Estafa con planes sociales en Neuquén: en exclusiva, la declaración completa del arrepentido Sánz

Confirmó la maniobra y la amplió con nuevos detalles. Aportó los nombres de los funcionarios que presuntamente la ejecutaron. También de quienes se beneficiaron. Todo lo que dijo, y que revolucionó la investigación.

Con tono pausado, sereno y firme, Néstor Pablo Sánz describió con precisión la estafa con planes sociales cometida desde el Ministerio de Desarrollo Social de Neuquén. La maniobra que él conoce se remonta a 2015, atravesó gestiones ministeriales y expone los disfraces que pueden enmascarar la corrupción. Incluye amenazas de muerte, aprietes, traiciones y venganzas. Diario RÍO NEGRO tuvo acceso a la declaración que brindó el 1 de noviembre pasado y aquí están los detalles.

Sánz está imputado como uno de los jefes de la asociación ilícita. En ese carácter accedió a declarar de manera voluntaria, en defensa propia y sin juramento de decir verdad. Pero casi todo lo que dijo se corresponde con la prueba documental y testimonial que reunió la fiscalía de Delitos Económicos.

Hoy está a la espera de que le otorguen la prisión domiciliaria. La audiencia al parecer se postergó para el jueves. Denunció que lo amenazan desde el día que le dictaron la prisión preventiva, el 10 de julio pasado, y se alojará en una vivienda cuyo paradero se mantendrá en secreto.

Su declaración comenzó a las 17:43 del 1 de noviembre, en la Ciudad Judicial, en presencia del fiscal jefe Pablo Vignaroli, el fiscal del caso Juan Manuel Narváez, las asistentes letradas Tanya Cid y Agustina Jara, las contadoras Benítez y Martínez, el abogado de la fiscalía de Estado, Gustavo Kohon, y su defensor particular Gustavo Palmieri.

Estafa con planes sociales: Los comienzos junto a Soiza


Relató que empezó a trabajar con Ricardo Soiza, exdirector de Planes Sociales, señalado como otro de los cabecillas de la asociación ilícita y también con prisión preventiva, el 10 de diciembre del 2015, con el primer gobierno de Omar Gutiérrez.

Sin embargo, Sánz es un viejo huésped del presupuesto del Estado: su primer trabajo fue en 2002 en la secretaría de Juventud, cuando el titular era una de las promesas del sobischismo, Rolando Figueroa, hoy gobernador electo.

En 2019 conoció a los otros acusados de liderar la organización: el exministro Abel Di Luca y el exCoordinador Provincial, Tomás Siegenthaler. El quinto es Marcos Ariel Osuna, quien siempre se encargó del área informática del ministerio.

La maniobra, relató, se hizo inicialmente con cheques. Hasta que la pandemia, y ciertas advertencias del Banco Provincia de Neuquén, los hicieron migrar hacia la modalidad de las tarjetas de débito.

El mecanismo era siempre el mismo. Referentes barriales o punteros políticos llevaban a las oficinas de calle Rivadavia, donde funcionaba la dirección de Planes Sociales, documentos de personas vulnerables. «Hacíamos un cruce de información para saber si eran aptos para recibir un subsidio por desocupación»; en caso afirmativo «el Banco Provincia de Neuquén creaba una caja de ahorro, un CBU, lo enviaba a las oficinas de Rivadavia, desde Rivadavia se enviaba esa información a los punteros. Cada puntero tenía la obligación de avisarle a esa gente (los beneficiarios) para que vaya a retirar su tarjeta».

Al principio los acompañaban al Banco, pero como resultaba intimidatorio, los dejaron ir solos. Eso sí, después tenían que entregar la tarjeta, el PIN y el comprobante de que estaba activada.

Estafa con planes sociales: La época de los cheques


«Antes de esta operatoria estaban los cheques. Cada persona, referente o empleado tenía un conocido que cobraba un subsidio bajo, había que llegar a determinado monto, se le agregaba a ese familiar determinada cantidad de plata que se establecía en calle Rivadavia. Los cheques en la primera instancia eran a distintas personas y se cobraban por terceras personas que eran empleados o punteros», explicó Sánz.

Cuando el Banco dejó de abrir por la pandemia, «cada titular depositaba los cheques en su caja de ahorro, a las 24 o 48 horas estaba acreditado y esa plata se extraía. Ahí empezó el Banco a decir que si cobrabas una cuenta sueldo no podías cobrar un subsidio» y «se derivó a las tarjetas de débito».

Respecto de los listados paralelos, los montos, la renovación o no de las tarjetas, dijo que lo decidían entre Di Luca, Soiza y Siegenthaler.

Estafa con planes sociales: El dinero en efectivo a la caja azul


Una vez que el dinero de los subsidios por desempleo estaba depositado en las cuentas de los beneficiarios (hasta 49.500 pesos) iban los extractores, con la tarjeta y el PIN de estas personas, y retiraban 20.000 pesos por día.

Ese efectivo se llevaba a una caja azul que estaba en la dirección de Planes Sociales y se subía al despacho de Soiza, dijo.

«El segundo o tercer día de pago, cuando terminaba la extracción, se citaba a cada referente político, se le entregaba un sobre que contenía lo que se le entregaba a cada beneficiario de cada tarjeta, entonces el referente iba y le pagaba. Lo que pasó fue una denuncia de una persona que no recibió por meses esa comisión, no era de acá esa persona, se acercó al Banco y un empleado le dio una sábana que tenía depósitos, entonces ahí hizo esa denuncia. Hubo un referente barrial que no estaba haciendo lo que decía Ricardo» y por eso se descubrió todo, según Sánz.

Afirmó que Soiza «estaba en conocimiento de todo» incluso cuando permaneció internado por razones de salud. En esa época «estaba a cargo su hijo, que hacía llegar sus directivas, y su señora, que estaba encargada de Faraón (el local gastronómico de Soiza), pero tenía participación dentro de la oficina».


Estafa con planes sociales: la relación con Gaido

La referencia al hijo alude a Nicolás Soiza, quien es funcionario municipal de Mariano Gaido. El nombre del intendente y exministro de Desarrollo Social apareció varias veces a lo largo de la declaración de Sánz.

Por ejemplo, mencionó que cuando Gaido era ministro, los cheques se manejaban a través de Santiago Morán Sasturain, por entonces Coordinador Provincial (el cargo que luego ocupó Siegenthaler). Hoy es secretario de Movilidad y Servicios al Ciudadano de la Municipalidad de Neuquén.

También citó a Carlos Bizai, quien acaba de ser repuesto por Omar Gutiérrez en el cargo de Coordinador Provincial en lugar de Siegenthaler, tal como reveló Diario RÍO NEGRO.

Misión: desactivar a «Zapallito» Molina


Sánz relató un episodio muy interesante que ocurrió entre 2015 y 2016. «Cuando asume Soiza bajo Gaido, en abril o mayo 2016, ya empezaron nuevas modalidades, el gobernador y el ministerio dijeron que había que desactivar determinados referentes políticos que no eran asociados al MPN, como «Zapallito» Molina, que era de Centenario y venía de la gestión pasada de Oscar Closs», dijo.

«No querían que ‘Zapallito’ frecuente Rivadavia porque era mala palabra. Ricardo Soiza buscó la forma, armó un esquema para desactivarlo». Utilizó para eso la información que le suministró una persona de suma confianza del histórico puntero de Centenario a cambio de un puesto en la planta política.

«Así fue que pasó todo lo que después pasó con Molina, que empezó a decir que en 2016 Soiza y yo hacíamos cobrar a gente que había fallecido«.

Esa denuncia la presentó a través de quien era entonces su pareja, Isabel Montoya. Hoy Montoya es pareja de Sánz. En estos días hubo quienes se prestaron gustosos a comer de ese plato de comida vencida, y deben estar ahora pidiéndole explicaciones a la fuente que les pasó alimento en mal estado.

Estafa con planes sociales: El destino del dinero


Cuando le preguntaron por el destino del dinero, Sánz dijo que era para pagar «referentes políticos, gastos de funcionamiento, periodistas, alquiler de camionetas, empleados municipales, subsecretarios municipales».

Indicó que Soiza «tenía un listado de nombres propios, hacía los sobres y le entregaba a la gente». Mencionó al exministro Walter Johnson, al exdiputado radical y actual miembro del Consejo de la Magistratura por el MPN, Alejandro Vidal; al empresario de medios Carlos Eguía (retiraba 130.000 pesos por mes, dijo), al periodista Leonardo Boela, entre muchos otros.

Estafa con planes sociales: Las macetas de Gaido


El nombre de Mariano Gaido volvió a aparecer cuando Sánz dijo que Soiza le pagaba a Braian Marino por el alquiler de camionetas que utilizaba la dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad de Neuquén.

Marino era presidente de la Cooperativa Trabajando Juntos Ltda. (Cotrajun) y recibió una suspensión de juicio a prueba en la afamada «causa de las macetas» que salpicó la gestión de Gaido.

Le preguntaron a Sánz por qué Gaido no utilizaba sus propios recursos para alquilar camionetas. «Ricardo es así, lo llamaban, le decían ‘che tío necesitamos un vehículo’ y a él no le importaba el papelerío».

«Soiza tenía negocios con Marino y con Fabián Heuberger (condenado en «macetas»), que estaba como subsecretario de Espacios Verdes, y en base a eso le pasaba las camionetas», reveló también el arrepentido. Añadió que Marino le hacía refacciones en Faraón con un equipo de albañiles.

Estafa con planes sociales: Más gastos


Mencionó a más personas a las que alquilaban vehículos (Adrián Mesa, «socio de Braian Marino»; un empresario de pastas de apellido Ferrandi) que fueron utilizados por ejemplo «en las elecciones en Zapala». También para uso personal de los funcionarios de Desarrollo Social, que dejaban sus autos particulares en la casa.

Alquilaban inmuebles a secretarias del exdirector de Planes Sociales, como depósito. Con dinero de la estafa también pagaban un departamento que Soiza tenía alquilado «en la calle Winter, detrás del híper Tehuelche».

Estafa con planes sociales: Otro allegado al intendente


Gaido volvió a entrar en escena de manera indirecta a través de otro de sus funcionarios. Pero primero hay que presentar a Luciano Palma, quien fue jefe de Soiza y hoy está en la comisión directiva de CALF.

Dijo Sánz: «cuando arranca la gestión 2019, a Luciano Palma le amenazan a la hija, que se la iban a matar si no se corría de los planes sociales, porque un mes salió mal la liquidación«. Los autores de la amenaza, añadió, «fueron el grupo de Ester Villalobos, que a mí me amenazó con quemarme la casa«.

«Hubo seis meses que Luciano Palma no estaba en ningún lado, cobraba su sueldo y manejaba el Subsidio Social Transitorio, pero como se va, aparece en escena Héctor (Eduardo Salvador) Jabat, mano derecha de Gaido en el municipio. Estuvo 6 o 9 meses«.

Sería el funcionario que ocupó el cargo de Coordinador de Enlace Político. De acuerdo con la versión del arrepentido, Jabat «no es designado formalmente (en Desarrollo Social), es empleado municipal. Él atendía las cosas de Gaido» pero al mismo tiempo «se juntaba con cada referente a cerrar los programas, hacía doble función«.

«Creo que es la primera vez que se lo nombra a Jabat. Ellos también estaban en el negocio«, aseguró. Su aparición se produjo en 2021, «seis meses antes de la tarjeta de débito».

Estafa con planes sociales: El contador y el Banco Provincia


En su declaración ante los fiscales, el arrepentido también mencionó al contador Julio Arteaga, otro de los imputados. «Él ya venía haciendo las rendiciones de administración. En la época de Closs no cerraban los planes, entonces lo contratan a Arteaga. Tenía su equipo por fuera, venía a las 17 horas, se les pagaba por hora«.

Aseguró que también tenían un contacto en el Banco Provincia de Neuquén. «La contadora Natalia Suste hablaba mucho con Palma y con Tomás Siegenthaler. Si decían ‘hay que retirar 500 tarjetas’, el Banco ese día agilizaba desde las 15 hasta las 17.30 a todo el personal para que se pudieran retirar ese tipo de tarjetas. Eso lo manejaban por mail o por teléfono».

La lista de punteros políticos que mencionó es tan extensa que la llevó anotada en un papel para no olvidarse de ninguno. Los tiene ordenados por ciudad y por barrio.

Estafa con planes sociales: De abogado a imputado


En cuanto al rol del abogado Alfredo Cury, confirmó que horas antes de los masivos allanamientos de septiembre del año pasado «pasó por las casas de todos y les retiró celulares y computadoras. Después se los devolvió en una reunión en el Paseo de la Costa».

Afirmó que Cury supo de los allanamientos porque «se lo habían dicho de acá adentro, de la fiscalía».

En julio pasado, Diario RÍO NEGRO le preguntó a Vignaroli si estaba investigando una fuga de información interna relacionada con el fracaso de esos allanamientos. El fiscal jefe negó cualquier filtración.

Cury está ahora imputado, pero antes fue defensor de todos los funcionarios y empleados de Desarrollo Social involucrados en la maniobra. Otra vez aparece en escena Mariano Gaido: cuando era ministro, lo nombró asesor. Gaido le dijo a este diario que lo designó pero que no lo conoce.

«Soiza maneja los planes desde la comisaría»


Hacia el final de su declaración, Sánz dijo que «Soiza sigue manejando los planes mediante Luciana Victoria Contreras, que lo va a ver todos los días» a la comisaría en la que está detenido. «Esto me lo contó Osuna, con quien hablé a través del teléfono autorizado».

Soiza tiene además contacto con Bizai, «que está ahora como coordinador».

«Luciana Victoria Contreras transmite las órdenes. Cuando Soiza renunció a la planta política, fue para los diarios. Mantiene contacto con coordinadores, con punteros. Y ella se encarga de listados, de planes, a quién da de alta o de baja».

La declaración de Sánz terminó a las 19:32.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios