Highton defendió la continuidad de Gils Carbó

La jueza de la Corte recordó que el cargo de la Procuradora es “vitalicio”.



#

La integrante del máximo tribunal espera que se cubran en breve las vacantes en el cuerpo, con al menos “una mujer más”.

BUENOS AIRES (DyN) – La vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, consideró “muy buena” la designación de Germán Garavano como ministro de Justicia y Derechos Humanos del próximo gobierno y evaluó que la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó “debe” continuar en funciones porque se trata de un “cargo vitalicio”. Pese al pedido del presidente electo, Mauricio Macri, para que Gils Carbó dé un paso al costado por considerarla una “militante partidaria” del gobierno saliente de Cristina Kirchner, Highton recordó que ese puesto es “vitalicio”. “Es un cargo vitalicio como es el de ministro de la Corte. En principio, debe quedarse la procuradora, la defensora y deben quedar los ministros de la Corte. Son cargos vitalicios”, remarcó, en declaraciones a radio América. Por otra parte, Highton desmintió versiones que circularon en los últimos días acerca de su presunta intención de renunciar a la Corte Suprema de Justicia y afirmó que “jamás” pensó en alejarse del alto tribunal. “Jamás pensé en renunciar. No sé de donde salió. Yo no tengo plazos (para el retiro de la Corte); jamás hablé de mi renuncia, ni la pensé siquiera internamente, es un error grave”, expresó en tono terminante la jurista de 72 años. En otro orden, celebró la designación como futuro ministro de Justicia de Garavano, actual consejero suplente del Consejo de la Magistratura de la Nación. “Me parece muy buena elección la de Garavano. Lo conozco desde hace muchos años, gestiona bien, trabaja bien, sabe, es muy serio”, elogió y puntualizó que “personalmente” trabajó “bastante” en diversos temas con quien en días más reemplazará al actual ministro de Justicia, Julio Alak. Cuando se le preguntó por qué en el máximo “no hay alternancia” y el titular sigue siendo Ricardo Lorenzetti desde hace varios períodos, Highton respondió que “es una decisión interna” del cuerpo y, además, “normalmente los presidentes siguen, salvo cuando hay gente que está peleada o que ambiciona” ese lugar. “El quiere seguir y puede seguir tranquilamente”. Al consultársele si ella no aspiraba ocupar el rol de máxima autoridad en el alto tribunal, la magistrada expresó: “Estoy muy bien como vicepresidenta. Si tuviera que ser presidenta sería perfectamente, pero no ambiciono la presidencia de la Corte Suprema. Estoy muy cómoda como vicepresidenta”. Highton confió en que en breve se cubran en la Corte las vacantes que dejó el alejamiento de Eugenio Zaffaroni y la que quedará el 11 de diciembre, ante la renuncia de Carlos Fayt. En tal sentido, advirtió que “cuando seamos tres, si hay disidencias, (una sentencia) no sale, eso está claro. Salvo integrando la Corte con un conjuez, que alguna vez se ha hecho”. “A mí me parece que cinco está bien”, señaló respecto de cuál sería un número ideal de integrantes en el cuerpo y expresó que también “sería bueno que haya una mujer más”, luego de la pérdida en cuanto a diversidad de género que causó la muerte de Carmen Argibay, una prestigiosa miembro del cuerpo.

La transición


Comentarios


Highton defendió la continuidad de Gils Carbó