Gariboldi está cada vez más cerca y Brun molesta

El líder de la general ganó la etapa de ayer.



La 61ª edición de la Vuelta al Valle parece destinada a volver a quedar en manos de Adrián Gariboldi, que si bien ayer ganó la quinta etapa y estiró unos segundos la diferencia en la general, todavía siente cerca la respiración del solitario Pablo Brun.

Los 135 kilómetros de ayer se recorrieron a un ritmo un tanto más lento que los anteriores.

Los integrantes del equipo de "Rodados Nene" estuvieron al frente durante casi todo el recorrido y parecía que llegarían holgados al final, pero se confiaron a pocos kilómetros y allí se volvió a meter el "molesto" Brun.

La estrategia de los 'nenes' bonaerenses era que volvieran a bonificar los que no siempre tienen oportunidad de hacerlo y que Gariboldi llegue en el pelotón de punta.

Con ese objetivo fueron manejando los tiempos y regulando fuerzas durante toda la competencia, hasta que se fue acercando el final.

La comodidad con la que transitaba hizo que el equipo entrara en un período de desconcentración. ¿Quién estaba allí para ponerle pimienta al cierre de la etapa? 'El llanero solitario' Pablo Brun, de Cicles Cader.

Su inesperada y amenazante presencia derivó en un cambio repentino de estrategia. Los "nenes" ya no estaban tan cómodos, y para evitar cualquier tipo de sobresalto, sobre la marcha optaron por abrirle el camino a Adrián Gariboldi, para que encabece el sprint final y se asegure el primer lugar de la etapa y de la general.

Brun, peleó en solitario contra los "nenes" A y B, y si bien está tercero en la general, aún mantiene una mínima esperanza de poder irse ganador del Valle.

El objetivo de Gariboldi es lograr el pentacampeonato y está a sólo una etapa de lograrlo. Manteniéndose en el lote de adelante se asegurará el título.

"Fue una etapa liviana, aunque se rodó rápido. Saqué un poco más de diferencia y estamos más tranquilos", contó Gariboldi.

La tradicional competencia concluirá hoy en Allen donde se espera una gran concurrencia de público. (AC)

Bronca en Monti

El equipo Monti llegó como uno de los principales candidatos. Pero antes de comenzar la cuarta etapa decidieron retirarse porque uno de sus integrantes -Eduardo García- fue agredido por el allense Emilio San Martín.

A continuación, un extracto de la nota enviada por Armando Borrajo, integrante del equipo Monti: "La agresión fue premeditada, debido a que la noche del jueves gente del entorno del Sr. García fue vista merodeando la concentración".

"No es la primera vez que equipos foráneos se ven amenazados. En el 2004 los integrantes de Factory sufrieron amenazas con armas de fuego, pretendiendo que resignaran puestos en favor de gente de la zona o que les permitieran ganar etapas".

"Es una pena que de a poco los principales equipos del país decidan no participar del evento".


Comentarios


Gariboldi está cada vez más cerca y Brun molesta