Investigación en Londres



LONDRES.- La comisión de Inteligencia y Seguridad de los Comunes investigará el presunto espionaje ilegal de usuarios de internet realizado al menos desde 2010 por el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico, cuya sede central está en Cheltenham. Según el diario “The Guardian”, el cuartel ha acumulado inteligencia de forma secreta y aparentemente ilegal a través del programa estadounidense Prisma, puesto en marcha también de forma secreta, aunque aparentemente legal y con el conocimiento del Congreso, gracias a una ley aprobada por el presidente George W. Bush y renovada en 2012 por su sucesor, el presidente Barack Obama. Esa ley permite rastrear el uso de Internet por parte de ciudadanos no estadounidenses fuera de Estados Unidos. The Guardian ha publicado también un directiva secreta de Obama firmada en octubre con la que el presidente requiere que se elabore una lista de potenciales objetivos para ciberataques lanzados por fuerzas estadounidenses. (“El País”)


Comentarios


Investigación en Londres