Crimen de la Autovía Norte: ¿por qué abandonaron el auto de la víctima?

Se conocieron más detalles del asesinato de Lucas Telmo, ocurrido el 16 de febrero en la ruta entre Neuquén y Plottier. El tercer sospechoso se entregó y quedó detenido.

El tercer sospechoso de participar en el asesinato de Lucas Ricardo Telmo (23) ocurrido en la Autovía Norte en Plottier, se entregó y quedó detenido con prisión preventiva por ocho meses. Se lo considera coautor del homicidio junto con los dos que ya están acusados.

El nuevo imputado es Lucas Ezequiel Beroiza (25), quien habría tenido «un rol activo» en el homicidio junto con Darwin Patricio Quezada Navarrete y Maximiliano José Bovino, los otros detenidos.

La audiencia de formulación de cargos se realizó este miércoles. La acusación estuvo a cargo de la fiscal del caso Lucrecia Sola y la asistente letrada Guadalupe Inaudi, mientras que el defensor particular fue Maximiliano Orpianessi. El abogado se opuso a todo: a la formulación de cargos, a la calificación legal, a la prisión preventiva y al plazo de la misma. A su lado Beroiza, con una remera con la leyenda «bendecido», lo escuchaba.

La cámara del Mercedes


La fiscal Sola hizo un detallado relato del hecho y agregó nuevos elementos. Buena parte del homicidio se esclareció porque el Mercedes Benz en el que circulaba la víctima Telmo tiene incorporada una cámara, que grabó lo que sucedía en el exterior y el audio de la conversación en el interior.

El 16 de febrero pasado a la tarde, Telmo le pidió el auto prestado a un pariente. «Voy al Z (por el barrio Z1) y en media hora vuelvo», dijo, y salió.

Ahora se sabe que Telmo fue a la casa de Beroiza, quien lo esperaba junto con Quezada Navarrete, supuestamente para comprar droga.

Según la fiscalía, Beroiza y Quezada ya tenían planificado matarlo, en complicidad con Bovino (quien entrará en escena después). La defensa niega que haya alguna prueba de esa premeditación.

Viaje a la Autovía


Los dos sospechosos subieron al Mercedes Benz, y la víctima los condujo hacia el barrio Nueva Esperanza. Allí le revelaron que no habría ninguna compra de droga, sino un reclamo por una deuda de Telmo con Bovino y otras personas.

Bajo amenaza de armas y golpes, Telmo fue obligado a pasar a la parte trasera del auto y tirarse al piso para que no lo vieran. En esas condiciones (y con la cámara del Mercedes grabando) fueron hasta la Autovía Norte, a 3 kilómetros de la rotonda de Capex.

«Podés venir solo»


Una vez allí, pasadas las 18 del viernes 16, llamaron a Bovino. «¿Hace falta que vaya acompañado?», preguntó. «No, podés venir solo», le respondieron.

Bovino llegó a la Autovía en un Toyota Land Cruise. Para entonces, muchos automovilistas habían observado el Mercedes estacionado y con las balizas puestas; entre ellos, un familiar de la novia de Telmo. Sería este testigo el que horas después ayudaría a descubrir el cuerpo.

A causa de la deuda, cuyo monto no fue precisado, ejecutaron a Telmo de siete balazos. El mortal le ingresó por la cabeza, los otros le dieron en el labio, abdomen, espacio intercostal derecho, codo derecho, cara interna de la pierna izquierda y la palma de la mano izquierda. Tres proyectiles lo atravesaron, cuatro quedaron en el cuerpo.

El calibre no fue determinado, y las armas no aparecieron, aunque una versión indica que las ocultó Beroiza.

El auto abandonado


Otro dato que reveló la fiscal Sola es que la cámara del Mercedes Benz dejó de grabar porque el vehículo se quedó sin nafta. Por ese mismo motivo «no lo pudieron llevar a la barda», indicó, presuntamente para ocultarlo de la vista del tránsito.

Así que lo dejaron abandonado donde estaba, sin percatarse nunca de la existencia de la cámara. La torpeza de los improvisados que cometen crímenes en Neuquén explica el brillo de las investigaciones de la policía de la provincia.

La imputación contra Beroiza, al igual que para los otros dos acusados, fue por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía (la víctima no pudo defenderse ni pedir ayuda). Si los encuentran culpables, la pena será prisión perpetua.

Pese a la insistente oposición del defensor Orpianessi, el juez de Garantías Juan Manuel Kees tuvo por formulados los cargos, y dictó la prisión preventiva de Beroiza por ocho meses.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios