Residentes médicos de Bariloche cumplen un paro activo y se manifestaron en la calle

Reclaman un aumento de noviembre que no fue cancelado y el pago de aguinaldo. Son considerados como "becarios" y no cuentan con los beneficios laborales de los trabajadores estatales.

Residentes médicos del hospital Ramón Carrillo de Bariloche que iniciaron un paro activo el viernes al mediodía, mantienen la medida de fuerza y hoy trasladaron a las calles el reclamo para visibilizar la demanda de un pago de aguinaldo y el aumento de noviembre adeudado al sector.

El reclamo sectorial recibió el apoyo de Asspur y según pudo conocer Diario RÍO NEGRO en otros hospitales como Cipolletti y Roca hay malestar de los residentes, pero por el momento no tomaron medidas de acción directa aunque hay contacto entre todas las ciudades para unificar el reclamo. En El Bolsón están en asamblea permanente.

En Bariloche son 10 residencias médicas de distintas áreas en las que trabajan 40 profesionales en el hospital zonal. Además hay otros 30 en instituciones privadas de la salud.

Los residentes en la provincia son considerados “becarios”, no pertenecen a la planta de trabajadores del Ministerio de Salud, por lo que tampoco tienen aportes jubilatorios, aguinaldo, ni zona desfavorable y es “irregular” la cobertura de la obra social Ipross, según denunciaron.

En Bariloche, la única ciudad donde por el momento hay paro de residentes, los profesionales médicos suspendieron su atención en consultorios externos, centros de salud, postas sanitarias rurales, salas de internación y solo mantienen el servicio en guardias.

Hoy los residentes realizaron una asamblea en el hall de Docencia del hospital para analizar la situación y recibieron el compromiso de la dirección del Ramón Carrillo de ser atendidos mañana. La protesta se hizo visible al mediodía sobre la calle Moreno, frente al edificio histórico del hospital, donde portaron carteles y explicaron a los automovilistas el motivo de su reclamo.

El reclamo a la Provincia es el pago del aguinaldo, que días atrás el Gobierno se comprometió al anunciarlo como una “bonificación especial del 50% del monto de su salario mensual” para quienes están comprendidos en la Ley 4919.

Los residentes médicos del hospital Ramón Carrillo salieron a la calle con su reclamo. Foto: Marcelo Martinez.

También exigen el pago del 8% de aumento de noviembre que se acordó para todo el personal público, pero no se pagó a los residentes médicos.

En el petitorio exigieron además cuestiones particulares como el pago adeudado de octubre a la médica residente de terapia intensiva y jefa de residentes de kinesiología, como así también la remuneración correspondiente al cargo de jefatura de residencia de todas las especialidades.

“La crisis económica nos golpea desde hace tiempo y con el brutal ajuste recayendo sobre la clase trabajadora, la situación salarial esta lejos de verse mejorada, pero el gobierno provincial ignora al personal, quienes se encuentran al frente desde hace décadas sosteniendo la salud publica en condiciones de profunda precarización”, denunció Asspur al emitir un comunicado en solidaridad con los residentes médicos.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios