Fue a llevar un pedido y lo asaltaron

Un repartidor perdió cerca de 1.000 pesos en J. J. Gómez



ROCA (AR).- Un repartidor roquense padeció la llamativa estrategia que dos delincuentes utilizaron para quedarse con toda su recaudación. Según informaron fuentes policiales, la víctima fue llamada por teléfono, le solicitaron mercadería y cuando llegó al lugar indicado (una calle “ciega”) apareció un arma anunciando el lamentable final de la jornada laboral.

Datos suministrados por voceros de la fuerza de seguridad ubicaron al escenario de los hechos en el barrio de J.J. Gómez, cerca del frigorífico Fricader.

Hasta allí llegó una Ford F-100 de la distribuidora Villa Iris, con sede en el barrio Aeroclub.

Cuando aparecieron los destinatarios del “encargue” el repartidor supo que lo buscado no era más que “el maletín que tenés atrás del asiento”, tal cual fue la exacta información que manejaban los malvivientes.

Sin oportunidad a resistirse, la víctima entregó sus bienes, entre los que había dinero en efectivo, Lecop y tickets.

El monto sustraído al distribuidor fue estimado por las fuentes policiales en unos 1.000 pesos.

Ambos asaltantes completaron su tarea con el rostro descubierto y no ejercieron ningún tipo de violencia física contra el trabajador. Luego de tomar en su poder el botín, escaparon caminando con rumbo desconocido, de acuerdo a lo informado por la Policía, que ayer los buscaba pero sin resultados favorables.


Comentarios


Fue a llevar un pedido y lo asaltaron