Exclusivo Suscriptores

Video: Soiza, preso por planes sociales: «¿Saben cómo llamaba al área mía? La de los enfermos mentales»

Otra polémica declaración del exdirector de Planes Sociales de Neuquén. Este miércoles le negaron la prisión domiciliaria. Qué hubiera pasado si imputaba a alguien "de arriba".

El exdirector de Planes Sociales de Neuquén, Ricardo Soiza, negó otra vez estar involucrado en la estafa con planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social. En esta ocasión apuntó de manera directa contra dos exfuncionarios también imputados: el arrepentido Néstor Pablo Sánz y Marcos Ariel Osuna.

Además, habló de cuál era su función dentro del Ministerio: «tratar con todos los coordinadores violentos de la ciudad de Neuquén, que el ministerio de Desarrollo no podía manejar».

Soiza habló en una audiencia ante el Tribunal de Impugnación, en la cual le volvieron a negar la detención domiciliaria. Está preso en una comisaría desde el 10 de julio pasado, y así seguirá por lo menos hasta el 10 de enero.

Preguntas incómodas a la fiscalía


En la audiencia, el juez Andrés Repetto le formuló incómodas preguntas al fiscal jefe Pablo Vignaroli. «Si Soiza declarara y ofreciera información relevante para acreditar la responsabilidad de personas que estaban sobre él, ¿le ofrecerían una morigeración en las condiciones de detención?«.

Vignaroli dijo que «a partir de la experiencia con Sánz, vamos a ser muy cautos».

A Sánz le prometieron una domiciliaria después de que declaró como arrepentido, pero finalmente los fiscales cambiaron de opinión y solicitaron que siga con preventiva. Fue un Tribunal de Revisión el que lo mandó detenido a la casa.

-¿Existe la posibilidad de una domiciliaria? -insistió Repetto.

-No hay respuesta por sí o por no. Depende de lo que diga -contestó Vignaroli.

-Esa es la respuesta -dijo el juez.

-Lo consideraríamos, no sería tan tajante -agregó el fiscal jefe.

El defensor de Soiza, Esteban Sampayo, afirma que «la prisión preventiva se usa como herramienta de presión sobre los imputados, a ver si confiesan. Los que no tenemos nada para reconocer nos quedamos afuera».

El Tribunal de Impugnación, integrado por Repetto, Nazareno Eulogio y la jueza Florencia Martini, confirmó por unanimidad la prisión preventiva del imputado. Soiza y Osuna son los únicos en esa condición. Sánz está con domiciliaria, y hay otros 28 imputados en libertad sin restricciones.

Qué dijo Soiza en la audiencia


En la audiencia de este miércoles, el exdirector de Planes Sociales volvió a hablar. Así como Sánz, exdirector de Fiscalización, lo involucró en la maniobra, Soiza le devolvió la gentileza.

«Nunca tuve una reunión con el resto de los imputados», afirmó. «Los jefes de ellos eran Sánz y Osuna». También negó haberse reunido con Alfredo Cury, quien fue su abogado personal y ahora es un acusado más.

A Soiza le atribuyen vínculos con una puntera política -la llaman coordinadora- conocida por su violenta manera de comportarse: Esther Villalobos. No está imputada en este tramo de la investigación.

Al respecto, el exdirector dijo: «mi rol era tratar con todos los coordinadores violentos de la ciudad de Neuquén, que el ministerio de Desarrollo no podía manejar. Me juntaba con ellos, trataba de convencerlos de que no cortaran la ruta, la calle, tanto sea el Polo Obrero, Barrios de Pie, CCT, Villalobos, todos los grupos grandes».

Añadió que «la parte administrativa la hacían Sánz y Osuna, yo no me metía. Ellos me traían, yo firmaba por una cuestión de confianza».

Cómo llamaba a su área


Describió que «Villalobos ha entrado, ha roto, en la oficina mía, en vivienda, en el Ministerio, como otros coordinadores. Los de agrupaciones nacionales lo mismo. El mediador siempre fui yo. El trato era calmarlos, apaciguarlos, ir por el camino del diálogo y nunca avanzar hacia las consecuencias que hemos tenido».

En ese contexto agregó, dirigiéndose a los jueces: «¿Saben cómo le decía al área mía? El área de los enfermos mentales. Venían a cortarme la calle capaz por dos programas de 5 mil pesos».

Luego reiteró que «nunca estuve abocado a lo administrativo. Me fui enterando en las audiencias el trato que tenía Sánz con el ministro» Abel Di Luca, también imputado. «Creía que el trato lo tenía que tener yo», dijo.

Di Luca, Soiza, Sánz, Osuna y el exdirector de Coordinación Tomás Siegenthaler están acusados de ser jefes de la asociación ilícita.

Lo que viene en la causa


Las próximas novedades de la causa se producirán el lunes, cuando un Tribunal de Revisión determine si confirma o no los embargos e inhibiciones dictadas sobre los bienes de los imputados.

Y en enero, se revisará otra vez la prisión preventiva de Soiza y Osuna, y la domiciliaria de Sánz.

La fiscalía pidió y obtuvo una ampliación del plazo de investigación por ocho meses, por lo que hasta julio del 2024, el trabajo será muy técnico y puertas adentro.


Comentarios