Israel “ha abierto las puertas del infierno”, dijo Hamas tras el asesinato de su jefe militar

Las Fuerzas Aéreas israelita lanzaron un cohete aire-tierra que alcanzó al auto en que circulaba el líder del brazo armado del grupo terrorista, en la Franja de Gaza. “Pedimos a la comunidad internacional que detenga la matanza de nuestro pueblo, que tiene el derecho a defenderse”, dijo el portavoz del gobierno de Hamas.



#

Foto AP.

El Ejército israelí mató hoy al comandante del brazo militar de Hamas en la Franja de Gaza, Ahmed al Yaabari, en un ataque dirigido contra su coche en el que murió también otro militante de la organización islámica palestina.

Al comienzo de una operación contra Hamas bautizada por Israel como “Columna de Defensa”, las Fuerzas Aéreas lanzaron un cohete aire-tierra que alcanzó a Al Yaabari y su acompañante mientras conducían, según una portavoz militar. Acto seguido, la parte palestina habló de al menos 15 ataques aéreos más en pocas horas.

En el sur de Israel, en el territorio fronterizo con Gaza, sonaron de nuevo las alarmas ante el impacto de más cohetes palestinos lanzados desde la Franja, sin que hubiera informaciones sobre víctimas humanas o daños materiales.

El Ejército israelí alertó de que sus tropas están dispuestas a una incursión por tierra en el caso de que se dé la orden. La portavoz militar Avital Leibovich aseguró que el ataque de hoy contra Yaabari se trata del comienzo de una operación de mayor alcance “contra objetivos terroristas en la Franja de Gaza, contra Hamas, Yihad Islámica y otros”.

Aunque Yihad Islámica asumió la responsabilidad por la mayoría de cohetes que alcanzaron Israel en los últimos días, el gobierno israelí responsabiliza a Hamas de los ataques, por ejercer el control sobre la Franja de Gaza.

Según la portavoz militar, la aviación bombardeó almacenes de armas de Hamas y otras organizaciones palestinas además de lugares en los que se suponen que se almacenan cohetes, entre ellos Fajr 5 procedentes de Irán. Dichos cohetes pueden volar hasta 75 kilómetros y con ellos alcanzar la ciudad de Tel Aviv, según el Ejército israelí. Hasta ahora, Israel sólo ha sido atacado con cohetes de un alcance máximo de 30 kilómetros.

La nueva ronda de violencia entre Israel y los grupos armados palestinos de Gaza comenzó el sábado, cuando un jeep israelí fue alcanzado por un cohete. En el ataque resultaron heridos cuatro soldados, algunos de gravedad. En los ataques de represalia israelíes murieron seis palestinos y más de 30 resultaron heridos. Mientras, más de 120 cohetes y granadas palestinas impactaron en Israel, dejando cuatro heridos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, amenazó ya el pasado fin de semana con una reacción contundente. Por su parte, el viceprimer ministro Silvan Shalom aseguró, según la radio israelí, que de ser necesario se tendrá que enviar al Ejército a una nueva ofensiva de tierra en Gaza.

No obstante, esto es considerado poco probable en vista del alto número de víctimas de incursiones anteriores, sobre todo entre la población civil palestina, como por ejemplo con la operación “Plomo Fundido” durante el cambio de año 2008/2009.

Israel ha “abierto las puertas del infierno”, advierte Hamas

El brazo armado de Hamas prometió el miércoles una respuesta masiva a Israel por el asesinato de su jefe Ahmed al Yaabari, y afirmó en un comunicado que el Estado hebreo “ha abierto las puertas del infierno”.

Las Brigadas Ezzedin Al Qasam declaran “llevar el luto por uno de sus principales jefes, Ahmed al Yaabari, y se comprometen a proseguir la vía de la resistencia”, según el texto, en el que se asegura que “el ocupante ha abierto ante sí las puertas del infierno”.

El portavoz del gobierno de Hamas en Gaza, Taher al Nunu, declaró a la AFP que “Israel tenía la responsabilidad de estos crímenes y de sus graves consecuencias”.

“Pedimos a la comunidad internacional que detenga la matanza de nuestro pueblo, que tiene el derecho a defenderse”, añadió.

DPA y AFP


Comentarios


Israel “ha abierto las puertas del infierno”, dijo Hamas tras el asesinato de su jefe militar