Bariloche: el fiscal pidió al jurado que declare culpable a Amanda por el femicidio de Eduarda Santos

Así lo planteó el fiscal jefe Martín Lozada en su alegato ante los jurados populares. Sostuvo que probaron que Alves Ferreira mató de 9 tiros a la joven brasileña. Dijo que el homicidio lo cometió con alevosía y en un contexto de violencia de género. Por eso, sostuvo la acusación del femicidio contra la acusada que se autopercibe mujer.

En el epílogo de su alegato, el fiscal jefe Martín Lozada se detuvo por un instante y miró fijamente a los miembros del jurado popular. Y les pidió que al momento de resolver el veredicto «lo hagan por la culpabilidad de Alves Ferreira que le quitó la vida a Eduarda Santos de Almeida, de 9 disparos con un arma de fuego».

La imputada permaneció en silencio. No hizo ningún gesto. Entre el público que estaba en la sala para escuchar la audiencia de los alegatos que se desarrolló este viernes, apenas se escucharon algunos murmullos.

Alves Ferreira (de nacionalidad brasileña) se autopercibe mujer y, por eso, se identifica como Amanda. Pero Lozada advirtió a los jurados que cuando cometió el crimen era Fernando Alves Ferreira. Observó que comunicó diez meses después del homicidio que se autopercibía mujer. Consideró que esa decisión fue «para zafar de uno de los agravantes».

Afirmó ante los jurados que la fiscalía había logrado probar la hipótesis de que Alves Ferreira mató a Eduarda la madrugada del 16 de febrero de 2022, en el sendero que conduce al mirador del lago Escondido, en el Circuito Chico, a unos 30 kilómetros del centro de Bariloche. La víctima tenía 26 años.

Enfatizó que el homicidio lo cometió con el agravante de la alevosía, porque recordó que estaba indefensa y que recibió 9 proyectiles de un revólver Magnum calibre 357. Señaló que cuatro tiros ingresaron por la espalda de la víctima, que estaba en pantuflas.

Amanda Alves Ferreira es la acusada del homicidio de su amiga Eduarda Santos de Almeida, agravado pro alevosía y femicidio. (foto Alfredo Leiva)

El agravante del femicidio


Sostuvo que el segundo agravante es porque el homicidio se cometió en un contexto de violencia de género. Por eso, afirmó que Alves Ferreira es culpable de femicidio. Cualquiera de los dos agravantes son sancionados con prisión perpetua por el Código Penal. Si el jurado los excluye y declara culpable a la acusada por homicidio agravado por el uso de arma de fuego la condena puede ser de entre 8 a 25 años de prisión.

Dijo que la acusada le imprimió «desde el minuto cero un carácter instrumental a la relación». Amanda había conocido en Brasil, su país de origen, a Eduarda. Eran amigas. Las dos viajaron tiempo atrás a Bariloche y en esta ciudad Alves Ferreira conoció en 2018 a Marcelo Ramírez, que ocupaba un alto cargo administrativo en el exclusivo Hotel Llao Llao.

Alves Ferreira y Ramírez se casaron en Bariloche y quisieron ser padres. Para lograrlo subrogaron el vientre de Eduarda. Pero en agosto de 2011 Ramírez murió. Eduarda tuvo a los mellizos en noviembre del 2021 en Bariloche. Los nenes tomaron el apellido de su madre y de Alves Ferreira.

Amanda regresó a Brasil, donde tenía otros tres hijos. En su país quedó embarazada. Alves Ferreira le dijo que retornara a Bariloche que estaba dispuesto a cuidar de ese bebé. Regresó con el pequeño y todos vivieron en el mismo domicilio, ubicado en un barrio próximo al Hotel Llao Llao.


Según Lozada, Alves Ferreria la utilizó a Eduarda y señaló que se trató de un «proceso de cosificación». Recordó que los problemas entre las amigas surgieron cuando Alves Ferreira no pudo disponer con libertad de los dos mellizos.

La imputada Amanda Alves Ferreira junto al defensor oficial Nelson Vigueras en la audiencia de alegatos que se desarrolló este viernes. (foto Alfredo Leiva)

La mató porque Eduarda le dejó de ser útil


Sostuvo que Alves Ferreira planificó el crimen cuando Eduarda «le dejó de ser útil». «Se la quiere sacar de encima», planteó ante los jurados populares. En la primera fila, Wallace Santos de Oliveira, hermano de la víctima, seguía con atención el alegato. El hombre viajó desde Brasil para seguir de cerca el juicio por jurados por el homicidio de su hermana.

Lozada señaló que si Alves Ferreria se autopercibía mujer tuvo varias oportunidades para hacer la transición. «Tuvo posibilidades en Brasil y en Argentina, donde está vigente desde 2012 la ley de identidad de género», observó. «¿No les resulta sugestivo que Amanda aparezca diez meses después del homicidiod de Eduarda?», preguntó el fiscal.

Y objetó la declaración del psicólogo forense del Poder Judicial, Alfredo Fernícola, que entrevistó a Amanda a finales del 2022 y constató que ella reveló que se autopercibía mujer. Pero sobre todo objetó la conclusión de que Alves Ferreira, quien declaró esta mañana de viernes que Amanda había tenido un trastorno en el momento del homicidio porque se le apagó la conciencia y disparó. Esa hipótesis abona la inimputabilidad como planteó la defensa de Amanda.

«El móvil (del crimen) quedó claro. Eduarda le dejó de ser útil», aseguró Lozada. Aseveró que Alves Ferreira quería disponer de los tres pequeños y marcharse con ellos a Brasil, pero sin Eduarda. Y mencionó que había contacto a una persona en Brasil para que lo trasladara con los tres niños cuando arribara a ese país. Por eso, enfatizó que se trató de un plan criminal y que Amanda actuó con frialdad para ejecutarlo. Y apenas la asesinó comenzó a tratar de desviar la investigación.

Recordó que unos turistas hallaron el cadáver de la víctima la mañana del 16 de febrero del 2022 en inmediaciones al mirador del lago Escondido. Y consignó que Alves Ferreira para desvincularse había comenzado a buscarla a su amiga y denunció que había desaparecido y no sabía su paradero. Pero el plan no salió como lo había planificado.

Los jurados deben llegar a un veredicto que responda si la fiscalía logró probar el hecho de la acusación y si es culpable o no el acusado. Pueden llegar a un veredicto por unanimidad. La normativa vigente prevé que se aceptan veredictos de culpabilidad y no culpabilidad por razones de inimputabilidad con un mínimo de 10 votos. De no alcanzar esos votos, corresponde de manera obligatoria la absolución. En las próximas horas se conocerá la decisión del jurado de este caso.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios