Femicidio de María Marta Toledo: quedó constituido el jurado popular

Fue apartado uno de los postulantes que tenía una denuncia por violencia de género. El lunes 12 comenzará el juicio.




Los 12 integrantes del jurado popular que intervendrán en el juicio contra Rodolfo Lucini, acusado del femicidio de María Marta Toledo, ya fueron seleccionados. De los 30 varones sorteados concurrieron 18 a la audiencia de selección de hoy y sólo fue recusado con causa uno de ellos, que contó que tenía una denuncia por violencia de género.

Ayer fueron elegidas las seis juradas mujeres titulares y dos suplentes y hoy era el turno de los varones.

En la audiencia de selección la fiscalía y la defensa realizan una serie de preguntas a las personas convocadas para conocer si están en condiciones de participar del juicio con imparcialidad, esto es, sin preconceptos que puedan afectar su decisión.

Quienes son citados han sido previamente sorteados de un listado que se confecciona a partir del padrón electoral.

El fiscal jefe, Agustín García, repitió casi el mismo cuestionario que utilizó con las candidatas a ser juradas: si conocían a las partes, al imputado o a la víctima, si tenían algún familiar privado de la libertad. La única consulta que agregó fue si entre los convocados había alguno con una denuncia por violencia de género. Uno de ellos respondió que sí y que había sido presentada el año pasado.

El defensor, Roberto Berenguer, les preguntó si se informaban a través de la televisión, si escuchaban noticias sobre estadísticas de femicidios "en forma habitual". "¿Ustedes entienden que cuando un medio de comunicación informa que una mujer ha fallecido a manos de un hombre siempre es femicidio?", les planteó. Quien respondió que no fue el mismo que dijo tener una denuncia en trámite. "Yo creo que la violencia es violencia independientemente de donde venga", le respondió al abogado.

La última consulta fue si "alguno de ustedes pertenece a una organización social de estas que normalmente se muestran en las calles de Neuquén." Ayer le había preguntado a las candidatas a juradas si habían participado en manifestaciones del movimiento de mujeres y feministas bajo la consigna "Ni Una Menos."

La estrategia de la defensa, que ya asomó durante el control de acusación, es discutir la calificación de femicidio porque entienden que no hubo un contexto de violencia de género.

Maria Marta Toledo tenía 46 años y desapareció el 29 de julio de 2020 a las 13:32. Vivía en Neuquén capital y era arquitecta. Según los registros de las cámaras de seguridad la pasó a buscar ese día por su departamento Lucini, que era el esposo de una de sus amigas. La fiscalía sostiene que la llevó en una camioneta hasta Centenario intentó ahorcarla y la golpeó con un matafuegos. Arrojó su cuerpo a un canal, donde fue encontrado el 31 de julio. Él le debía dinero.

García le pidió a la jueza de Garantías, Estefanía Sauli, recusar con causa, es decir, apartar con fundamentos del jurado al ciudadano denunciado por violencia de género. Si bien aclaró que no tenía condena firme y que "dista rotundamente" del caso mencionado podría haber sospechas de parcialidad, y sumó su respuesta a la pregunta del defensor sobre femicidios. Berenguer no se opuso.

La fiscalía también usó la posibilidad de recusar a un candidato sin causa.

El juicio comenzará el próximo lunes 12, a las 8.30, en la Ciudad Judicial.


Comentarios


Femicidio de María Marta Toledo: quedó constituido el jurado popular