Temen despidos en organismos nacionales en Río Negro: un 70% no tiene estabilidad laboral

Los gremios aseguran que hay incertidumbre entre los trabajadores rionegrinos del Estado Nacional. Además, aseguran que 2.000 agentes ya están precarizados bajo distintas modalidades contractuales. Los datos sector por sector y el escenario sindical.

En medio de gabinetes en armado y incertidumbre generalizada, los gremios estatales creen que hay puestos de trabajo del sector público que están en la cuerda floja. Apuntan a los anuncios del gobierno electo, la reducción de ministerios y organismos nacionales que podrían tener desvinculaciones y ajuste de personal.

Luego del 10 de diciembre se esperan miles y miles de despidos de trabajadoras y trabajadores precarizados del Estado Nacional”, aseguró Romeo Aguiar, secretario gremial de ATE Río Negro.

Son en total 3.000 agentes que se desempeñan en organismos nacionales con asiento en Río Negro, según datos de ATE y UPCN. Como trasfondo de este panorama incierto, la base de inestabilidad laboral acumulada durante años, hoy pone en riesgo la situación de unos de 2.000 trabajadores precarizados bajo distintos modelos contractuales: los puestos más vulnerables. Esta cifra representa el 70% de la planta, según estimaciones de ATE y son unos 1.800 para UPCN, según cifras estimativas.

“Hemos corroborado que en las reuniones entre funcionarios del gobierno saliente y el gobierno entrante, la transición se ha orientado a recabar de una base de datos trabajadoras y trabajadores que se encuentran sin estabilidad en el empleo público nacional, por lo tanto creemos que van a ser masivos los despidos”, alertó el dirigente a Diario RIO NEGRO.

El secretario general de ATE Río Negro, Rodrigo Vicente, aseguró que por el momento el foco está puesto en Senasa como sector donde ya se esté hablando de posibles despidos. “Abiertamente ya se ha pronunciado que hay una sobrepoblación de trabajadores y empleados”, dijo.

La mayoría de los trabajadores del Estado Nacional no están en planta permanente y lo que no se resolvió durante los últimos años pese a las demandas, sienta bases para el ajuste prometido por la nueva gestión en su plataforma electoral. Miles de familias padecen una profunda incertidumbre económica y social.

“La preocupación es mucha porque se ponen en juego muchos derechos”; opinó Luis Urra, trabajador tercerizado de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en Bariloche y actual secretario Adjunto de la seccional Bariloche de ATE. “Para el sector tercerizado estos tiempos son decisivos ya que las Licitaciones públicas de servicios se está decidiendo si sigue la misma o entra otra”, aclaró.

En el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) sonó la alarma en la última semana. Desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) denunciaron que se confirma la intención de despidos de 550 contratados bajo la modalidad Funvet en todo el país; de los cuales 13 son de Río Negro, once en las barreras sanitarias en Catriel, 25 de mayo y Río Colorado, según informó Matías Miquelez, delegado de ATE en Senasa. Están en una situación de “extrema precarización” porque son monotributistas en contrato de prestación de servicios.

“Pudimos confirmar que la información requerida por la gestión entrante se orienta a aplicar un fuerte ajuste sobre la planta del personal en ministerios y organismos, a partir de la confección de una base de datos de trabajadores contratados y sin estabilidad”

Romeo Aguiar, secretario gremial ATE Río Negro

Wilson Rodríguez, secretario general de UPCN Trabajadores Nacionales regional zona Atlántica de Río Negro, aseguró que según sus estimaciones, el 40% de los estatales nacionales están en planta permanente.

Tenemos alrededor de 15 convenios colectivos de trabajo en el Estado en Río Negro”, dijo e incluyen diversas formas contractuales. La situación más vulnerable puede ser que van a revisar los que entraron este año, en 2023.

Temor sector por sector


En organismos como Agricultura Familiar, Migraciones, Desarrollo Social de la Nación, INTI, INTA, Universidad Nacional del Comahue, Segemar, PAMI, Anses, Conicet, Agencia Nacional de Discapacidad, la Superintendencia de Servicios de Salud, subyace la misma preocupación. Sobre todo en aquellos agentes sin estabilidad laboral, con contratos transitorios.

En el Conicet, es superior a 100 la cifra de trabajadores entre investigadores, becarios y personal administrativo que prestan servicios en Río Negro, con sede en Bariloche. En el Centro Atómico Bariloche (CAB), dependientes de la CNEA, son 1.400 estatales.

En la Secretaría de Agricultura Familiar cumplen funciones 32 trabajadores, todos contratados bajo artículo 9, un modelo contractual con duración de un año, que se renueva. En INTA, hay 157 trabajadores con asiento en Río Negro.

El temor es más fuerte en los organismos de ciencia y tecnología, como Conicet, INTA. “El temor por la precariedad que sufren llega a todos los organismos y en cada una de las asambleas. Al ser anuales todos los contratos se van a firmar después del 31 de diciembre, todos van a estar en manos de un nuevo ejecutivo entrante”, explicó Aguiar, desde ATE.

“Desde UPCN vamos a trabajar sobre los hechos, porque si bien ahora va a haber una modificación en la estructura del Estado, no podemos impedir eso” dijo y agregó: “Vamos a velar por el cuidado de los derechos de los trabajadores. Mientras no tengamos despidos, no va a haber mayor inconveniente, vamos a entablar un diálogo. Pero si vienen con despidos, vamos a estar defendiendo como corresponde a nuestros trabajadores”, aseguró Rodríguez.

“No vamos a tomar ninguna medida antes de tiempo, se van a entablar mesas de conversaciones en los organismos nacionales”

Wilson Rodríguez, dirigente de nacionales de UPCN en zona Atlántica de Río Negro.

Los trabajadores englobados en el Artículo 9, tienen contratos anuales que se utilizan en la mayoría de los organismos nacionales, pero también existen contratos 048 (anuales), monotributistas y becarios (con renovación cada tres meses), contratos Programa de Primer Empleo, entre otras figuras.

El riesgo en Senasa


El organismo que se encarga del cuidado de la sanidad animal, vegetal y la inocuidad de los alimentos, tiene solo un 5% de sus trabajadores en planta permanente en Patagonia Norte, el resto tiene contratos transitorios o precarios.

Hay 460 trabajadores que prestan servicio en Río Negro y Neuquén eso incluye las fronteras, los puntos más remotos, el puerto, barreras, límites provinciales y la fiscalización de comercio de fruta y de carnes. El 80% está contratado bajo contratos artículo 9 desde hace años. Este ente es autofinanciado y se encarga de las barreras fitosanitarias, el control de plagas y emergencia sanitaria con los brotes de influenza aviar y en encefalomielitis equinas que hoy azotan en el país.

Pases a planta, casos aislados: solo 5 en los últimos años


“La realidad es que en estos organismos se mantuvo plena la precarización, no hubo pases a planta en estos organismos nacionales en los últimos tiempos, solo cuatro o cinco casos aislados. El resto de la planta se encuentra totalmente precarizada en lo que es el Estado Nacional”, dijo Romeo Aguiar. Explicó que a nivel nacional, hubo 50-60 pases (a planta) de los miles de trabajadores bajo modelos contractuales precarios, en organismos nacionales.

Además, acusaron al gobierno saliente de incumplir el plan de regularización del empleo público de 2021. El compromiso era de pasar a planta a 30.000 agentes pero solo pasaron 3.000, un 10% de lo prometido. Actualmente, serían más de 64.000 los trabajadores precarizados bajo distintos modelos contractuales.

Aguiar (hijo) dijo en 2015 con el gobierno de Mauricio Macri hubo despidos en organismos nacionales, algunos de los cuales pudieron revertir con la movilización sindical. Cuando asumió el gobierno de Alberto Fernández pudieron recuperar algunos y “no se sufrió despidos, salvo la planta política que había ingresado con el macrismo”, relató.

Prevenir o esperar: el rol sindical y un paro en puerta


Desde UPCN y ATE, gremios que nuclean a estos agentes nacionales, están llevando adelante asambleas por sector, pero tienen distintas miradas sobre el tema.

A partir de información de la transición entre funcionarios salientes y entrantes a la que tuvo acceso, ATE confirmó que el gobierno de Javier Milei buscará ejecutar un plan de despidos en organismos nacionales. El sindicato resolvió enfrentarlo con medidas de fuerza anticipadas a modo de prevención.

Este lunes 4 de diciembre realizarán un paro total por 24 horas, luego del fallido paro de 72 en Senasa tras el acatamiento a la conciliación obligatoria. Habrá concentraciones frente a las sedes del Ministerio de Trabajo de la Nación en la provincia.

Desde Bariloche, buscan la mayor unidad posible de sectores y mantuvieron el jueves 30 de noviembre una reunión de delegados de organismos nacionales de ATE que ampliaron a otros gremios estatales como Unter, CTA Autónoma y de los Trabajadores, trabajadores de Aerolíneas y universidades nacionales.

Desde el gremio que conduce Rodrigo Vicente a nivel provincial están en “estado de alerta, asamblea permanente y movilización” en todos los organismos nacionales del país ante “inminentes despidos luego de asumido el Ejecutivo Nacional”, graficaron.

En cambio, desde UPCN aseguraron que no van a realizar protestas anticipadas y en caso de que haya sobresaltos tomarán las medidas pertinentes. “Nosotros tratamos de llevarles certidumbre y no tanta incertidumbre a los trabajadores”, aseguró el secretario general UPCN Trabajadores Nacionales.

En un primer momento, ATE había lanzado la huelga de 72 horas en que conllevaba parálisis de las exportaciones, sin embargo hubo conciliación obligatoria y el sindicato la acató.

“De esta manera le damos aviso al nuevo gobierno que luego del 10 de diciembre en caso de tener despidos vamos a discutir en la calle”, contraatacó el secretario general de ATE Río Negro, Rodrigo Vicente.

“Las trabajadoras y trabajadores no pueden ser la variable de ajuste. Debemos defender todos los derechos conquistados”, dijo su par nacional, Rodolfo Aguiar.

Puestos de trabajo

3.000
trabajadores estatales se desempeñan en organismos nacionales con asiento en Río Negro, estimativamente.

La Constitución Nacional estipula que a los seis meses y un día de prestar servicio en el Estado, el agente debe gozar de la plena estabilidad laboral.



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios