Huelga en Bélgica contra los ajustes



BRUSELAS.- Los sindicatos belgas saludaron el “éxito” de la huelga general ayer en Bélgica para protestar contra las medidas de austeridad aplicadas en Europa, y pidieron una “política de reactivación” a los dirigentes de la UE, reunidos en una cumbre en Bruselas. “Esta huelga general es claramente un éxito”, declaró Claude Rolin, el secretario general de la central sindical cristiana CSC, la mayor del país. Los ferroviarios iniciaron la huelga a partir del domingo en la noche. La circulación de trenes, incluyendo los servicios internacionales de gran velocidad que unen Bruselas con París, Amsterdam, Colonia o Londres, fue interrumpida. Ningún tranvía, autobús ni metro circulaba en Bruselas, y en el resto del país el servicio de transportes públicos estaba muy perturbado. Numerosos belgas participaron en la huelga, aunque no se produjeron los temidos atascos en las carreteras. En el aeropuerto de Bruselas se anularon algunos vuelos, y hubo retrasos en otros, aunque el tráfico era globalmente casi normal. El aeropuerto de Charleroi (sur) estaba cerrado. Los empleados del puerto de Amberes, uno de los mayores de Europa, decidieron unirse a los huelguistas, que también bloquearon carreteras a la entrada de zonas industriales. En el sector privado, la huelga estaba siendo “muy bien seguida”, en sectores como el siderúrgico, el petroquímico o el de la gran distribución, según el sindicato socialista FGTB. Esta huelga general, la primera en Bélgica desde 2005, “es necesaria” porque “las medidas que el gobierno está tomando son desiguales e injustas”, destacaron los tres grandes sindicatos. (AFP)


Comentarios


Huelga en Bélgica contra los ajustes