Impulsan la reactivación vitivinícola rionegrina

Incluye a la Ruta del Vino y distintos lugares de venta.

#

La vitivinicultura regional mutó hacia variedades de mayor valor enológico y con más demanda en el mercado, pero así y todo no está pasando por un buen momento económico.

VIEDMA

VIEDMA (AV).- Los restaurantes que incluyan en sus cartas y den especial atención a los vinos rionegrinos tendrán beneficios en la promoción turística que lleve adelante el Ministerio de Turismo provincial, según establece un proyecto de ley que fue aprobado recientemente por unanimidad en primera vuelta. También se impulsa la creación de cartelería, difusión y apoyo económico para promover la explotación turística de la vitivinicultura. La iniciativa del legislador Alfredo Martín resalta la necesidad de darle apoyo a la “Ruta del Vino de Río Negro-Patagonia”. El integrante del bloque Juntos Somos Río Negro consideró que “los objetivos principales son la promoción y difusión de la historia vitivinícola de Río Negro, de la cultura del vino, y de los que se producen en la Provincia”. En sus fundamentos, el proyecto indica que la Ruta es integrada por bodegas, hoteles, restaurantes, y también por instituciones como el INTA y la Asociación Hotelera Gastronómica del Alto Valle. Durante los primeros años, tuvo un apoyo importante de parte del Estado provincial a través del Ministerio de Turismo, el cual aportó folletería y elementos de promoción. Más allá de las acciones desarrolladas hasta ahora, se prevé comenzar con la identificación de los locales gastronómicos asociados, colocando el logo de la Ruta en los ingresos, y favorecer a éstos con una lista de precios diferencial. La norma establece la obligación en cabeza del Ministerio de Turismo, de asistir a la Ruta en sus iniciativas y, por su intermedio, a las bodegas que la componen. En la ley se establece de interés productivo, cultural y turístico la “Ruta del Vino de Río Negro-Patagonia”. El Ministerio de Turismo brindará soporte y asistencia en todo aquello que requiera para la continuidad de sus iniciativas y gestionará ante la Secretaría de Turismo de la Nación el apoyo para la viabilidad de sus proyectos. Finalmente, se fija la obligación de hacer menciones y reconocimientos especiales a aquellos restaurantes y locales gastronómicos que establezcan, en su carta diaria, especial atención a los distintos vinos (tintos, rosados, blancos, espumantes, etc.) y sidras producidos en Río Negro. Este medio publicó días atrás que la provincia llegó a contar con unas 18.000 hectáreas de vides para vinificar, de las cuales una importante cantidad de hectáreas se concentraba en Villa Regina. Hoy, la superficie con estos cultivos no alcanza a las 1.800 hectáreas en toda la provincia, y sólo 40 aún persisten en esa localidad, según el informe “Diagnóstico territorial vitivinícola” que elaboró el INTA. La provincia sumaba casi 300 bodegas que elaboraban un importante volumen de vino de mesa, el cual no sólo se comercializaba en la región, sino que también se vendía a otras bodegas del país. Sin embargo, diversos factores, especialmente el económico, influyeron en la continua desaparición de la superficie cultivada con uvas para vinificar, situación que arrastró a varias bodegas. Durante el debate parlamentario, los legisladores mencionaron la crisis del sector, y además ampliaron que los beneficios serán para todos los viñedos, de las diversas regiones de Río Negro. En el debate, el legislador Mario Sabbatella recordó la situación de bodega Lapeyrade, del Valle Inferior, que cerró sus puertas recientemente.

Archivo


Comentarios


Impulsan la reactivación vitivinícola rionegrina