Garantizaron fondos a la PIAP y se levantó el corte

La confirmación de la asignación presupuestaria, asegurada ayer por el diputado Raúl Baglini, descomprimió la protesta. El acuerdo se firmó anoche y la ruta 22 fue liberada al tránsito.

NEUQUEN (AN).- Tras asegurarse los fondos para mantener en funcionamiento la planta de agua pesada de Arroyito y la estabilidad laboral para sus más de 400 trabajadores, los manifestantes que mantenían por tercer día consecutivo el corte del tránsito en la ruta 22, firmaron un acuerdo con Héctor Apesteguía, gerente general de ENSI, la empresa que opera la fábrica, y levantaron la medida de fuerza. La firma se hizo vía fax, con Apesteguía en Buenos Aires, y los representantes sindicales de ATE en la planta.

La confirmación del acuerdo "virtual" -avalado por el gerente de operaciones de la planta en Arroyito, Eduardo Scholtz, en representación de Apesteguía- se logró sobre la base de un anuncio formulado ayer por la la tarde por el diputado nacional Pedro Salvatori. Los trabajadores aprobaron en asamblea los términos del convenio.

Salvatori dijo que el presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara Baja, Raúl Baglini -Alianza- le había garantizado la asignación de fondos para el mantenimiento en funciones de la planta en el presupuesto 2001.

En la oficina de Baglini, ratificaron las declaraciones de Salvatori y afirmaron que el martes próximo, el despacho que emita la comisión contendrá los fondos que garantizarán la fuente laboral y el funcionamiento de la PIAP durante el año próximo.

Salvatori habló de 33 millones de pesos -los 13 millones comprometidos por el acuerdo con Repsol-YPF para sueldos y 20 millones para una línea en producción- aunque el secretario de Baglini -de apellido Molinari- omitió informar montos. Confirmó, en cambio, que el martes se aprobará el despacho en la cámara con la inclusión de la partida.

Apesteguía dijo que esa información modificaba totalmente la situación y descomprimía la protesta en Arroyito. La contrapartida exigida para el gremio consistía en el levantamiento de la medida.

Los dirigentes sindicales -Horacio Fernández, de la conducción de ATE- y Fernando Lisse -delegado de los trabajadores de la planta- ingresaron al establecimiento para firmar con Scholtz el compromiso.

El corte de ruta cumplía ayer su tercer día, y mientras se aguardaba una solución al conflicto, los camioneros y particulares vivían horas de intensa preocupación porque al cansancio, la falta de alimentos y las pérdidas económicas se sumaron problemas de salud.

Hasta la tarde, los intentos de los empleados de la planta por conseguir una salida en la comisión de Energía de la Legislatura provincial habían resultado en vano.

Susana, con su hijo internado en el hospital Castro Rendón esperaba desde el martes por la tarde sortear el corte, ir a Picún Leufú y volver a atenderlo.

"Entiendo el reclamo de los manifestantes pero que se pongan en mi lugar, tengo a mi hijo en estado delicado y necesito pasar", dijo afligida.

Una similar situación padeció un camionero que transportaba madera hacia Chile. Ayer se presentó en el lugar y solicitó cruzar en forma urgente. "Tengo a mi hijo con una infección en la pierna", indicó el hombre visiblemente consternado.

Luego de una breve negociación con los manifestantes apostados sobre la ruta 22 todo indicaba que lo dejarían pasar, pero se supeditó la decisión final a la opinión del resto de los camioneros paralizados allí. La situación generó el malestar de los choferes, que acusaron a los trabajadores de la PIAP de desentenderse del asunto y derivar la responsabilidad del caso hacia ellos.

"Nosotros no somos los que estamos cortando la ruta", sostuvo un camionero que transportaba arena a Villa La Angostura y que permanecía en el lugar desde el lunes.

Esperan definiciones en el ADOS

NEUQUEN (AN).- Ayer, la defensoría del Pueblo de Nación que conduce Eduardo Mondino recomendó a profesionales y trabajadores del ADOS la búsqueda de medios para lograr el salvataje del sanatorio, que está en concurso de acreedores y padece un desfinanciamiento crónico.

Mientras, se aguardan las definiciones que debe adoptar la Superintendencia de Salud para remitir los fondos que necesita la institución para pagar sueldos y mantenerse en funcionamiento.

Norma Patitucci, abogada de la defensoría nacional en el área salud, se reunió con la jueza que tramita la convocatoria de acreedores del ADOS, y también se entrevistó con trabajadores y médicos del establecimiento.

En la ocasión, le pidieron que intermediara para que la superintendencia habilite la remesa de 1,2 millón de pesos -sobre los 3,8 millones que le adeuda a la institución- para que puedan pagarse los sueldos y prestaciones atrasados.

Los enfermeros no cobran desde octubre, y los médicos y profesionales de salud, desde mayo pasado.

Desocuparon la sede de Trabajo

NEUQUEN (AN).- Gracias a que el ministerio de Desarrollo Social se comprometió a otorgar subsidios para 113 personas, los desocupados nucleados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) desalojaron ayer al mediodía las instalaciones de la subsecretaría de Trabajo. El primer subsidio -sin contraprestación- se entregará el próximo miércoles.

Los desempleados ocuparon durante 24 horas la subsecretaría, lapso en el que también cortaron la calle Independencia, entre Tierra del Fuego y Mendoza.

El reclamo obtuvo una respuesta favorable: los desocupados y el director de Trabajo de la provincia, Juan Zaldarriaga, firmaron un acta acuerdo en la que el gobierno se compromete a pagar 150 pesos a 113 personas.

Ariel Aguilera, delegado del CTA, aseguró que recibirán el subsidio durante tres meses.

Por su parte, Zaldarriaga aclaró que "por ahora lo que sabemos es que el primer subsidio lo van a cobrar el miércoles".

Los desocupados, que reclaman también vales canjeables por alimentos por un valor de 50 pesos, iniciaron el lunes pasado las medidas de protesta con un corte de calle.

El martes volvieron por una respuesta al pedido de continuidad de los subsidios que cobran desde julio, y ante la negativa tomaron el edificio.

Desempleados continuaban anoche apostados frente al municipio

NEUQUEN (AN).- Los desocupados que piden un subsidio de 500 pesos permanecían anoche apostados frente a la municipalidad a la espera de que la provincia -a través de la comuna- responda a sus reclamos.

Al cierre de esta edición, el corazón del centro neuquino estaba paralizado por la protesta y algo más de 120 personas permanecían junto al monumento a San Martín, rodeadas de policías.

En la comuna, el secretario de Gobierno, Alberto Maglietta y la subsecretaria de Acción Social, Alicia Elóes, intentaban comunicarse con las autoridades de la provincia.

"Hay silencio de radio, nadie nos atiende", le confesó a este diario un funcionario municipal, sin ocultar su preocupación por los manifestantes. La protesta de la Agrupación de Desocupados Barriales Unidos del Oeste empezó el lunes en la casa de Gobierno, donde varios aseguraron haber trabajado para el MPN en la última elección cuando les habrían prometido fuentes de trabajo estables. Ese día pidieron los 500 pesos y tras algunos incidentes se fueron porque desde el ministerio de Desarrollo Social les prometieron que ayer los iban a recibir.

Ayer a la mañana, luego de muchas idas y venidas, el jefe de esa cartera, Jorge Lara, accedió a recibir a los delegados de los manifestantes. Pero no lo hizo en la gobernación sino en el edificio de la dirección de Vialidad, a doce cuadras del lugar que preveían los desocupados.

El diálogo fue muy poco amable y en más de una oportunidad Lara tuvo que soportar que le gritaran en la cara. El desproporcionado monto del subsidio fue otro obstáculo para un posible acuerdo. Pero la gota que rebasó el vaso la aportó una mujer que trató a Lara de "mentiroso", con lo que el ministro cerró la negociación. Los desocupados se agruparon y se instalaron el centro de esta ciudad, adonde permanecían anoche a la espera de que la comuna resuelva un problema para el que no asomaban muchas alternativas.


Comentarios


Garantizaron fondos a la PIAP y se levantó el corte