Inédito: el fiscal general Gerez protestó por un concurso del Consejo de la Magistratura de Neuquén

Envió una nota al organismo para pedirle que reconsidere una polémica decisión que tomó por mayoría respecto de dos candidatos a fiscal del caso.

El fiscal general José Gerez le pidió al Consejo de la Magistratura de Neuquén que reconsidere su decisión de declarar fracasado un concurso para seleccionar dos fiscales del caso. Es la primera vez en la historia del organismo creado en 2006 que se produce un reproche de este calibre.

Gerez envió una nota al presidente del Consejo, el también vocal del Tribunal Superior de Justicia, Gustavo Mazieres, para que revean la decisión que tomaron en un concurso para designar dos fiscales del caso con destino a Neuquén capital.

La molestia que provocó la actitud del Consejo de la Magistratura se reflejó además en la decisión de varios fiscales jefes que comunicaron que no volverán a participar como jurados -se encargan de tomar examenes escrito y oral a quienes compiten para ser fiscal- hasta que se renueve la actual integración, dentro de tres años, en caso de que no revean la postura.

Cinco a uno, y un ausente


Como informó diario RÍO NEGRO, la semana pasada el Consejo resolvió, por cinco votos contra uno, que ninguno de los dos candidatos a fiscal reunía el perfil adecuado para el cargo. También evaluaron que había dos postulantes para dos puestos, porque el resto desertó. Así lo consideraron los consejeros Alejandro Vidal, Encarnación Lozano (ambos del MPN), Conrado Leszczynski (Juntos por el Cambio), Andrea Paz y Eduardo Sepúlveda (Colegios de Abogados).

La consejera Belén de los Santos fue la única que votó a favor de designar a los dos concursantes, y el presidente Mazieres estuvo ausente el día que se resolvió el abrupto final. Sin embargo, había participado de la entrevista personal a los candidatos.

Quienes seguían en carrera eran Julieta González Schlachet y Bruno Miciullo. Ambos son asistentes letrados y habían reunido un interesante puntaje por antecedentes y por su desempeño en los exámenes escrito y oral. Después de la entrevista personal, última etapa del concurso, el Consejo no les asignó puntaje y declaró fracasado el certamen, una facultad prevista en el reglamento.

Gerez expresó su queja «ejerciendo un derecho subjetivo público con el objeto de resguardar la legalidad de los actos».

Sin marcha atrás: el camino que se puede tomar


Según pudo saber este medio, el Consejo no dará marcha atrás. Pero los candidatos pueden iniciar una acción administrativa y, en caso de rechazo, una acción procesal administrativa ante un juez o jueza. El poder del Consejo de la Magistratura es enorme, y las herramientas para ejercer control sobre el organismo, muy escasas.

Gerez señaló que «los consejeros y consejeras que conforman la mayoría no dan explicaciones de las razones por la cuales ‘no resulta conveniente al interés público proseguir con el concurso por no haber reunido ninguno de los concursantes el perfil actitudinal necesario para ocupar dicho cargo'».

«Perfil actitudinal necesario»


José Gerez, al centro, con las y los fiscales de la provincia de Neuquén. (Gentileza)

Se preguntó el jefe de los fiscales de la provincia: «¿en qué consiste para el Consejo de la Magistratura el “perfil actitudinal necesario” para ocupar el cargo de fiscal del caso?. ¿Cuáles son para los consejeros y consejeras los requisitos que no reúnen González y Miciullo para ocupar el cargo mencionado? La respuesta para estos interrogantes resulta necesaria para darle motivación y, por tanto, validez legal y constitucional al acto administrativo».

Destacó que ambos candidatos «vienen desempeñando desde varios años la función de asistentes letrados con diligencia, responsabilidad, compromiso social, idoneidad, solvencia y, fundamentalmente, liderazgo y vocación por el servicio de justicia».

Preocupación generalizada


«Teniendo en cuenta el perfil de los ganadores de la etapa técnica y la arbitrariedad de la decisión, todos los integrantes del Ministerio Público Fiscal que represento han visto el desenlace de este concurso con mucha preocupación», advierte además.

El fiscal general hizo mención a «la necesidad de este Ministerio Público de contar de manera urgente e imperiosa con la cobertura de dichos cargos, uno de los cuales tenía como destino la Unidad Fiscal de Delitos Económicos, dada la vacancia generada por la jubilación de uno de sus dos fiscales y el volumen de casos que deben gestionarse, alguno de ellos de alta exposición pública» (alusión a la estafa con planes sociales).

La diferencia salarial


Y no perdió la oportunidad de refrescar un antiguo reclamo: «se sabe que son pocos los participantes con la experiencia de un asistente letrado que se presentan para concursar un cargo de fiscal. Ello debido a la falta de equiparación de categorías entre jueces y fiscales».

Gerez insiste en que el puesto de fiscal es menos atractivo que el de juez, porque tiene más carga laboral y menor salario.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios