FMI modera crecimiento latinoamericano pero es optimista

Preve un crecimiento conjunto del 3,4% para este año. En 2014 podría llegar al 3,9%. Para Argentina vaticina un 2,8% este año que llegará al 3,5% el año que viene.





El Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió hoy a revisar algo a la baja el crecimiento para América Latina y el Caribe, pese a lo cual no mostró preocupación por una región que sigue prosperando pese a los persistentes problemas de Europa y Estados Unidos.

Según la última edición de las Perspectivas de la Economía Mundial presentado hoy en Washington, América Latina y el Caribe tendrán este año un crecimiento conjunto de 3,4 por ciento, que llegará a 3,9 por ciento en 2014.

Las cifras son levemente más bajas que durante la revisión de enero de este informe semestral, cuando el FMI ya rebajó sus previsiones y pronosticó para la región un crecimiento de 3,6 por ciento para este año.

La desaceleración relativa se debe en buena parte al menor crecimiento registrado por Brasil, el gigante de la región, el año pasado, que afectó especialmente a Paraguay, Uruguay y Argentina.

Con todo, “pese a la moderación en el crecimiento, la demanda doméstica siguió siendo robusta en la mayor parte de América Latina, apoyada por fáciles condiciones financieras y altos precios de las materias primas”, valora el organismo con sede en Washington.

El FMI prevé ahora para Brasil un crecimiento de 3,0 por ciento este año, frente al 3,5 por ciento que preveía en enero y hasta el 4 por ciento de su informe de octubre.

Aun así, el organismo destaca que es un crecimiento bastante más fuerte que el 0,9 por ciento alcanzado en 2012, algo que refleja el “impacto retrasado de la políticas domésticas aligeradas y de medidas destinadas a impulsar la inversión privada”, celebra el FMI, que además eleva a 4,0 por ciento su previsión de crecimiento brasileño para 2014.

Entre los vecinos de Brasil, el FMI también revisa a la baja el crecimiento de Argentina, para el que ahora vaticina un 2,8 por ciento este año (en octubre todavía lo situaba en 3,1%) que llegará a 3,5% en 2014.

Del país sudamericano que desde febrero está bajo “censura” del organismo por no haber hecho suficientes esfuerzos para mejorar sus mediciones estadísticas, especialmente de cara al cálculo de su inflación, el FMI considera además que los “extendidos controles a las importaciones y al cambio también afectaron a la confianza empresarial y la inversión”.

Pero el país con peor actuación económica de toda la región éste y el año próximos será según el FMI Venezuela, para la que pronostica un crecimiento de apenas 0,1 por ciento en 2013 y de 2,3 por ciento el año que viene. Una “desaceleración aguda” debida al “declive del ritmo del gasto fiscal”, así como a expectativas de una bajada del consumo por la reciente devaluación monetaria y un “endurecimiento” de los controles de cambio, según el Fondo.

Por el contrario, en lo más alto de la tabla de crecimiento se sitúan Paraguay, con 11% este año y 4,6% el próximo, seguido de Perú (6,3 y 6,1% respectivamente), Chile (4,9 y 4,6%) y Bolivia (4,8 y 5,0% en 2014).

Colombia puede esperar un crecimiento este año de 4,1 por ciento que llegará a 4,5 en 2014, mientras qeu el de Ecuador se situará según el FMI en 4,4 y 3,9 por ciento, y el de Uruguay en 3,8 y 4,0 por ciento, respectivamente.

En líneas generales, el FMI calcula ahora un crecimiento en toda Sudamérica de 3,4 por ciento este año y de 4,1 por ciento en 2014.

Para México entretanto, el FMI prevé un crecimiento “próximo a su potencial” de 3,4 por ciento tanto éste como el año próximo, muy levemente por debajo del 3,5 por ciento vaticinado en los últimos informes.

Según el FMI, en México la demanda doméstica se verá apuntalada por una “confianza empresarial y del consumidor sostenidas”, así como por exportaciones “resistentes”, además de gozar el país de una recuperación de las inversiones y un crecimiento del empleo sostenible también.

Centroamérica tendrá un crecimiento en su mayoría “en línea con su potencial” hasta llegar al 4,4 por ciento este año y el 4,1 por ciento el próximo, apuntalado por un “refuerzo” de las exportaciones y las remesas.

El Caribe según el FMI también continuará su recuperación con un crecimiento de 2,2 por ciento en 2013 y 3,0% en 2014, gracias a una recuperación “gradual” sobre todo en el turismo, si bien el organismo advierte de que los altos niveles de deuda y la débil competitividad pueden seguir constriñendo el crecimiento.

A juicio del FMI, los riesgos a corto plazo han “disminuido” para Américal Latina y el Caribe gracias a que las acciones en Estados Unidos y la eurozona han “contenido” las amenazas inmediatas al crecimineto global. Con todo, advierte el organismo, “mientras que la reparación del sector financiero de la eurozona esté incompleto, las subsidiarias de los bancos europeos en la región seguirán siendo vulnerables a un potencial desapalancamiento”.

Además, alerta de que se mantienen los riesgos a medio plazo, especialmente un potencial “revés de las relajadas condiciones externas de finaciación y de los precios favorables de las materias primas”.

Fuente DPA


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
FMI modera crecimiento latinoamericano pero es optimista