Gresca y detenidos cuando quisieron robar caballos 

Un grupo de violentos jóvenes intentaron robarles los caballos a varios alumnos de una escuela de equitación. Fueron enfrentados por personas del club. Los agresores se refugiaron en un frigorífico. Dos quedaron detenidos.



NEUQUEN (AN).- Una trifulca de proporciones terminó ayer con varios heridos y dos delincuentes -presuntamente menores- demorados. Según versiones extraoficiales, el origen de los hechos fue un intento de robo de caballos, en un campo de práctica de equitación.

Todo comenzó alrededor de las 18 en las inmediaciones de Bejarano y Fray Luis Beltrán, una zona semi rural de Neuquén ubicada detrás del batallón del Ejército, denominada antiguamente como colonia Bouquet Roldán.

Un grupo de unos siete u ocho jóvenes interceptaron a varios alumnos de equitación que habían salido con la instructora a hacer una cabalgata. Según se indicó, generalmente el grupo es acompañado por un custodio, que ayer no estaba.

La "banda" se fue directamente contra los aprendices -que recién salían del club de equitación- con palos, hierros y piedras, e intentaban llevarse alguno de los ejemplares en medio de insultos y fuertes advertencias en contra del contingente.

Los gritos alertaron a varios jóvenes en el club que estaban trabajando en un camión. Fueron a auxiliar al grupo y allí se enfrentaron con los presuntos delincuentes, en tanto el grupo de la cabalgata escapó en otra dirección.

Cuando dos de los hombres volvieron al club de equitación con signos evidentes de haber recibido varios palos certeros, una camioneta Ford F-100 salió en busca de los agresores.

Paralelamente se llamó al comando radioeléctico, que dio aviso a la comisaría 17, que intervino en el caso.

En la zona, varios testigos aseguraron haber visto por la tarde un grupito de chicos tirando piedras y palos. Posteriormente observaron una camioneta F-100 con tres hombres en la caja, varios con rostros ensangrentados y al menos uno de ellos con un arma.

Según se supo, se trataba de familiares y al menos dos hombres del club que salieron tras el grupo agresor. Al menos dos de los que iban en la camioneta eran policías retirados.

Los empleados de un frigorífico ubicado a unos 300 metros del lugar, explicaron que en medio de las corridas, aparecieron dos chicos, aparentemente de unos 16 ó 17 años, que también llegaron heridos, y exigieron a todos los que estaban allí que salieran.

La camioneta llegó a los pocos minutos, pero los custodios del frigorífico les impidieron el paso hacia el interior del local. Los empleados no explicaron el porqué de la decisión del guardia privado, al tiempo que aseguraron que todos -empleados y el grupo enfurecido del club de equitación- permanecieron afuera del frigorífico hasta que llegó la policía.

Personal policial demoró a los dos jóvenes y los trasladó a la comisaría.

Por otra parte, dos de los hombres del club de equitación fueron derivados al hospital, uno de ellos con una herida en la cabeza y otro con heridas en la boca.

La policía no pudo dar con el resto del grupo de agresores. Algunas versiones del lugar dieron cuenta que se trasladaba en bicicletas, sin embargo, otros trascendidos indicaron que el único grupo de "revoltosos" que se observó en las inmediaciones ayer, estaba de a pie.

El lugar, a unos 500 metros de la multitrocha -ruta 22- a Plottier, es frecuentemente patrullado por agentes en motocicletas. Según se indicó, ninguno de los alumnos que integraba la cabalgata, inclusive un menor de 4 años, sufrió lesiones o fue herido cuando fueron arribados por la banda de ladrones. 


Comentarios


Gresca y detenidos cuando quisieron robar caballos