Gnomos nazis



MUNICH (DPA).- Una polémica colección de gnomos de jardín que levantan el brazo derecho haciendo el típico saludo de los nazis fue instalada ayer en Straubing. Se trata de una instalación artística de Ottmar Hoerl llamada "la danza con el diablo", que colocó en el casco viejo de la ciudad y que consta de 1.250 muñecos. Hörl los paró en hilera y los llama "enanos venenosos" porque "exhalan un vaho pestilente similar a la ideología fascista de los nazis". La intención es advertir sobre la facilidad con la que se pueden manipular las masas.


Comentarios


Gnomos nazis