ATE responde a Weretilneck y habla de “ajuste” en Río Negro

El mandatario en su discurso dijo que no habrá más ingresos en el Estado. Habló de evaluaciones al personal, presentismo y productividad.

Las expresiones del gobernador Alberto Weretilneck respecto de los estatales, las evaluaciones, el freno de ingreso de personal y la reforma de la ley de empleo público tuvieron eco en el gremio ATE que planteó que se infiere que en Río Negro habrá políticas de “ajuste” hacia los trabajadores provinciales.

ATE no estuvo ayer a la jura de Weretilneck en su tercer mandato, aunque hubo invitación formal a través de protocolo. Rodrigo Vicente, el secretario general, concurrió a la Legislatura a las 8:30 como indicaba la invitación, pero en la puerta le informaron que ya no había lugar en el recinto y se retiró. Por ese motivo tampoco a la tarde asistió a la jura de ministros. Sí estuvo y en primera fila, el secretario general de UPCN, Juan Carlos Scalesi, que retomó el vínculo con el gobernador, con quien compartió un abrazo efusivo.

Rodrigo Vicente, secretario general de ATE, opinó que el discurso de Weretilneck fue “ambiguo” y señaló: “Se puede interpretar de distintas maneras y posiblemente que en Río Negro surja el ajuste también, al indicar que no va a haber ingresos en el Estado, esto de evaluar, de presentismo y productividad lleva a pensar que va a haber un control estricto”, dijo a Diario RÍO NEGRO.

“Cuando habla de modificar leyes vigentes estamos hablando de ajuste, de una forma de tener sometidos a los trabajadores a una visión de gobierno”, apuntó

Para ATE, Weretilneck omite hablar de un tema pendiente desde hace años que el gremio reclama, incluso desde su gobernación anterior, que es la creación del Convenio Colectivo de Trabajo. “Es la única provincia de la Patagonia que no lo tiene, el convenio viene a salvar todas las situaciones del empleo público”, afirmó.

Consultado por el pase a planta permanente que anunció Arabela Carreras antes de las elecciones de abril y que no se concretó por un veto público de Weretilneck. El pase a planta se estimaba para entre 2.800 y 3.000 trabajadores (si se realiza el cierre a mediados de 2023).

Esos contratados, la mayoría por horas cátedra, surgen de acciones políticas de los mismos que asumieron ayer”, deslizó y puntualizó que esta medida beneficiaba especialmente a porteros de escuelas que tienen los contratos con mayor precarización del Estado provincial.

Vicente dijo que “en el derrotero de discusiones, el gobierno saliente no pudo ganar la pulseada” y afirmó que existía un “compromiso” que el pase a planta lo iba a trabajar Weretilneck, por eso “los sindicatos nos quedamos tranquilos”. Sin embargo ahora cambió el panorama: “Notamos que el pase a planta no va a suceder y al contrario, van a evaluar a los trabajadores”, admitió Vicente.

El gremio analiza próximos pasos a seguir a nivel interno y con la Intersindical que conforma con Unter, Sitrajur y las dos CTA. Uno de los ejes podría ser el pedido urgente a paritarias con el nuevo gobierno para terminar de cerrar el año.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios