Preparan actividades en Neuquén a 14 años de la desaparición de Sergio Ávalos

La movilización partirá del playón de la Universidad del Comahue a las 18, con destino a la Casa de Gobierno. El estudiante fue visto por última vez en el boliche Las Palmas.



1
#

Grupos de organizaciones se reunieron en la UNC. (Foto: matias subat )

2
#

La marcha partirá a las 18 del playón de la Universidad del Comahue.(Foto: Archivo Juan Thomes.- )

Mañana se cumplirán 14 años de la desaparición de Sergio Ávalos por lo que sus familiares y estudiantes universitarios convocan a una marcha reclamando su aparición con vida.

La movilización partirá desde el playón de la Universidad Nacional del Comahue en Neuquén hasta la Casa de Gobierno, exigiendo “basta de impunidad, juicio y castigo a los culpables”.

Ávalos, un estudiante de la Facultad de Economía oriundo de Picún Leufú, fue visto por última dentro del boliche Las Palmas. Hasta el 2014, su causa fue tratada como una averiguación de paradero, pero un dictamen de la Procuradora General de la Nación la caratuló como “Desaparición forzada”.


Se fue de joda, está enojado con los padres, andará con alguna mujer o con un noviecito. Esos son algunos de los típicos prejuicios por los que, junto a las trabas burocráticas, la provincia de Neuquén tiene hoy, en plena democracia, la triste cifra de cuatro jóvenes desaparecidos.

La estadística es periodística porque, a pesar del auge de la informática, la Justicia aún carece de una base de datos que separe a las personas requeridas por cometer un delito, de aquellas que son desesperadamente buscadas por su familia y amigos.

Un proyecto de Ley presentado el mes pasado por la diputada Patricia Jure (FIT) busca ser una luz en el camino no sólo de estas familias que conviven con la ausencia permanente de un ser querido, sino también para toda la sociedad pues la iniciativa incluye desde niños perdidos a adultos mayores que por problemas de salud no logran encontrar su hogar.

“Este jueves el proyecto tomó estado parlamentario y el 4 de mayo va a ser la primera tanda de exposiciones en la Legislatura de las organizaciones sociales y familiares”, contó Jure y detalló que “antes de esto, el 2 de mayo a las 14 horas en el Salón de la Memoria vamos a realizar una audiencia pública con todos los interesados en hacer aportes al proyecto”.

Jure explicó que actualmente en la provincia “no existe un protocolo de cómo buscar a una personas desaparecida, pero además no alcanza solamente con tener un protocolo porque también se necesita que haya un seguimiento permanente que proponemos sea realizado no por el Estado sino por las organizaciones de Derechos Humanos”.

La propuesta plantea que toda denuncia de una desaparición debe ser tomada por las autoridades policiales o judiciales y la investigación debe ser iniciada inmediatamente, aprovechando las vitales primeras horas. Para garantizar esto el proyecto propone que quienes rechacen tomar una denuncia puedan ser acusados de incumplimiento de las funciones públicas.

“Esta es una herramienta que los familiares de personas desaparecidas vienen reclamando y es una deuda que tiene la provincia desde hace décadas”, señaló Jure y destacó que “la rapidez en la búsqueda es en muchos casos la diferencia entre la vida y la muerte”.

La propuesta contempla también la creación de un Registro Público de personas desaparecidas que agrupe la información de todos los organismos estatales y que se prevé también que sea la fuente para la difusión pública y permanente de las fotos y datos de las personas desaparecidas.

“El objetivo de fondo es garantizar a las familias el derecho a la verdad, en el peor de los casos, a saber qué pasó con su ser querido”,

sostuvo la impulsora del proyecto, la diputada Patricia Jure (FIT).

A nivel nacional no existe un registro unificado de búsqueda de personas desaparecidas. Dos ONG concentran la mayor información.

Uno a uno

Los jóvenes neuquinos

Natalia Ciccioli tenía 12 años cuando salió de su casa en la pequeña San Martín de los Andes para ir al centro. Esa fue la última vez que su familia la vio, ese 16 de enero de 1994, hace ya 23 años.

Sergio Ávalos tenía 18 años, estudiaba Contador y fue junto a sus compañeros a bailar. Nunca llegó a su casa de Picún Leufú para ese Día del Padre, ni para los 14 siguientes, desde ese 14 de junio de 2003.

Florencia Penacchi se había mudado a Buenos Aires a estudiar. Habló por teléfono con un amigo el 16 de marzo de 2005 y nunca más se supo de ella, a pesar de que ya pasaron 12 años de silencio.

Maximiliano Flores vivía en Plottier y tenía 17 años cuando viajó a Necochea con dos personas que hacía poco conocía. Pasaron más de dos años desde ese 7 de febrero del 2015.

Datos

“El objetivo de fondo es garantizar a las familias el derecho a la verdad, en el peor de los casos, a saber qué pasó con su ser querido”,
A nivel nacional no existe un registro unificado de búsqueda de personas desaparecidas. Dos ONG concentran la mayor información.

Comentarios


Preparan actividades en Neuquén a 14 años de la desaparición de Sergio Ávalos