Ginóbili debutó en la que podría ser su última temporada en la NBA

Manu Ginóbili puso primera en la que podría ser su última temporada como jugador. Fiel a su estilo, además de lo que hizo adentro de la cancha, se sumó a la protesta anti Trump.





Emocionó verlo jugar. Escuchar la ovación del estadio cuando entró a los cinco minutos del primer cuarto. Al minuto tomó un rebote y dio una asistencia. Y enseguida un triple. Hay que decir que en veinte minutos que tuvo en campo anotó 9 puntos, dio 4 asistencias, tomó 3 rebotes y contabilizó además un robo y una tapa. Hay que decirlo porque Manu Ginóbili, de él se trata, es ante todo un animal competitivo.

Es emocionante verlo en su décimosexta temporada en la NBA, siempre con San Antonio Spurs, con 40 años en el lomo y enfrentando ya a jugadores que podrían ser sus hijos. Pero a Manu no le alcanza con eso. Compite desde siempre. Y no dejará de hacerlo hasta el último segundo que lo haga en la elite del deporte mundial.

Emocionó también verlo agarrado con sus compañeros mientras sonaba el himno de Estados Unidos. Es una modalidad que adoptarán en el inicio de esta nueva temporada varios equipos de la NBA. Es su modo de apoyar la campaña iniciada hace un año por Colin Kaepernick, el jugador de football americano que comenzó a arrodillarse hace un año cuando sonaba el himno antes de cada partido en protesta por la brutalidad policial contra la población negra.

La protesta, se sabe, se extendió de tal modo que, sólo semanas atrás, casi doscientos jugadores del football americano siguieron el gesto de Kaepernick, que ya no tiene equipo y por eso demandó a la patronal de la National Football League (NFL).

Es la patronal más conservadora en la industria del deporte de Estados Unidos. Pero el lunes pasado acordó con los jugadores que no habrá sanciones para quienes sigan arrodillándose. Su reglamento no exige una postura determinada ante el himno, como sí lo hace el de la NBA. Pero los jugadores de la NBA creen que la NFL es una cosa y ellos otra.

La NBA, en rigor, es considerada la Liga más progresista del deporte de Estados Unidos. La primera que tuvo tres patrones de equipo negros. La primera que echó por racismo a otro propietario (Donald Sterling, de los Clippers) . Sus jugadores organizan numerosos actos de compromiso social con su comunidad. Fueron además los primeros que apoyaron con gestos dentro de la cancha al movimiento Black Lives Matters (La vida de los negros importa). Más aún, su último campeón, Golden State Warriors, rechazó ir a la tradicional visita a la Casa Blanca. No quiso hacerlo porque allí está Donald Trump.

Ginóbili sabe muy bien de qué se trata. Su técnico de siempre en los Spurs, Greg Popovich, ha sido uno de los críticos más duros y profundos de Trump. La NBA es la liga más globalizada en Estados Unidos. Sabe la vergüenza que produce un presidente que sacude con declaraciones casi siempre discriminatorias y que no tolera ahora que los patrones del deporte no actúen como él ha actuado siempre ante cualquier empleado que desafió sus ordenes: despidiéndolo.

Números

del debut

Nico tiene

que esperar

Nicolás Brussino no vio minutos en la victoria de su equipo, Atlanta Hawks, sobre Dallas Mavericks por 117 a 111.

El ex Peñarol se quedó con las ganas de entrar en el primer partido de la temporada.

NBA

Datos

20
los minutos que Manu estuvo en cancha en los que anotó 9 puntos, dio 4 asistencias y bajó 3 rebotes.
25
los puntos de LaMarcus Aldridge, el goleador de los Spurs. Además tomó 10 rebotes.

Temas

NBA

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Ginóbili debutó en la que podría ser su última temporada en la NBA