Muerte del soldado en Zapala: liberaron al primer detenido por el caso, un militante que hizo pintadas

Sorpresivo allanamiento y detención por las pintadas en el juzgado federal durante la última marcha, el 1 de noviembre.  

Ni el imputado por encubrimiento, ni mucho menos un sospechoso de ser el autor del homicidio. El primer detenido en el contexto de la muerte del soldado Pablo Córdoba en Zapala fue Heber Hernández, un militante que realizó pintadas en el juzgado federal para exigir justicia.

En la tarde de este viernes, luego de pasar algunas horas detenido, Hernández fue liberado por el juez subrogante Hugo Horacio Greca, quien investiga el homicidio del soldado Córdoba.

Desde el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PTSU) confirmaron la liberación de Heber y la adjudicaron a «la presión y solidaridad de organizaciones nacionales e internacionales«.

A través de un breve comunicado, la agrupación consideró que la detención del militante tuvo por objetivo «imponer el temor, cercenar la lucha por el pedido de justicia por la muerte del soldado Pablo Córdoba en el regimiento militar en donde años atrás mataron al Soldado Carrasco que dio fin al servicio militar obligatorio».

Tras remarcar que «una vez más la solidaridad y organización le tuercen el brazo a esta justicia», llamaron a fortalecer «el reclamo por justicia para Pablo Córdoba» y pidieron que «se anule esta causa farsa por hacer pintadas, para que se aclare el caso y paguen los culpables de la muerte de Pablo».

La detención de Heber


La vivienda de Heber fue allanada este viernes y el militante quedó detenido por orden del juez federal subrogante Hugo Horacio Greca, el mismo que investiga el homicidio del soldado Córdoba, según confirmaron diversas fuentes judiciales y políticas consultadas por diario RÍO NEGRO.

El Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PTSU) informó que «en el marco del pedido de justicia por la muerte del soldado voluntario Pablo Córdoba en el regimiento militar de Zapala, intentan silenciar el reclamo».

«La orden de allanamiento y la aprensión de Heber por parte del juzgado son para ‘encontrar elementos’ con los cuales familiares y la comunidad de Zapala realizaron pintadas pidiendo justicia», agregó.

«No es casual que la justicia quiera atemorizar al pueblo para que no se sepa la verdad, utilicen a la Policía Federal como sus perros guardianes para ese fin. Exigimos la inmediata libertad del compañero Heber, el cese de la causa por realizar pintadas y sobre todo justicia y castigo a los responsables de la muerte de Pablo Córdoba».

Y finaliza: «Llamamos a todas las organizaciones sindicales, sociales, políticas, estudiantiles y de derechos humanos a repudiar este hecho. Luchar no es delito».

Cómo empezó la causa


La fotografía que difundió el PTSU del allanamiento y detención de Hernández. (Gentileza)

Según pudo saber este medio, la causa se inició por un informe de la Policía Federal a partir de algunas pintadas que se realizaron en el juzgado durante la última marcha para exigir justicia.

El juez Hugo Greca se la delegó a la fiscal federal interina Karina Martínez Stagnaro, quien la rechazó por cuestiones procesales.

De modo que Greca retuvo el expediente, inició una investigación y así se llegó a individualizar a Heber como uno de los presuntos autores de las pintadas. Hoy la Policía Federal allanó su vivienda y lo detuvieron.

El juzgado federal no brinda información oficial sobre sus movimientos, de modo que hasta este viernes al mediodía no se pudo saber por qué detuvieron al militante y en qué plazo lo dejarán en libertad.

El defensor oficial federal, Gabriel Rouret, dijo a los allegados a Heber Hernández que no había sido notificado de la detención.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios