Genneia cerró un sólido primer semestre anclado en las renovables

La compañía integrada de energía registró un salto en los ingresos por ventas generales liderado por el aporte de los proyectos de energía limpia. Aseguran que continuarán los proyectos adjudicados en el RenovAr y Mater.





La empresa líder en el sector de las energías renovables, Genneia, presentó un sólido primer semestre con un incremento en los ingresos por ventas del 26%, de las cuales más del 97% fueron en dólares, y cerró con un Ebitda (ingresos antes de impuestos) de 243 millones de dólares. Actualmente cuentan con una capacidad instalada de 1279 MW entre sus proyectos renovables y térmicos.

En detalle, el resultado neto antes de impuestos a las ganancias refleja una ganancia de 2.394 millones de pesos, mostrando una variación interanual positiva de 61 millones de dólares en comparación con la ganancia del período finalizado el 30 de junio de 2020 que fue de 2.333 millones de pesos.

La utilidad bruta del período fue un 16% superior pasando de 6.582 millones de pesos en 2020 a los actuales 7.624 millones. Este aumento fue el resultado principalmente por un mayor cargo nominal en pesos de los ingresos por efecto de la devaluación.

Vale señalar que el salto fue compensado por menos ingresos en el segmento térmico (finalización de contratos), menor generación renovable, y el efecto de la pesificación de las tarifas. Por otra parte, el margen bruto, que sería la utilidad bruta dividida por ventas netas, fue del 62% y 67% en el período finalizado al 30 de junio de 2021 y 2020, respectivamente.

“Con respecto a la devaluación cambiara, cabe mencionar, que el período finalizado al 30 de julio de 2021 concluyó con una devaluación del peso frente al dólar del 14%, en comparación a la devaluación cambiara del 18% del período anterior”, precisaron desde la firma.

En números

866 MW
es la capacidad instalada de la firma de fuentes renovables de los cuales 784 son de parques eólicos y 82 de energía solar.

Otro buen indicador para Genneia se vio en las ventas netas que registraron al 30 de julio que ascendieron a 12.276 millones de pesos, redondeando un salto del 26% en comparación a los 9.765 millones de pesos del 30 de junio de 2021. Este salto se debe al segmento renovable en el que se registró un mayor cargo nominal en pesos de los ingresos por el efecto de la devaluación, a pesar de que, como ya marcamos, se generó menos a nivel interanual.

En detalle, los ingresos por ventas netas de la generación eléctrica a través de fuentes renovables del primer semestre fueron de 9.371 millones de pesos, lo que significa el 76% de total.

Por último, el costo de las ventas a mitad de año fue de 4.652 millones de pesos y cerró con un salto del 46% en comparación a los 3.183 millones de pesos del mismo período del año pasado. Al igual que los otros índices, se vio afectado por el aumento del cargo en pesos por efecto de la variación del tipo de cambio sobre activos dolarizados.

La firma actualmente tiene una capacidad instalada de 866 MW de fuentes renovables de los cuales 784 MW son de parques eólicos y 82 MW de energía solar. Posee otros 412 MW en proyectos térmicos.

Análisis para lo que se viene

En la presentación de resultados desde la empresa señalaron que continuarán enfocados en el segmento de energías renovables y también evaluarán alternativas convencionales de acuerdo a las oportunidades de expansión disponibles.

“El directorio ratifica el plan estratégico de la sociedad y en línea con las necesidades del a matriz energética argentina, continuará desarrollando nuevos proyectos en el segmento de generación de energías renovables y avanzando con la construcción y puesta en operación de los parques eólicos adjudicados en licitaciones públicas (renovar), como así también el desarrollo de proyectos para grandes usuarios dentro del MATER”, aseguraron desde la empresa dentro de sus perspectivas futuras.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Genneia cerró un sólido primer semestre anclado en las renovables