey encontró la forma de contactarse con su familia, especialmente con su madre, por la década de 1930, hasta que se vio definitivamente interrumpida en los 40 con la llegada de la Segunda Guerra Mundial. Luego de peregrinar por La Plata y Bahía Blanca, se dirigió hacia Médanos, provincia de Buenos Aires: allí nacieron dos de sus hijos. En Neuquén se radicaron definitivamente y ya tenían 4 hijos: en 1919 nació en La Plata Pedro, que se casó en la capital neuquina con Herminia Roldán y tuvieron tres hijos, Lidia Olga, Elida Sofía y Pedro Eduardo. En 1922 nació también en La Plata Antonio. En 1924 nació en Médanos Elías, que en Neuquén se casó con Anunciación Miguel y tuvieron tres hijos, Luis Roberto, Juan Carlos y Oscar Alfredo. En 1926 nació en Médanos Olga, que se casó con Mario Mailhet y tuvieron a Luis Sergio. En la foto Alessandra y Sergey.

Sergey y sus hijos realizaron distintas actividades: comenzaron en las quintas, chacras, en la cría de ganado, luego en las tareas de albañilería, trabajando en la construcción del Comando del Ejército Argentino en Avenida Argentina, en la construcción del puente ferrocarretero sobre el río Neuquén, en el edificio del Correo Argentino, en calle Rivadavia y Santa Fe. Uno de sus nietos nos contó que su abuelo Sergey pegaba “los caramelitos verdes como revestimiento que rodean el edificio del correo”. En algunos de esos trabajos fue acompañado por sus hijos Pedro y Antonio como oficiales en albañilería: luego Sergey y Antonio ayudaron a Elías y Pedro a construir sus casas, en la calle Rivadavia.

Alessandra, cuando vino de Rusia con su familia, estaba acompañada también por su hermana Natalia, que se afincó en campos de siembra en Rivera, provincia de Buenos Aires y contrajo matrimonio con Juan Koporopka. Tuvieron tres hijos, Jacobo, Gregorio y Nélida.

Al fallecer Alessandra, Sergey y Antonio construyeron una habitación integrada a la casa de Elías: convivieron por unos años, hasta el fallecimiento de Sergey. Antonio, ya mayor, se casó con Olga López Osornio. Pedro tenía una despensa verdulería llamada La Cholita en calle Alberdi al 500. Antonio trabajó como empleado en el Tribunal Superior de Justicia; Elías fue empleado en el Consejo Nacional de Educación, luego Consejo Provincial de Educación.

Elías tocaba el bandoneón y con Osvaldo A. Giuffrida, que tocaba la trompeta a pistón, formaron una orquesta, Típica Los Indios Jazz Copacabana: animaron muchos bailes y especialmente los fines de semanas y días de carnaval, en distintas localidades de Neuquén y Río Negro. En el Club Pacífico, en los años 60, Elías acompañó con su Orquesta Típica al cantante de los cien barrios porteños, Alberto Castillo. Hoy quedan los nietos que son cinco: los hijos de Elías: Luis Roberto, Juan Carlos y Oscar Alfredo, el hijo de Pedro, Pedro Eduardo, y el hijo de Olga, Luis Sergio, y varios bisnietos.

Una historia de inmigrantes rusos, curiosa además por compartir apellido con el famoso Premier del Estado Soviético, que se afincaron definitivamente en este valle tan alejado de su país de origen, pero en el que encontraron el lugar adecuado para que crezcan sus raíces.


Comentarios


Seguí Leyendo

Familia Gorbachov, de Rusia a la Norpatagonia