Joaquín Cortés vivió “pesadilla de 4 años por pleito con argentinos”

“He vivido una pesadilla que duró cuatro años, pero pude demostrar que a veces la justicia se equivoca”, dijo el bailarín español Joaquín Cortés en México al referirse al pleito jurídico que libró con empresarios argentinos que lo acusaron de estafa y apropiación indebida.



#

“Hasta a Cristo lo crucificaron y luego vino a salvar a su pueblo, así son las cosas en este mundo”, aseguró el “bailaor” de flamenco en una conferencia de prensa en la noche del jueves en Ciudad de México, donde se presentará con su espectáculo “Calé”.

El artista del flamenco, de 43 años, mantuvo una disputa con tres empresarios argentinos que le reclamaban 700.000 euros (poco más de 900.000 dólares) que invirtieron en un proyecto de espectáculos fallido para el que se habían asociado con el cordobés.

Tras cuatro años de proceso, el artista fue absuelto por la Audiencia Nacional en Madrid el 2 de octubre pasado.

Cortés, en un breve encuentro con periodistas en México, al que llegó más de una hora tarde proveniente de la norteña ciudad de Monterrey, donde bailó el miércoles, dijo que con el dictamen se ha podido demostrar su inocencia y consideró que “el problema lo tienen ahora los medios”.

“Vivo feliz y tranquilo. Para ustedes, un día uno es un héroe y al otro un villano, pero lo que hago es dejar bien alto el nombre de España en el mundo, algo que no hacen muchos españoles”, dijo.

Sobre la demora para llegar al encuentro, el artista contó que tuvo que resolver un problema en Migración, del que no quiso dar detalles.

A lo largo de la conferencia el bailarín también se manifestó “orgulloso de ser un gitano universal” y de haber recorrido, tras 30 años de carrera, “el 80 por ciento del planeta”.

“Soy un visionario, soy el motor de todas las fusiones que ahora se dan tan naturalmente en el mundo del flamenco y por el que he sido tan criticado 20 años atrás”, manifestó, mostrándose también muy satisfecho de que haya sido su labor “la que difundió la cultura flamenca por el mundo, aunque su flamenco no sea ortodoxo y esté fusionado con cosas como la moda”.

A propósito de ésta, Cortés tuvo palabras de gratitud para el modista italiano Giorgio Armani, quien ha vuelto a trabajar con él en “Calé”, un espectáculo en el que participan 15 músicos y 9 bailarinas de danza contemporánea y flamenca, que estrenó en México hace dos años y que ahora trae de regreso.

“Armani fue siempre mi compañero de viaje, mi compañero de la vida y por eso le estaré eternamente agradecido”, manifestó Cortés, quien no quiso decir la edad en que se retiraría del baile, aunque admitió “que el tiempo pasa y ya no es el de antes”.

“No quiero decir cuándo me retiraré, porque cuando hacía Pasión Gitana, que fue mi espectáculo más exitoso, estaba tan estresado que dije que al terminar, dejaría el baile. Han pasado 10 años de aquello y ahora estoy aquí, a punto de bailar”, agregó.

Enamorado de la música, confesó que ama los clásicos como Camarón de la Isla y, por supuesto, a cantaores como Enrique Morente, con quien tuvo el gusto de compartir varias veces el escenario, al igual que con Estrella, su hija.

“A ambos los di a conocer por el mundo, como hice con tantos artistas de mi país”, aseguró.

Cortés, que luego de su presentación este viernes en ciudad de México partirá rumbo a Europa para seguir su gira mundial con “Calé”, dijo que hubo una época en que se decía “que Julio Iglesias era el español más conocido fuera de España”, pero consideró que ahora es él.

dpa


Comentarios


Joaquín Cortés vivió “pesadilla de 4 años por pleito con argentinos”