Condenas perpetuas y por violación en el VII juicio “La Escuelita” en Neuquén

De los 15 imputados, hubo 10 condenados a perpetua y un absuelto. Hubo 2 tribunales para la sentencia. Por primera vez se incluyó el delito de violación a 11 militares de Inteligencia.





La primera condena a perpetua que se escuchó en boca del presidente del tribunal, Alejandro Cabral, fue la de Oscar Lorenzo Reinhold (el jefe de Inteligencia del Comando). Provocó los primeros aplausos en la sala y la algarabía afuera de la audiencia, donde más de un centenar de personas se apostó para escuchar la sentencia por los parlantes de la red de medios alternativos. Reinhold resultó ser el primero de la lista de las perpetuas, que en total fueron contra 10 de los 15 imputados que esperaban saber su suerte tras un año de debate.

Hubo 14 condenas y una absolución: la de Jorge Soza, subcomisario de la policía Federal. Fue por razones técnicas: cuando se lo extraditó desde España, no fue por estos 20 casos que se juzgaron, y cuando se amplió la indagatoria, no se le avisó al juez de la extradición.

“Quedará libre en esta causa, pero sigue sujeto a los otros procesos ”, aclaró Cabral.


Hoy a las 19.30 marchan las Madres de Plaza de Mayo en el monumento a San Martín. Y se presenta en la UNCo el libro sobre Noemí Labrune a las 17.


En el punto 3 de la sentencia, Cabral leyó: “hacer lugar a la ampliación de indagatoria por delitos sexuales”. Por la continuidad de la lectura se confirmó que fueron acusados como “autores” o “partícipes necesarios” de las violaciones los 11 militares de inteligencia de Neuquén y de Bahía Blanca a los que se condenó por secuestros, torturas y el homicidio de los desaparecidos y desaparecidas.

La condena por la violencia sexual fue por la denuncia de dos sobrevivientes de “La Escuelita” de Bahía, de 16 y 19 años. No se condenó por el ultraje que padeció Alicia Villaverde en el regreso a Neuquén después del cautiverio.

De los juicios en Neuquén, fue el primero que reflejó en su sentencia la violencia sexual en los centros clandestinos de la región.

Y la primera vez que se dictaron perpetuas, incluido el civil de Inteligencia Raúl Guglielminetti, que no quedó imputado por la violencia sexual. Fue el que se infiltró en el grupo de artistas y de los obreros del Chocón, el que iba con la “patota” del interventor Remus Tetu en la universidad y señaló a las universitarias que siguen desaparecidas, el que fue reconocido en la sala de torturas porque su voz se conocía en la radio LU5, donde se hacía pasar por periodista deportivo.

Así, mientras en la sala el público intentaba celebrar en forma contenida las condenas máximas, afuera festejaban los familiares, sobrevivientes y organismos, un fallo ansiado por 45 años desde los secuestros en Cutral Co, Cinco Saltos, Neuquén, Cipolletti y Zapala en junio de 1976.

El piloto Juan José Capella fue condenado a 12 años, los comisarios rionegrinos Desiderio Penchulef y Enerio Huircaín 6 años y 5 años de prisión; el federal Miguel Cancrini, fue condenado a 5 años y 6 meses de prisión, mientras que hubo perpetuas para Oscar Reinhold, Eduardo Molina Ezcurra, Jorge Di Pasquale, Sergio San Martín, Raúl Guglielminetti, Osvaldo Páez, Norberto Condall, Jorge Granada, Carlos Taffarel y Walter Tejada.


Fiscalía apelará el fallo

“Estamos conformes con el veredicto porque tomaron la ampliación y se condenó por la violencia sexual, que fue una lucha de Dora Seguel en particular y que el movimiento del feminismo viene reclamando”, sostuvo el fiscal José Nebbia.

Agregó que en las causas de lesa humanidad “las mujeres vienen reclamando hace mucho, que se escuche su voz y en ésta condena es importantísimo, también se condenó al piloto”, por las violaciones padecidas por las jóvenes en el centro clandestino.

Agregó que la fiscalía tiene diferencias con los montos de las penas conocidas y esperará a conocer los fundamentos para presentar la apelación.

“La APDH nacida del paraguas protector de Jaime De Nevares, los abraza por los 7 juicios que llevamos a los genocidas a los tribunales”

Sara Mansilla, presidenta de la Asamblea Por los Derechos Humanos.

“Tenemos que ver por qué el caso de Alicia Villaverde no se incorporó dentro de la violencia sexual, y estamos en desacuerdo con la absolución del subcomisario federal Jorge Soza, donde se hizo lugar al planteo de la Defensa, pero esperaremos a ver los argumentos”, agregó.

Resaltó que se planteó que la secuencia delictiva “es una sola y parte del plan criminal: el secuestro, la tortura, la violación y la desaparición. Se tiene que evaluar todo el proceso y aquí se condenó tanto a los que actuaron en Neuquén como al piloto que trasladó a las víctimas, como a los responsables en Bahía”, indicó.

Las Madres de Plaza de Mayo, Lolín Rigoni e Inés Ragni acompañaron el final del juicio. Los Ragni (Oscar e Inés) le reclamaron temprano a los jueces, una buena sentencia por la que los familiares bregan hace 45 años.


Escuchá la nota en RN RADIO a Shirley Herreros:


Comentarios


Seguí Leyendo

Condenas perpetuas y por violación en el VII juicio “La Escuelita” en Neuquén