Huerteros lanzan una nueva temporada de intercambio de semillas en Bariloche

La primera cita de la temporada es el próximo sábado en la plaza del barrio Nueva Jamaica. No hay venta, solo se canjean saberes, semillas y plantines.



La feria de semillas y plantines comienza una nueva edición. Archivo

La feria de semillas y plantines comienza una nueva edición. Archivo

Un espacio de conocimiento, de ”multiplicación de saberes” y de promoción de la agricultura familiar. Ese perfil de las ferias de intercambio de semillas y plantines es el que suelen valorar los huerteros, que tendrán su primera cita de la temporada el próximo sábado en la plaza del barrio Nueva Jamaica.

El ritual se repite con pocas variantes: se disponen las mesas, empiezan a llegar los feriantes con sus pequeñas macetas y sus bolsitas rotuladas de semillas, cuentan, ofrecen y también se les suman los “principiantes” que buscan material y consejos para iniciar su propia huerta.

El intercambio es sin dinero, según subrayan los impulsores de estas ferias que se inciaron hace 14 años y ya van por su edición 94.

La organización está a cargo del grupo De la Tierra a las Raíces y de los Huerteros Autoconvocados de Bariloche. A los encuentros pequeños productores de distintos barrios de la ciudad y también de parajes cercanos como El Manso, Mascardi, Dina Huapi, Ñirihuau, Corralito y Villa Llanquín.

La primavera ya los puso en movimiento y (después de Jamaica) el programa que se dieron anticipa un segundo encuentro en El Frutillar el sábado próximo (5/10) y posiblemente otro más en el Centro Cívico el sábado 12.

Serán la antesala de la feria franca del Nahuel Huapi, donde los productores se concentran cada sábado a partir de noviembre a vender su producción de verduras, frutas, aromáticas, hongos, flores y dulces.

Arturo Castagnetto, uno de los organizadores, dijo que a las ferias de intercambio suelen concurrir entre 30 y 50 productores y que en ningún caso hay dinero de por medio. “La semilla no se compran, se cuidan y se defienden” señaló, en abierta crítica a las reglas del llamado “agronegocio”.

Dijo que aquellas personas que no tienen nada para canjear pero quieren iniciar su propia huerta también pueden llevarse semillas (y saberes), con el compromiso de volver en ferias futuras para poner en común sus experiencias y sus nuevas semillas.

Según Castagnetto, las especies que se ven en estos encuentros son en general vegetales “adaptados” al clima y los suelos de la región. “En el último censo entre las huertas locales relevamos 180 especies -señaló-. Hay hortalizas, legumbres y tubérculos. Aparte se cuentan unas 50 especies de frutales y arbustos”.

Dijo que sólo entre las arvejas contabilizaron 7 u 8 variedades. Otro fuerte de muchos productores son las aromáticas y de menta, por ejemplo, hay registro de 9 variedades que se cultivan en la región.

Castagnetto dijo que cuentan con el acompañamiento de profesionales del Inta, como Julio Ojeda. Pero destacó que “es muy importante lo empírico en el manejo de las huertas. La misma gente que trabaja la tierra es la que aporta información al científico, al técnico”.


Comentarios


Huerteros lanzan una nueva temporada de intercambio de semillas en Bariloche