Guía para viajar al litoral de San Pablo, la joya escondida de Brasil que cada vez descubren más argentinos

Playas de arenas finas y aguas color esmeralda, islas, senderos en la selva virgen: un festival de sol y naturaleza invita a explorar el tesoro oculto de los paulistas. Todo lo que hay que saber para ir.

Esta maravilla de más de 7500 kilómetros de costa llamada Brasil ofrece destinos icónicos para los argentinos. Entre los más elegidos, las playas de Florianópolis al sur, todas las opciones de Río de Janeiro de Paraty a Buzios y la inmensa magia del norte. Pero en los últimos tiempos, empieza a circular entre los viajeros el plan de explorar otro tesoro, de la mano de la recomendación de quienes ya fueron. A pocos kilómetros de la capital del Estado de São Paulo (el más rico y poblado de Brasil), se encuentra el Circuito Litoral Norte de São Paulo, una de las regiones turísticas más atractivas del país mais lindo do mundo, integrada por las ciudades de Bertioga, Ilhabela, São Sebastião y Ubatuba. Juntas, despliegan el encanto de un recorrido de sol, playa y naturaleza.

La capital paulista es una de las mayores ciudades del mundo, con más de 12 millones de
habitantes
. Entre otros récords, es la quinta ciudad global con más museos (nada menos que 111), es considerado el séptimo mejor destino gastronómico del mundo y el principal centro financiero, empresarial y comercial de Sudamérica. Pero a pocos km de esa enorme ciudad, la naturaleza ofrece
sorpresas: una cadena costera situada en el norte del estado, accesible por carreteras en muy buen estado, con cientos de playas para descubrir y disfrutar. Te invitamos a conocerla.

La playa de Camburizinho está distante 38 km del centro de São Sebastião y a 12,5 km de la playa de Maresias en sentido sur. Foto: Rogerio Cassimiro.


Bertioga: la magia de la costa después de la montaña


Playa de Itaguaré, una de las maravillas de Bertioga, a 20 km de la ciudad.

Ubicada a unos 100 km de São Paulo capital, se accede a Bertioga por una ruta que primero es autopista y después se reduce para adentrarse en la montaña, en medio de curvas y el verde de la naturaleza, y que luego permite ir descubriendo la ciudad costera a medida que se va descendiendo.

En Bertioga, las mejores playas son Itaguaré y Caraguaratuba (con poca o inexistente infraestructura, abundante naturaleza, amplia franja de arena y mar cristalino), Riviera de São Lourenço (barrio planificado y glamoroso, con gran infraestructura y que alberga una playa paradisíaca en medio de montañas) y Enseada (con buena oferta comercial y de entretenimiento, instalaciones deportivas y un mar que puede ser más agitado que lo usual en la zona). Además, Bertioga alberga el Forte São João, atractivo turístico e histórico.

5

reales vale un dólar. Los operadores turísticos recomiendan tener en mente esta cotización para hacer las cuentas,

Praia do Itaguaré, ubicada a unos 20 km del centro de la ciudad, ofrece uno de los paisajes más bellos de la región: al estar integrado al Parque Estatal Restinga de Bertioga, el sitio permanece oculto dentro del bosque preservado, formando un escenario por descubrir.

La playa de 3 km está dividida en dos por un enorme acantilado. De fuerte oleaje, apto para surfistas, ofrece también como atractivo el encuentro del mar con el río Itaguaré, el cual da nombre a la playa, donde es posible practicar canotaje y stand up paddle. En un pequeño sendero cerca del acantilado, se encuentran buenos restaurantes que sirven ostras, pescados, crustáceos, mariscos y otras delicias típicas de la playa.

Más apartada de la ciudad está Praia Branca, cerca de Guarujá, a la cual se accede primero por lancha y luego por un sendero con onda naturista y restaurantes de comida casera.

También en la frontera con Guarujá, se encuentra Boracéia, un polo gastronómico con vista al mar, a reservas del pueblo Caiçara y un mar limpio y tranquilo en una franja de 5 km de playa. Para pernoctar, sólo hay opciones de camping.

Indaiá es la playa familiar por definición, con instalaciones para quienes tienen problemas de movilidad. Por último, está la playa de Vista Linda, con infraestructura rústica y un mar ideal para la práctica de deportes.

