Una defensora oficial denunció una golpiza a un detenido en un calabozo de Bariloche

Fue en una audiencia de formulación de cargos. Blanca Alderete justificó la ausencia de su defendido alegando que está internado en el hospital Ramón Carrillo.

Este viernes estaba prevista la audiencia de formulación de cargos por la tentativa de robo al supermercado Todo del kilómetro 3,800 de la avenida Bustillo ayer por la madrugada. Sin embargo, uno de los imputados, Ezequiel Santos González, no concurrió «por motivos médicos«, informó su abogada defensora Blanca Alderete.

La defensora oficial relató que ayer cuando se comunicó con la Comisaría 27 para pedir el traslado del muchacho a Tribunales en la mañana de este viernes para la audiencia, le informaron que lo habían trasladado al hospital Ramón Carrillo donde permanece internado.

«Sucede que tuvo un accidente de tránsito tiempo atrás y tenía 25 puntos. A partir de una golpiza que recibió en el calabozo en las últimas horas, esos puntos se abrieron. Por eso lo llevaron al hospital: por una herida expuesta», manifestó Alderete al juez Víctor Gangarrosa.

El fiscal Tomás Soto señaló que «si es cierto -o no- que fue golpeado por la policía deberá ser investigado. También es cierto que saltó un paredón de 2,40 metros«. Solicitó la prórroga de su detención hasta que esté en condiciones de participar de la próxima audiencia judicial ya que el joven enfrenta otra causa por homicidio culposo en un accidente de tránsito el 14 de diciembre pasado.

Alderete recordó que «una vez que un detenido ingresa en una comisaría, hay un certificado médico que establece que no tiene lesiones».

En diálogo con RÍO NEGRO, la abogada aseguró que «están averiguando lo ocurrido»: «Una de las personas que estaba en la misma celda fue quien nos comentó lo ocurrido. El fiscal podría intervenir de oficio o bien Santos González podrá denunciarlo cuando se recupere».

El hecho ocurrió en la madrugada del jueves cuando personal de una estación de servicio se comunicó al 911 para advertir sobre la presencia de personas en actitud sospechosa.

Según la acusación fiscal, Santos González y Antonio Oyarzún intentaron apoderarse de elementos del establecimiento comercial ubicado en el kilómetro 3,800 de la avenida Bustillo. «Escalaron un cerco perimetral de 2 metros de altura, forzaron la puerta trasera del local, la deformaron e intentaron apoderarse de un cajón de cervezas. El accionar no pudo se concretado por el rápido accionar policial que los detuvo y un tercero escapó», especificó el fiscal Gerardo Miranda. En las inmediaciones, la policía encontró el cajón de bebidas y un cuchillo.

El juez dispuso un plazo de dos meses para la investigación. A diferencia de Santos González, Oyarzún no quedará detenido pero deberá informar su domicilio y no podrá acercarse ni al supermercado, ni al personal a menos de 500 metros.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios