Inició el juicio por la megacausa de la zona V en Bahía Blanca

Es el octavo juicio por delitos de lesa humanidad por los delitos cometidos en el V Cuerpo del Ejército y el de mayor envergadura hasta la fecha en la Patagonia, por la cantidad de víctimas y acusados. Estiman dos años de audiencias todos los jueves.





«Todos los juicios son importantes, únicos, pero el comienzo de éste con la cantidad de víctimas, de hechos e imputados, lo sitúa en el de más importancia en la región, en la provincia de Buenos Aires, en la Patagonia y del país», sostuvo en la apertura de su alegato el fiscal federal Miguel Ángel Palazzani.

La fiscalía, integrada por un equipo de al menos unas cuatro fiscales y ayudantes de fiscal como parte acusadora, sintetizó en una presentación los 14 tramos de elevación a juicio que derivaron en este proceso judicial denominado la megacausa de la Zona V.

Palazzani describió que se ventilarán 334 historias de víctimas, de las cuales 248 se presentaban por primera vez ante los jueces. No hubo esa cantidad de hechos en total en los últimos 7 juicios por delitos de lesa humanidad ni en Bahía Blanca ni en los de Neuquén, que en diciembre finalizó el séptimo juzgamiento.

Del total de causas (334), 79 corresponden a asesinatos, 23 personas siguen desaparecidas y 3 personas fueron apropiadas luego de que sus madres fueron obligadas a parir en un centro clandestino. La fiscalía buscará visibilizar la violencia sexual ocurrida como parte del mecanismo de persecución política durante el terrorismo de Estado.

Además de los centros clandestinos de detención del V Cuerpo, como «La Escuelita», la cárcel de Floresta usada como lugar de torturas y el batallón 181 de Comunicaciones, durante el proceso se abordará la centralidad en Viedma de la delegación de la policía federal como lugar de torturas.

Entre los 38 acusados que llegaron a juicio -muchos fallecieron antes del inicio o fueron declarados insanos- se encuentran Oscar Lorenzo Reinhold (de Inteligencia del Comando en Neuquén) y los federales rionegrinos Héctor Abelleira y Víctor Forchetti; mientras que los baqueanos de Junín de los Andes que cumplieron tareas represivas en el centro clandestino bahiense, también fueron procesados en esta mega causa.

Del grupo de militares de Junín de los Andes acusados de vejaciones y torturas en Bahía, llegaron imputados por detenidas y detenidos que no integraron otros juicios los baqueanos Gabriel Cañicul, José María Martínez, Raúl Artemio Domínguez, Andrés Desiderio González, Arsenio Lavallén, José Casanovas y Bernardo Cabezón, los últimos dos en unidades carcelarias federales de la región.

El médico y enfermero que atendieron a las detenidas – desaparecidas embarazadas hasta que tuvieron a sus hijos y se los llevaron a apropiadores, Adalberto Bonini y Humberto Adalberti también están en este proceso, entre otros delitos, acusados por la supresión de identidad del bebé de la pareja secuestrada en Cutral Co, Graciela Romero y Raúl Metz.

«Los acusamos de haber participado de un genocidio, víctima por víctima. No son delitos comunes, no hubo excesos de personal sino una logística del aparato militar para aniquilar personas», dijo Palazzani en la apertura del juicio bahiense. Pese a los reclamos de los defensores particulares que se quejaron por el alegato, el fiscal les adelantó que presentará pruebas de que «no hubo una respuesta a una insurgencia, como sostiene la defensa» ni será un juicio en el que se abordará una sumatoria de hechos como secuestros, apropiaciones de bebé o torturas.

El inicio del proceso, que durará unos dos años, se hizo en un recinto reducido, con un seguimiento en la calle de organizaciones de derechos humanos, de la agrupación H.I.J.O.S, de sobrevivientes y de familiares víctimas del terrorismo de Estado.

El tribunal definió que las audiencias serán los jueves entre las 9 y las 15, con la presidencia del juez Ernesto Sebastián y sus pares Luis Foglia y Marcos Aguerrido. La audiencia se desarrolló por sistema mixto: con asistencia virtual de los imputados y algunas de las partes; y de modo presencial en una sala del edificio judicial federal de Lavalle y Chiclana, de dimensiones estrechas para la cantidad de abogados y partes de este proceso.

Se informó que en el hall del lugar se instaló una pantalla para el público, en tanto la requisitoria se transmitió por el canal de Youtube de la justicia. La acusación para cada imputado continuará los próximos jueves, luego se abrirá el tiempo de planteos preliminares y de las defensas de los acusados. Se estima que el 10 de marzo comenzará la etapa testimonial, con una lista de más de 200 personas convocadas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inició el juicio por la megacausa de la zona V en Bahía Blanca