Gerez no recuerda, la oposición duda y la Justiciano descarta ninguna hipótesis

El caso del testigo secuestrado gana en confusión. Un fiscal dijo que no puede reconocer a sus captores.



#

Para la Justicia, Gerez no pudo identificar a sus captores.

A cuatro días de su aparición, el albañil Luis Gerez declaró que tiene recuerdos “difusos” sobre cómo fue su captura y su liberación, lo que contribuyó a alimenta dudas en la oposición, en la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini y en la propia justicia, que ayer recurrió a la difusa frase: “no descartamos ninguna hipótesis” para describir la precaria situación en en la que se encuentra la investigación.

Según detalles de la declaración del albañil ante la justicia, a los que accedió la agencia oficial Télam, Gerez dijo que los captores lo tuvieron con los ojos tapados, que no lo amenazaron de palabra ni le dijeron por qué lo habían secuestrado.

“El dice que no puede reconocer a sus captores, porque siempre que tenía contacto con personas durante la privación de su libertad tenía los ojos vendados”, aseguró uno de los cuatro fiscales de la causa, Facundo Flores. Aseguró que las lesiones que presentaba son “compatibles” con sus denuncias de torturas.

En el plano político, continuó ayer el fuerte debate político entre el kirchnerismo y sectores de la oposición, desde donde se lanzaron acusaciones, sospechas y pedidos de precisión sobre la marcha de la investigación.

El titular de la UCR, Gerardo Morales, expresó sus dudas sobre la resolución del secuestro y consideró que “es raro” que a Gerez lo hayan liberado poco después del discurso de Kirchner.

Ricardo López Murphy, titular de Recrear, llamó a crear una comisión investigativa por el tema para que se diluciden todas las inquietudes.

Desde los organismos de derechos humanos, Hebe de Bonafini, aliada incondicional de K, se mostró un poco decepcionada al deslizar que “esperábamos más de las declaraciones que dio Gerez en la conferencia de prensa del domingo.

Mientras desde el oficialismo apuntaron al entorno del ex subcomisario Luis Patti a la hora de brindar pistas sobre el caso.

El albañil, de 51 años, apareció en la zona de Garín, Escobar, el viernes a la noche, luego del discurso del presidente Kirchner en el que hizo referencia a su secuestro, del que en ese momento llevaba 48 horas.

 

“Hablaban idioma villero”

Trascendió ayer que en su declaración ante la justicia, Gerez indicó que en principio los que lo tenían cautivo “hablaban en un idioma villero”, pero que después apareció otra persona de distinto nivel que le preguntó como esta y le aseguró que “no le iba a pasar nada”.

Refirió Gerez que “el viernes hubo una discusión entre sus captores y que el que se expresaba bien dijo que solo se les había pedido que le den una tunda y se les había ido la mano”

Gerez estuvo maniatado con un especie de grilletes con un pequeño candado.

En varias oportunidades lo golpearon duramente (esto fue corroborado por la fiscal) y se simuló que lo iban a matar con una pistola descargada. En una ocasión, uno de los secuestradores “se sacó” y lo quemó con una colilla de cigarrillo.

(DyN, Télam yABA)


Comentarios


Gerez no recuerda, la oposición duda y la Justiciano descarta ninguna hipótesis