Franklin Lobos, de futbolista a minero




Franklin Lobos, soltero, 53 años. Ocupación: conductor. Fue el número 27 en salir de la mina.

Ex futbolista con un paso fugaz por el seleccionado chileno y que tuvo como compañero de equipo a Iván Zamorano en la liga local, cambió las canchas por las minas, como muchos de sus colegas.

Hacía sólo tres meses que Lobos, de 55 años, trabajaba para la minera San José y cuando ocurrió el accidente cumplía con su trabajo de ir en un transporte hasta el fondo del yacimiento para llevar a los operarios hasta la superficie para el almuerzo.

Según sus familiares, Lobos no tenía miedo de trabajar en el yacimiento porque su tarea se centraba en el transporte de los mineros y por tanto no pasaba tantas horas en la oscuridad de los túneles.

“Hay muchos (ex) futbolistas profesionales en la mina. Pasa en todo el norte (de Chile). Como su vida laboral es sólo hasta los 36 años, las compañías mineras, que son dueñas de los equipos, les ofrecen trabajo en la mina”, explicó a la AFP William Lobos, su sobrino.

Y es que en los 80 y los 90, la época de futbolista profesional de Lobos, coincidió con el auge de los equipos mineros -el Cobreloa de Calama y el Cobresal de San Salvador- ambos aguerridos y difíciles de batir en sus estadios.

Fue en el Cobresal que Lobos, ya de salida, jugó con Iván Zamorano, quien años más tarde sería goleador estrella del Real Madrid.

“Tiene dos hijas y las dos estudian, así que decidió combinar los dos trabajos por necesidad, para ganar más”, agregó William, quien también es minero.

AFP


Comentarios


Franklin Lobos, de futbolista a minero