En el límite de Bertioga con el municipio de São Sebastião, existe un registro vivo de la historia de Brasil. Están las Tierras Indígenas del Río Silveira, que hoy albergan a unos 500 indios guaraníes. Su cultura promueve bailes, música y gastronomía típica.

Cómo llegar: La distancia entre San Pablo y Bertioga es de 61 km. La mejor manera de ir desde la capital sin auto es en micro, un trayecto que insume unas 3 horas y cuesta unos 50 reales; en taxi, cuesta entre R$380 y R$450 y dura alrededor de 1 h 37 m.


Ilhabela: el paraíso en forma de archipiélago


Isla de las Cabras. Foto: Maristela Colucci.

Ilhabela es un municipio-archipiélago marino que tiene 14 islas e islotes. Su isla principal cuenta con un área de más de 340 km², la cual tiene una pequeña zona con más infraestructura, donde se ubican las playas urbanas del sur, centro y norte. El resto, que corresponde a cerca del 80% del archipiélago, forma parte del Parque Estadual de Ilhabela, una región protegida donde se ubican algunas de las más bonitas playas de la región como Castelhanos, Bonete y Cachoeira do Gato.

Lo mejor de Ilhabela –que tiene unas 42 playas para elegir suele ser el contraste de playas rodeadas de montañas con la vegetación característica de la Mata Atlántica.

Cuenta con algunas de las mejores playas de San Pablo, pero también es célebre por el tamaño de sus mosquitos, allí llamados «borrachudos», que son parte de su naturaleza exuberante, pero pueden arruinar hasta el mejor paseo. Mejor ir preparado con repelentes especiales de citronela.

Playa de Bonete. Foto de Maristela Colucci.

El paisaje agreste que cubre Ilhabela ayuda en la formación de sus principales atractivos turísticos, que incluyen senderos en medio de la vegetación y cascadas de agua dulce; uno de sus puntos a favor es que la mayoría de sus playas son de fácil acceso en auto, sin la exigencia de pasar horas en senderos o subir a un barco para llegar a disfrutarlas.

Playa Pacuíba, una de las más lindas de la zona, requiere recorrer unos 3 kilómetros en auto por una ruta semiasfaltada y seguir luego por un sendero de 212 metros en el bosque, lo cual lleva aproximadamente 5 minutos.

Esta característica de aislamiento hace que la playa esté casi desierta la mayor parte del año, con un buen lugar de descanso a la sombra y un pequeño riachuelo para refrescarse con el agua fría que corre sobre las rocas. Poco frecuentada, no tiene estructura de carpas, quioscos o restaurantes.

Playa de Bonete. Foto: Maristela Colucci

Ilhabela es reconocida internacionalmente por sus eventos: festivales musicales, regatas y encuentros de birdwatching.

Dado que el destino es reconocido como Núcleo de la Reserva de la Biósfera de la Mata Atlántica por la UNESCO y destacado por la BirdLife International como Important Bird Site for Priority Conservation (Sitio Importante para la Conservación Prioritaria de las Aves), en Ilhabela no es indispensable ir a lugares distantes o hacer largas caminatas para observar la avifauna de la isla.

Cómo llegar: La distancia entre São Paulo e Ilhabela es de 203 km. La mejor forma de acceder es con auto y la única manera de llegar a la isla es con una balsa que sale de São Sebastião.


São Sebastião, tan antigua como irresistible


Playa Juquehy. Foto: Rogerio Cassimiro.

Es la ciudad más antigua de la costa norte del Estado de San Pablo, a 200 km de la capital. Antes de la colonización portuguesa, la región de São Sebastião estaba ocupada por indios Tupinambás y Tupiniquins, siendo la sierra de Boiçucanga una frontera natural de las tierras de las tribus.

Tras superar las sinuosas carreteras que atraviesan la Serra do Mar están sus más de 30 playas, repartidas en 100 km de costa. La más conocida es Maresias, con 5 km de extensión, referencia de los surfistas de todo el país y dotada de excelente infraestructura, pero no es la única.

São Sebastião cuenta con una animada vida nocturna, buena gastronomía y reservas de pueblos originarios, es decir, ofrece opciones tanto para quienes buscan la movida como para los que prefieren rincones tranquilos junto al mar.

