Barones de la Fruta: la exesposa de Rubén López reconoció que prestó el nombre para comprar La Ponderosa

Declaró esta mañana Silvia Weisser. Para esta tarde estaba prevista la declaración de Juan Lescano, el actual dirigente de la Obra Social del Sindicato de la Fruta pero finalmente desistió.

Silvia Weisser (57) -la expareja del fallecido dirigente de la fruta, Rubén López- declaró esta mañana en el juicio por lavado de activos que se le sigue a ella y a un grupo de personas, entre las cuales se encuentra el actual referente de la Obra Social del gremio, Juan Lescano y varios familiares.

Hoy fue un día crucial dentro de la causa denominada Barones de la Fruta, que se inició tras una investigación periodística de RÍO NEGRO en el año 2015. Terminado el tiempo de los testigos aportados por cada una de las partes, fue el abogado Rubens Vila quien adelantó que una de sus clientas, la expareja de López, Silvia Weisser, brindaría su testimonio.

La mujer, quien figuraba como monotributista, admitió que durante su vida laboral desarrolló tareas como administrativa y trabajaba explotando una chacra, comercializando fruta, y también tenía una empresas de transporte. Con todas esas actividades y de préstamos -de los cuales en algunos casos no existe documentación- le alcanzaron para hacerse de una casa en Allen, de diez lotes en Fernández Oro, de la fracción de la chacra de Arca (un espacio destinado a loteo), de un terreno cerca del barrio Los Patricios, de otro en Neuquén, otro en Mari Menuco y otro en la ciudad de Cipolletti.

Weisser tuvo la posibilidad de exponer ante el juez unipersonal Alejandro Silva y con varias dudas fue contando la forma en la cual vivió y consiguió de hacerse de esa cantidad de propiedades. Tal vez sobre lo que brindó más detalles fue de la casa que tiene en Allen, y aseguró que la adquirió porque tras la separación de Rubén López y de la deuda alimentaria que el exlegislador tenía por la tenencia de sus hijos, le compró el 50% de la vivienda, mientras que ella con la ayuda de sus padres compró el resto.

Contó que convivió con el hombre fuerte del Sindicato de la Fruta desde el año 1995 a 1998, y que cuando López asumió su papel dentro del gremio las cosas cambiaron sustancialmente. Incluso, adelantó que le hizo una denuncia por violencia de género aunque no brindó detalles de cuál fue el hecho por el cual llegó a la Justicia. Detalló que de los ocho vehículos que en teoría eran de su propiedad ella no tienen ninguno y que actualmente sólo cuenta con una Trafic y un Renault Clío del 2013.

Sobre un terreno que tiene cerca del aeropuerto de Neuquén explicó que no lo compró, sino que se lo entregaron como pago de una deuda por el transporte de pasajeros aunque sobre esa operación no pudo presentar comprobantes. Sobre los lotes en Fernández Oro aclaró que una amiga le había prestado dinero para adquirir cuatro lotes y que en realidad le devolvió la plata sólo por uno y que luego su allegada desistió de cobrar el resto. «Hace once años eso era todo pueblo. No compré algo en el centro, se licitaba por 55 o 60 mil pesos», dijo quien aclaró que se trata de lotes baldíos o basureros.

Sobre la chacra de Arca dijo que fue una sesión de terreno, y aseguró luego ante el fiscal que lo adquirió por mucho menos valor del cual figuraba en un principio en la documentación. Entre más dudas que certezas, la mujer fue explicando cómo fue adquiriendo cada una de las propiedades.

La única vez que prestó su nombre fue por el predio de La Ponderosa

De la única que admitió haber prestado su nombre fue de La Ponderosa, el predio que luego se transformó en el lujoso salón de eventos de la cual todos sabían que era propiedad de Rubén López.

«No creo que me haya querido perjudicar de esta manera. Tenemos valores y respeto y va en contra de todo esto (N.R: de las acusaciones por lavado). ¿Cuál era el rédito económico que me podía dar esa chacra? Lo acepte y le quise dar una mano. No le prestaba a alguien desconocido. Yo di por sentado que (López) tenía un buen ingreso«, dijo Weisser al justificar su actitud frente al magistrado.

Dijo que sólo un par de veces ingresó al predio y que después no tuvo ningún otro tipo de contacto sobre el salón, donde también se realizaban eventos organizados por una empresa en la cual participaban familiares directos de la expareja.

Para esta tarde estaba prevista la declaración de Juan Lescano, el actual dirigente de la Obra Social del Sindicato de la Fruta pero finalmente desistió.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios