Glamour en rojo, blanco y con brillo

Unas discretas, otras con escotes pronunciados y tajos infartantes, las actrices desplegaron su encanto en la alfombra roja.





Meryl Streep, espléndida con un vestido dorado.

Rojos, blancos y aplicaciones brillantes fueron las estrellas de la alfombra roja más esperada del año en la que, una vez más, las “celebrities” de Hollywood se sumaron a las últimas tendencias presentadas hace apenas unos días en la Semana de la Moda de Nueva York y las pasarelas europeas.

A sus 62 años, Meryl Streep volvió a demostrar que el glamour no está reñido con la edad y recogió su tercera estatuilla con un magnífico vestido dorado metálico de Lanvin. Rindió tributo a Margaret Thatcher luciendo unos zapatos de Salvatore Ferragamo, el diseñador favorito de la ex primera ministra británica a quien encarna en el largometraje “La dama de hierro”.

La nominada Rooney Mara protagonizó una de las entradas más impactantes al Teatro Kodak dejando a un lado su habitual vestimenta negra con un sublime vestido de cola blanco de Givenchy Couture con la espalda al descubierto diseñado por Ricardo Tisci para la ocasión. También en blanco, Gwyneth Paltrow es otra de las “candidatas” a mejor vestida de la gala con un exquisito diseño minimalista con capa de la última colección del estadounidense Tom Ford.

En un sublime vestido con detalles de pedrería de Elie Saab con minaudiere de Edie Parker apareció la siempre deslumbrante Milla Jovovich, una de las primeras en desfilar por la alfombra de la 84 ceremonia de los premios de la academia.

Jennifer Lopez optó por un vestido de cola en blanco-plateado cubiertos de aplicaciones brillantes de Zuhair Murad con generoso escote, tildado de demasiado atrevido por muchos críticos de moda. Algunos espectadores escribieron en Twitter y en otros foros que se podía ver demasiado del pecho de la cantante y hasta crearon una cuenta de Twitter sobre el pezón que presuntamente dejó ver en la ceremonia, aunque su estilista se apresuró a aclarar que era una ilusión óptica.

Emma Stone revivió el antiguo glamour de Hollywood con un vestido rojo con maxilazo en el cuello de Giambattista Valli, “clutch” de Louis Vuitton y zapatos de Brian Atwood, configurando una de las apuestas más acertadas de la noche. Y la nominada Michelle Williams (“Mi semana con Marilyn”) se sumó a la lista con un romántico diseño coral de inspiración vintage, con falda peplum de la Louis Vuitton y bolso de Bottega Veneta en rosa. (DPA)

Michelle Williams lució un romántico vestido coral, que remitía a la elegancia de otras épocas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Glamour en rojo, blanco y con brillo