Cerca de la frontera sur de Rio de Janeiro (a 445 km de la capital carioca) están las mejores playas de la zona, especialmente al sur del Centro (hacia Bertioga), como Praia de Barequeçaba, Toque, Toque Grande, Playa Calhetas, Toque Toque Pequeño, Juquehy, Boicucanga, Camburizinho, Camburi, Barra do Sahy y Playa Jureia.

Playa Paúba. Foto: Rogerio Cassimiro.

Cómo llegar: La distancia entre São Paulo y Sao Sebastião es de casi 200 km y la manera más ágil de ir es en auto (2 h 34 m).


Ubatuba: decenas de playas de arena fina y aguas color esmeralda


Es un polo con más de cien playas, naturaleza intacta en varios de sus recodos, y un centro con buena infraestructura. Como todo en Brasil, asombra por la extensión, pero no hay que conocer los cientos de playas para aprovechar la belleza de Ubatuba. Algunas son imperdibles como la paradisíaca Ilha das Couves, una isla que llena todos los casilleros de una playa perfecta: arenas blancas con aguas transparentes y calmas.

Barra dos Pescadores. Foto: Rogelio Cassimiro

Para llegar a Ilha das Couves hay que tomar una lancha (existen opciones desde diversas playas de Ubatuba), pero el recorrido más corto (15 min) es desde la playa de Picinguaba, y el traslado sale unos R $35 por tramo, si bien se puede negociar cuando son grupos numerosos.

La isla tiene un límite de visitantes impuesto por las autoridades ambientales, por lo que hay que tomar el paseo en la mañana (la primera lancha sale a las 8:00 a. m.) y disfrutar del privilegio de pasar el día en sus aguas.

Playa de Puruba. Foto: Rogelio Cassimiro

Otros imperdibles de Ubatuba son Praia do Félix, Praia de Itamambuca, Ilha Anchieta, Praia Domingas Dias, Praia do Lázaro, Praia da Sununga y Praia de Santa Rita, si bien hay otras playas menos conocidas y tranquilas como Praia Brava do Camburi, Praia do Português y Praia do Cedro do Sul.

Para los amantes del senderismo, mejor tomar la Trilha das Sete Praias (Ruta de las Siete Playas), un sendero natural de unos 10 km que conecta varias ensenadas y es accesible para caminantes no tan entrenados, si bien exige una buena dosis de repelente de insectos en ciertas temporadas.

El sendero permite caminar desde Praia da Lagoinha hasta Praia da Fortaleza, pasando por las hermosas Praia do Oeste, Peres, Bonete, Grande Bonete, Praia do Deserto, Prainha y Praia do Cedro.

Tanto la Trilha das Sete Praias como otros senderos pueden recorrerse con ayuda de guías locales o asesoría de los lugares de alojamiento, ya que son una opción de paseo muy requerida en Ubatuba.

Playa de Prumirim. Foto: Rogelio Cassimiro

También conocidas por su circuito de cascadas, tres imperdibles de Ubatuba son: la Cachoeira da Agua Branca (a 30 km del centro de Ubatuba, con más de 180 m de caída, y sólo apta para montañistas entrenados), Maresias (formada por piscinas naturales y varias cascadas que se agrandan a medida que se asciende; también exige cierta experiencia para abordar la aventura) y la Cachoeira de Prumirim (en el km 30 de la ruta Rio-Santos, apta para todo público y célebre por su secuencia de pozos y caídas de agua cristalina, las cuales son como un hidromasaje natural).

Como Ubatuba es un destino predilecto de los paulistas (que huyen de la megalópolis en los feriados), el tránsito puede ser un problema para moverse entre playas durante la temporada alta y los fines de semana de buen tiempo, por lo que es ideal tomar los recaudos del caso y alojarse cerca de las playas de elección.

Cómo llegar: La distancia entre São Paulo y Ubatuba por carretera es de 227 km, y la forma más rápida de acceder es en auto.


Lo que hay que saber para ir


* Los pasajes aéreos ida y vuelta más económicos para mayo entre Buenos Aires y San Pablo (dos horas 45) son los que ofrece Turkish Airlines (126.709 pesos, Ezeiza). En lo que queda el 2023 los más baratos los ofrece Gol en agosto y septiembre (121.499 pesos, Aeroparque).

