Incendio devoró tradicional aserradero en El Bolsón

Las llamas alcanzaron los 20 metros de altura. El establecimiento había sido fundado hace casi 30 años.

EL BOLSÓN (AEB) – Nada quedó de un establecimiento maderero ubicado en el ingreso norte de la localidad, casi pegado al río Quemquemtreu. En la madrugada de ayer, un incendio presumiblemente intencional consumió por completo un tradicional aserradero pese al denodado esfuerzo de bomberos de distintas instituciones.

Llamas que fueron estimadas en más de 20 metros de altura, un pandemonium de sirenas, tanto de autobombas como de ambulancias, conmovieron el amanecer de un Bolsón colmado de turistas en período de descanso veraniego.

El siniestro dejó alrededor de 2.000.000 de pesos en pérdidas y sin su fuente de sustento a diez familias.

Al menos un par de voluntarios debieron ser trasladados al hospital por descomposturas ocasionadas por la

combinación de humo, calor, agua helada y estrés. Por fortuna, dijo el jefe Hugo Fernández, sólo se les indicó reposo.

El pleno de las dotaciones de El Bolsón, con 30 efectivos y tres autobombas más un vehículo de apoyo; otro de la Brigada de Incendios Policial (BIP); un camión del SPLIF con dos brigadas; una cisterna de El Hoyo y otra del INTA con su respectivo personal, más máquinas viales de vecinos y de la municipalidad de El Bolsón se abocaron a la emergencia.

El dueño del aserradero, Roberto Duport, expresó su profundo agradecimiento a todos ellos en medio de la amargura porque, en su opinión, fueron los usurpadores que ocupan predios aledaños los que, en venganza, ocasionaron el incendio.

Consultado el hombre a media mañana adelantó que se dirigiría a efectuar una denuncia penal y anticipó que no volverá a armar ninguna explotación en su propiedad, si bien piensa cumplir con los compromisos comerciales ya adquiridos.

Tanto Duport, nacido en El Bolsón y radicado en Bariloche, como su encargado, Roberto Vázquez, atribuyeron el incendio a los ocupantes de lotes. El hasta ayer aserradero estuvo situado detrás del camping y cervercería artesanal ubicados al ingreso de El Bolsón, en el acceso Norte. Prácticamente rodeado de tomas, todas las noches soportaban el robo de madera para la construcción de precarias casillas, según dijeron.

La reciente instalación de mecanismos de control más estrictos, como alarmas, que habrían dificultado la sustracción habría ocasionado -por venganza- el foco de incendio, coincidieron Vázquez y Duport.

No menos de 40.000 pies de madera de distintas especies fueron destruidos, por un valor ajustado de 1.600.000 pesos, además de al menos 400.000 pesos en equipos e infraestructura. Seis sierras eléctricas sinfín resultaron por completo inutilizadas. Hasta la vivienda de Vázquez, situada en el predio, tuvo chamuscada la fachada y los vidrios de las ventanas estallaron a raíz del calor.

El jefe de Bomberos fue más prudente a la hora de considerar las causas. Indicó que faltaban realizar las pericias pero que, al parecer, todo se inició en el extremo Nordeste del predio.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios