Israel responde con bombardeo al ataque suicida en Tel Aviv

Un terrorista con explosivos se detonó en centro comercial.



TEL AVIV – Un atacante suicida palestino detonó ayer explosivos e hirió a más de 25 personas en un centro comercial de Tel Aviv, sumergiendo a Israel y los palestinos más profundamente en la ola de violencia que ha puesto al borde del colapso los esfuerzos de paz estadounidenses.

Por la noche Israel, acusado ayer por el Líbano de la muerte de su ex ministro para encubrir matanza protagonizada por Sharon, bombardeó asentamientos palestinos en represalia al atentado de la mañana.

“Todas las señales apuntan a uno de los grupos extremistas palestinos, pero una vez más la responsabilidad recae sobre la Autoridad Palestina, que continúa con su política de terror”, dijo Danny Ayalon, asesor de relaciones exteriores del primer ministro israelí, Ariel Sharon.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del atentado ni la Autoridad Palestina hizo comentarios sobre la explosión, que ocurrió después que un ataque con helicópteros artillados causó la muerte de un miembro del grupo islámico Hamas en la Franja de Gaza.

Israel adjudicó la responsabilidad final por el atentado en Tel Aviv al líder palestino, Arafat, actitud acompañada por los EE.UU. (ver aparte), país que amenazó con represalias.

Bush y sus asesores de relaciones exteriores, por otra parte, discutieron el viernes opciones sobre cómo lidiar con el fracaso de Arafat en detener los ataques contra blancos israelíes.

La represalia no tardó

En tanto, aviones israelíes atacaron blancos de seguridad palestinos en la Franja de Gaza y Cisjordania en la noche de ayer, pocas horas después del atentado suicida palestino en Tel Aviv. Fuentes médicas palestinas dijeron que varias personas resultaron heridas cuando dos misiles destruyeron un estacionamiento de vehículos militares en Gaza.

La Autoridad Palestina dijo, por su parte, en un comunicado divulgado tras el ataque que condenaba “cualquier acción que perjudique a civiles israelíes”. Sin embargo, Nabil Abu Rdainah, un asesor del presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, había dicho poco antes del ataque que “la continuación de la política israelí de asesinatos traerá más violencia y derramamiento de sangre. El gobierno de Israel pagará las consecuencias”.

Es la segunda vez en menos de una semana que el centro de una ciudad israelí importante es golpeado por un ataque de militantes extremistas. Un palestino armado mató el martes a dos mujeres en la vía principal de Jerusalén antes de que la policía lo abatiera a balazos. “Un atacante suicida con un cinturón repleto de explosivos se voló a sí mismo”, dijo el jefe de la policía de Tel Aviv, Jossi Sebdon, y señaló que la cifra de heridos era de 25.

El policía dijo que el atacante voló en pedazos a causa de la explosión, que rompió las ventanas y derribó varias mesas de un café al aire libre en una calle peatonal cubierta de árboles, en una soleada mañana al inicio del fin de semana judío.

“La explosión levantó una motocicleta que estaba estacionada por el aire y la gente saltó por todas partes”, dijo un testigo al Canal Dos de la televisión israelí.

A la pregunta sobre una represalia israelí un asesor de Sharon, Dore Gold, dijo que el ejército presentaría varias recomendaciones al gobierno para su aprobación. “Pero lo que está claro es que el pueblo de Israel no puede tolerar que continúe esta clase de actividades, la muerte de civiles inocentes, debido a una política deliberada de terrorismo en nuestra contra”, declaró. (DPA, EFE, Reuters)

Líbano acusa a Israel

LIBANO- Personas de confianza del ex ministro libanés Elie Hobeika, asesinado el jueves con un coche bomba en Beirut, afirmaron poseer documentos que implican al primer ministro israelí, Ariel Sharon, en las masacres de Sabra y Shatila.

Hobeika temía por su vida, por lo que guardó los documentos en un lugar seguro, aseguraron en Beirut amigos del asesinado ex ministro.

“Los documentos demuestran la implicación de Ariel Sharon quien, en 1982, durante las masacres en los campamentos de refugiados palestinos en Beirut (Sabra y Shatila), era ministro de Defensa”, dijo uno de ellos.

Hobeika, quien ocupó varias carteras ministeriales y durante la guerra civil de Líbano (1975-1990) fue jefe del servicio secreto de la milicia cristiana libanesa, estaba considerado uno de los principales responsables de la masacre, que fue cometida ante la mirada del Ejército israelí.

Políticos libaneses, entre ellos el presidente, Emile Lahoud, afirmaron que el servicio secreto externo israelí, e Mossad, tiene que estar detrás del atentado. Los israelíes asesinaron a Hobeika para evitar que testificara en Bélgica contra Sharon, aseveraron. También Siria acusó ayer a Israel de ser responsable del atentado contra Hobeika.

Sharon quería evitar que el “principal testigo” testificara en un juicio por crímenes de guerra que podría celebrarse próximamente en Bélgica. La Justicia belga decidirá el próximo 6 de marzo si acepta la demanda interpuesta por 23 supervivientes de Sabra y Shatila y abre un proceso judicial contra Sharon por la masacre en los dos campos.

En Bélgica se pueden juzgar violaciones del derecho internacional que no tengan una relación directa con el país europeo. (DPA)

“Con mediación internacional es posible una tregua”

El gabinete de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) dijo ayer que es posible un alto el fuego con Israel si existe una mediación internacional en el conflicto palestino-israelí.

“Si EEUU, Rusia, Europa y la ONU tienen una disposición seria para acabar con la crisis, sería posible un alto el fuego y poner fin a los actuales enfrentamientos en 24 horas”, dijo el gabinete en un comunicado.

El gabinete se reunió en Ramala y estuvo presidido por Yaser Arafat, que está confinado en sus oficinas desde el pasado 3 de diciembre, fecha desde la que los tanques israelíes vigilan a una distancia de metros que Arafat no abandona el lugar.

Según el comunicado del gabinete, el mediador estadounidense Anthony Zinni debe reanudar las conversaciones con las dos partes, al tiempo que Israel debe retirarse de las ciudades palestinas que ha vuelto a ocupar.

Para los palestinos, no basta únicamente su voluntad de aplicar el alto el fuego; “debe haber una implicación árabe e internacional más profunda y seria”.

El Comité Al Quds (nombre árabe de Jerusalén) pidió hoy al Consejo de Seguridad de la ONU el envío “inmediato” de fuerzas internacionales a Oriente Medio para “proteger” al pueblo palestino.

El Comité Al Quds, presidido por el rey Mohamed VI de Marruecos y formado por quince países árabes o musulmanes junto con la ANP, celebró ayer una reunión en Marraquech para analizar la situación actual del conflicto palestino-israelí. En el comunicado final, el Comité considera que el envío a la región de “fuerzas de protección internacional” serviría también para “preservar la credibilidad de la ONU”.

Por otra parte, la radio militar israelí informó que aviones F-16 del Ejército israelí bombardearon sendos complejos policiales en Gaza y Cisjordania donde se encontraba principalmente locales de la llamada “Fuerza 17”, pero solo causaron heridos leves. El Ejército israelí dijo en una declaración que estos ataques se realizaron en represalia por el atentado suicida perpetrado por un palestino el viernes en Tel Aviv, que hirió a 26 personas, 3 de ellas gravemente.

(EFE, DPA)

Bush culpó a Arafat de inflamar al terrorismo y amenaza con sanciones

EE.UU.- El presidente de EEUU, George W. Bush, y sus asesores revisaron ayer su política hacia Oriente Medio y analizaron posibles medidas de castigo contra el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, por su inacción contra el terrorismo.

“Arafat me ha decepcionado. Tiene que hacer un esfuerzo total por acabar de raíz con el terror en Oriente Medio. Comprar armas como las interceptadas en el barco “Karim A” no es forma de acabar con el terror, sino de aumentarlo. Obviamente es una decepción”, afirmó Bush.

Arafat negó durante esta semana esas imputaciones. El secretario de Estado, Colin Powell, advirtió a Arafat de que EEUU “dispone de toda una batería de acciones políticas y diplomáticas” respecto de esa región e insistió en que su obligación es “tomar medidas inequívocas e irreversibles para controlar el terrorismo”.

Powell dijo que el miércoles tuvo “una muy larga conversación con Arafat y le dije que tiene que pedir responsabilidades por el caso del “Karim A” y controlar a las organizaciones bajo su mando para que no haya acciones de terror”.

Las opciones que EEUU analiza van desde el cierre de las oficinas de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en EE.UU. a suspender la misión de paz de su enviado especial a Oriente Medio o la más severa de cortar las relaciones con Arafat.

EEUU “está examinando cuidadosamente la situación y lo que se decida dependerá de lo que Arafat haga”, dijeron fuentes oficiales, que subrayaron que “no se descarta ninguna opción”, pero dejaron una puerta abierta para un giro de la política del líder palestino.

El episodio que ha colmado la paciencia de Bush ha sido la evasiva explicación de Arafat sobre el cargamento de armas y explosivos -al parecer comprado a Irán- confiscado el 3 de enero por Israel a bordo del “Karim A” en el mar Rojo.

El Gobierno estadounidense intensificó la presión sobre los palestinos tras el incidente del “Karim A” por considerar que la compra de ese armamento viola los acuerdos de paz de Oslo (1993) firmados por Arafat. Powell también dejó claro a Arafat, “una vez más, que hay que pedir responsabilidades por ese asunto y que tiene que tomar medidas para controlar a los grupos que perpetran actos de violencia”

Aunque Israel acusa directamente a Arafat, no ha presentado pruebas que lo vinculen con esa operación. Fue llamativo, por otra parte, que justo ayer, cuando el Líbano acusó a Israel de la muerte del ex ministro quien tenía pruebas para acusar a Sharon de una masacre (ver aparte), presionen a Arafat con estas acusaciones. (ANSA, EFE, Reuters)


Comentarios


Israel responde con bombardeo al ataque suicida en Tel Aviv