Imprudencia, una de las causas de accidentes en Collón Cura

Es la conclusión en Defensa Civil de Piedra del Águila. En lo que va del murieron quince personas. Recomiendan respetar las señales viales, las velocidades máximas y conducir con precaución.



1
#

2
#

El último de los accidentes, el domingo, dejó el saldo de seis víctimas fatales. Influye el desconocimiento de la zona.

NEUQUÉN

NEUQUÉN (AN).- La imprudencia parece ser el factor principal que desencadena los trágicos accidentes de tránsito en la conocida bajada del Collón Cura, donde en lo que va del año han fallecido quince personas.

Emilio Vázquez, de Defensa Civil de Piedra del Águila, explicó que el tramo comprendido entre el kilómetro 1386 y 1518 de la ruta 237, donde se registran la mayoría de los accidentes con lesionados graves o muertos, está en buenas condiciones.

“La ruta está bien marcada, tiene el ancho reglamentario y la banquina correspondiente, la doble línea amarilla está marcada en las zonas correspondientes y hay señalización”, describió.

Reconoció que se trata de un tramo peligroso, con curvas cerradas y otras largas que requieren de la especial atención de los conductores.

Los kilómetros más peligrosos, por la presencia de curvas, son el 1473 y el 1494. Vázquez indicó que llegando ya al Collón Cura, del kilómetros 1500 al 1518, también el tránsito es complicado, ya que en las últimas semanas se ha registrado una degradación de la ruta con ondonadas generadas principalmente por el tránsito pesado. Este sector de deformaciones se concentra del kilómetro 1508 al 1518.

En diez meses ya fallecieron quince personas entre los kilómetros 1386 y 1505.

La mayoría fueron choques frontales y en la mitad de los casos las víctimas fatales eran oriundos de otras provincias, como Buenos Aires y La Rioja.

Consultado sobre las causales de tantos siniestros fatales, Vázquez advirtió que la imprudencia de los conductores es predominante y que muchos al ser de afuera no conocen la dinámica de la ruta.

“Mientras más buena está la ruta y el día (sin lluvia, viento o nieve) la gente más rápido va”, señaló el agente.

Aseguró que muchos accidentes ocurren porque los vehículos muerden la banquina y al “pegar el volantazo” se cruzan de carril y chocan con un rodado que viene en sentido contrario. Vázquez recomendó que cuando suceden estos casos es mejor seguir por la banquina, no frenar de golpe, levantar el pie del acelerador y luego subir suavemente a la ruta.

Otros choques ocurren por maniobras de sobrepaso en doble línea amarilla o en sectores de curvas.

Desde la dirección de Tránsito coincidieron y recomendaron respetar las señales viales, las velocidades máximas y conducir con precaución.

En cuanto a la posibilidad de incrementar los controles en el sector, Vázquez indicó que se realizan operativos continuos, que hay un puesto fijo en el puente del Collón Cura y que los móviles policiales recorren el tramo de manera periódica.


Comentarios


Imprudencia, una de las causas de accidentes en Collón Cura