* Desde Bariloche, volar ida y vuelta en junio vale $246.485, pero hay que tener cuenta que la competencia por los tickets es alta por la cantidad de paulistas que viajan a disfrutar de la nieve. Lo mismo ocurre desde San Martín de los Andes: $292.568.

* Desde Córdoba, Gol ofrece pasajes ida y vuelta desde $163.976, con escala en Río de Janeiro. También podés volar directo a Río por Gol ($125.263) y desde ahí encararle al litoral paulista, un plan soñado.

* Desde Rosario, hay vuelos ida y vuelta en septiembre de Gol por $158.390

* Clima: diciembre, enero y febrero son los meses más calientes, pero puede llover; entre junio y agosto, hace frío, entre 15 y 23 grados en promedio, pero el tiempo es bueno, sin lluvias.

* Traslado: para quien viaja en auto propio o alquilado, el precio promedio de la nafta se puede monitorear en el portal https://www.mapeia.com.br, que permite calcular los gastos de combustible dentro del país.


Panorama de precios para alojarse y comer


* Los precios de alojamiento y alimentación en Brasil son, en promedio, 30% menores que en un destino similar del Caribe o Estados Unidos, de acuerdo con datos de Embratur.

* Un dólar equivale a cinco reales. Los operadores turísticos recomiendan tener ese dato en mente para calcular los costos por la incierta situación del peso argentino.

* Posadas de categoría intermedia para arriba sobre la playa en São Sebastião: entre 350 y 800 reales por día en promedio (con desayuno, precio base dos personas). Ubatuba, playa de San Lázaro: entre 220 y 380 reales por día en promedio (precio base dos personas). Más precios de departamentos alquilados u hoteles, en los buscadores aparecen, en pesos.

* En los hoteles y posadas de Brasil es habitual que el desayuno se abundante y esté incluido en la tarifa diaria. Los precios de comidas y bebidas en la playa son alrededor de un 15% más bajos que los mismos artículos en un restaurante u hotel.

¿Cuánto cuesta comer o tomar algo en la playa? (en temporada alta los precios pueden variar)

* Agua de coco en la playa: de 1 a 2 dólares 
* Cerveza en la playa: a partir de 1,50 dólares, en promedio 
* Caipirinhas: a partir de 2,50 dólares (según la calidad de la cachaza que se elija) 
* Sopas (“caldinhos”) de porotos procesados o mariscos: 3 a 5 dólares 
* Jarra de jugo natural de frutas: 4 a 6 dólares 
* Ración de papa o mandioca frita: 4 a 5 dólares 
* Croquetas: a partir de 5 dólares la porción de 4 a 8 unidades 
* Plato para dos-tres personas (abundante) con filete de pescado y dos guarniciones: a partir de 24 dólares 
* Hamburguesa completa con guarnición: a partir de 7 dólares 
* La botella de cerveza de 600 ml más barata en la zona del litoral paulista cuesta R$ 13 y la más cara, R$ 18. El pastel (empanadas fritas) oscila entre R$ 8 y R$ 15. Con un precio promedio entre R$ 8 y R$ 10, el agua de coco también suele estar entre las preferencias de los turistas para refrescarse.


Traslados

Precios promedio de transporte público desde San Pablo (capital) a destinos del litoral, en ómnibus y taxi, respectivamente: 

* Bertioga: 50 y 380-450 reales por tramo 
* Ilhabela: La mejor manera de ir desde San Pablo sin auto es en autobús y transbordador marítimo, que cuesta en total entre R$ 330 – R$ 410 
* Ubatuba: ómnibus entre R$ 74 y R$ 79. Hospedaje en hoteles a partir de R$ 500 por noche en habitación doble es un estimado promedio. 
* São Sebastião: ómnibus entre R$ 35 – R$ 120. 
* Ferry de São Sebastião a Ilhabela: 4 a 6 dólares (más caro los fines de semana y feriados

Algunos precios de referencia en São Sebastião incluyen un guía para el sendero conocido como Trilha dos Migrantes, con fantásticas vistas de las playas de la selva tropical de la región por 5 dólares; rappel con guías y equipo por 20 dólares; y buceo para principiantes por 78 dólares.

Los precios son una referencia para quienes no viajan con paquetes que incluyen comidas y
prefieren explorar la gastronomía brasileña, que es muy diversa y suculenta. .


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora