Gendarmería ensayó el protocolo antipiquetes pero no reprimió

Cuando arribó la columna hubo momentos de tensión y los manifestantes decidieron cortar totalmente el tránsito. Tras una negociación flexibilizaron la medida.



#

Los efectivos de Gendarmería se mantuvieron unos metros más atrás de las cabinas del expeaje donde se apostaron los manifestantes.(Foto: juan thomes )

La presencia de Gendarmería Nacional (GNA) aportó un nuevo matiz al conflicto social entre el gremio ATE y las autoridades provinciales y nacionales. Los uniformados llegaron antes de las 9 a los puentes carreteros donde los estatales se concentrarían un hora más tarde para cumplir la primera jornada del paro de 48 horas que continúa hoy y que se replica en todo el país.

Los trabajadores consideraron una “provocación” el cordón de gendarmes que se apostó sobre la zona del peaje. “Esto cambia la protesta, ahora vamos a realizar un bloqueo total, quieren infundir miedo y terror y solo nos dan más fuerza para luchar”, expresó Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE en Río Negro.

La movilización comenzó después de las 10 y se extendió hasta al 13. Durante las dos primeras horas el corte fue total mientras que los últimos sesenta minutos se dividieron en tramos de 20 con aperturas transitorias.

El momento de máxima tensión se dio cuando los trabajadores se dirigieron al sector del peaje sobre los carriles que circulan con sentido Neuquén-Cipolletti. Allí estaba concentrado un grupo de gendarmes y hubo algunos empujones, corridas y golpes. Aguiar se puso cara a cara con el responsable del operativo, quien solo escuchó los efusivos reclamos del sindicalista. La tensión duró escasos minutos y se resolvió con el paso hacia atrás de los uniformados. Los trabajadores acusaron a un gendarme de estar sacando fotos y filmando, también denunciaron golpes.

La orden era clara; no reprimir, pero la sola presencia generó tensión entre los manifestantes. Hubo unos 60 efectivos de gendarmería e integrantes de la policía de Río Negro y de Neuquén. Los manifestantes eran alrededor de 100. “Si quiere la paz social que no mande a la Gendarmería, que mande plata para aumentar los salarios de los trabajadores”, recriminó Aguiar.

Los responsables del operativo se acercaron a Aguiar para solicitarle que haya flexibilidad en la medida y el sindicalista respondió con cortes intermitente.

Una ciudadana reclamó con la Constitución

Una ciudadana llegó hasta el puente con la Constitución nacional en la mano. “Yo estoy a favor de los reclamos, pero quiero mi derecho a la libre circulación”, expresó con vehemencia. Un miembro de ATE le respondió: “También en la Constitución, en el artículo 14, dice que todos tenemos que tener trabajo, y acá hay gente que no tiene”. Luego, la mujer les pidió que busquen otra forma de protesta.

Gendarmería intentó por la vía de la negociación que se flexibilice el corte. Además le informó a Aguiar sobre el inicio de una causa penal.

Datos

Gendarmería intentó por la vía de la negociación que se flexibilice el corte. Además le informó a Aguiar sobre el inicio de una causa penal.

Temas

Cipolletti

Comentarios


Gendarmería ensayó el protocolo antipiquetes pero no reprimió