Fayt preside la Corte y Moliné anticipó una dura resistencia

Por unanimidad, eligieron al nuevo titular del tribunal.



BUENOS AIRES.- La Corte Suprema de Justicia vive días vertiginosos. Ayer el máximo tribunal eligió a Carlos Fayt para presidir interinamente el cuerpo hasta noviembre. A la par de la elección, tomaban fuerza las declaraciones de Eduardo Moliné O' Connor, el nuevo objetivo de la ofensiva del gobierno, que mostraron cuál será su estrategia ante el juicio político que lo merodea: resistir y defenderse ante los diputados.

Fayt presidirá la Corte hasta que los restantes integrantes del cuerpo, con la inclusión del remplazante de Julio Nazareno, elijan al nuevo titular del máximo Tribunal por un período de tres años La decisión de designar a Fayt obedeció al carácter de "ministro decano" del jurista de 85 años, que accedió al Máximo Tribunal en 1983 con el advenimiento de la democracia, junto a sus colegas Augusto Belluscio y Enrique Petracchi. Su designación como presidente interino fue adoptada por unanimidad de los ocho integrantes de la Corte que participaron del acuerdo El veterano jurista fue uno de los magistrados que durante la primera etapa de la gestión menemista se enfrentó a la denominada "mayoría automática". Su acercamiento al bloque se mayoría comenzó cuando necesitó de respaldos para permencer en el Tribunal tras cumplir 75 años, y se consolidó con sus votos a favor de la redolarización de los depósitos, en febrero de 2002. (Ver perfil)

Por su parte, Moliné O'Connor, aseguró que no piensa renunciar a su lugar en el máximo tribunal, y rechazó el juicio político que le abrió ayer el Congreso, aunque anticipó que ejercerá su defensa. "No pienso renunciar: mi voluntad es plantear mi defensa, y creo firmemente que los fallos son correctos", afirmó el juez, quien añadió que "creo que hay que defenderse, sobre todo institucionalmente; es todo el Poder Judicial el que está en juego" No obstante, dejó abierta la posibilidad de dimitir si el juicio político avanzara inexorablemente hacia su destitución: "Yo he advertido en el proceso iniciado contra (Julio) Nazareno que había omisiones graves en el ejercicio del derecho de defensa... nadie tiene asegurado su futuro de una manera absolutamente inquebrantable" Moliné rechazó también que haya existido durante la década menemista una "mayoría automática" afín a los intereses del ex presidente, de la que él -además- sería "el cerebro".. "Yo realmente no sé lo que es la mayoría automática. La estadística de fallos demuestra que con la composición de cinco a cuatro (votos) son escasísimos... los fallos fueron cruzados. Y que yo sea el ideólogo... la verdad es que acá los votos a veces son de mi autoría y a veces de los otros ministros", explicó Indirectamente, Moliné deslizó que no habrá fallo sobre redolarización para ahorristas privados hasta tanto no sea cubierta la vacante de Nazareno. "Si es tan inminente la llegada de Zaffaroni a la Corte, naturalmente se esperará que llegue para que tenga tiempo de pronunciarse", explicó, en relación con el denominado "Caso Lema", expediente testigo en materia de redolarización de ahorristas privados.

El titular de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, el justicialista Ricardo Falú, evaluó ayer que, a la luz de las pruebas que obran en poder de ese cuerpo, "estaría gravemente comprometida" la situación de Moliné O`Connor, a quien ayer se le inició, por unanimidad, un proceso por presunto mal desempeño de sus funciones. Además, Falú estimó que la comisión estaría en condiciones de formular los eventuales cargos que se desprendan del análisis de las causas declaradas ayer admisibles "en su primera o segunda reunión", es decir el 10 o el 17 de julio.

El veterano jurista Carlos Fayt, consagrado ayer como presidente interino de la Corte Suprema de Justicia, fue uno de los magistrados que históricamente se enfrentó a la denominada "mayoría automática" durante el menemismo, pero que finalmente avaló varios fallos junto a ese sector. En los últimos meses Fayt, de 85 años, construyó una sólida relación con el ahora ex vicepresidente del Tribunal, Eduardo Moliné O Connor, y avaló con su firma varios fallos de la "mayoría automática", en especial los relativos a la redolarización Fayt llegó a la Corte con la democracia, en 1983, junto a sus todavía colegas Augusto Belluscio y Enrique Petracchi. Estos dos últimos integran hoy el grupo minoritario de la Corte. Siempre fundó sus votos en sus apreciaciones personales y la redolarización de los depósitos implicó un "viraje" en su postura, ya que acompañó a la "mayoría" promenemista En el sector minoritario de la Corte consideran que este ministro "se pasó al otro bando", gracias a los oficios de Moliné, quien lo apoyó cuando se lo cuestionó por no haberse excusado de votar la redolarización, pese a tener 200 mil dólares atrapados en el Banco Nación Su permanencia en la Corte, superados los 75 años, también fue criticada. La Corte puso fin a la cuestión cuando resolvió la inconstitucionalidad parcial de una cláusula del artículo 99, que ponía tope de edad a los jueces que estaban en funciones.


Comentarios


Fayt preside la Corte y Moliné anticipó una dura resistencia