Fernando Báez Sosa: por qué la Policía tardó en actuar al momento del crimen

Los agentes que se encontraban en servicio la madrugada del 18 de enero de 2020 brindaron su testimonio esta tarde ante el Tribunal de Dolores. Confirmaron que no hubo vigilancia mientras transcurrió el hecho.

Cuatro efectivos que integraron el Operativo Sol en Villa Gesell en enero de 2020 confirmaron hoy, al declarar en el marco del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, que no había presencia policial frente a «Le Brique» al momento del ataque. Según los policías, la ausencia se debió a que estaban actuando en un boliche lindante.

Ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, tres de estos policías señalaron que, tras el ataque a Fernando, trataron de localizar a los agresores a partir de indicios brindados por testigos y amigos. Y pese a que interceptaron a un grupo de tres o cuatro de los que luego resultarían imputados, los dejaron porque no coincidían con las características aportadas.

Los agentes desempeñan funciones en el Cuerpo de Infantería de Tandil.

El oficial Carlos Contino comentó que habían intervenido a la vuelta del local bailable, sobre calle 102, y por eso dejaron su posición permanente en el lugar donde ocurrió el asesinato. Pero que al regresar minutos más tarde, testigos les advirtieron que estaban «agarrando a patadas a un chico», y vieron a Fernando «en el piso».

Explicó que junto a otro compañero fueron en búsqueda de «entre 7 y 8» jóvenes que según testigos «tenían sangre en su cara, en las manos» y que habían escapado hacia al bosque.

«Vimos de casualidad a cuatro o cinco, procedimos a pararlos, los pusimos contra unas rejas«, dijo Contino y precisó que «ninguno tenía rastas, ni pelo largo, ni camisa rota» como les habían dicho, por lo que los dejaron retirarse luego de tomarles los datos.

El oficial contó también que al regresar vio que Fernando era trasladado en ambulancia y que minutos más tarde entregó a Julieta Rossi, su novia, una camisa que era de él que le habían dado minutos antes.

Por su parte, Leandro Barreca Maidana coincidió en cuanto a que las características de los jóvenes interceptados no coincidían con los indicios aportados por testigos sobre «quiénes fueron, cómo estaban vestidos y cuántos eran».

Y en la misma línea declaró en el cierre de la jornada el efectivo Fernando González, quien agregó que casi al mismo tiempo en que realizaban la búsqueda de los sospechosos debieron regresar al lugar del ataque para intervenir en «otro incidente ajeno al de Fernando«, que ocurrió en la otra esquina del local.

Fuente Télam


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios